Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 

Feb 2020
MoTuWeThFrSaSu
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29  








www
Portada:: Iglesia América:: Un acercarse a los pobres a la luz de Puebla

5 / 5 (4 Votos)




Un acercarse a los pobres a la luz de Puebla

Prensa CELAM
Tue, 10 Dec 2019 23:36:00

Las reuniones mensuales de Ejecutivos y Directivos, son una práctica de trabajo que permite revisar, socializar, articular, evaluar y consolidar planes de trabajo y eventos. Por ello mensualmente se tiene dicha reunión normalmente la última semana de cada mes.

En ella participan los responsables de Secretaría General, el Secretario General y el Secretario adjunto, los Secretarios Ejecutivos y los Directores de las escuelas del centro de formación, Cebitepal.

Cada reunión contiene una agenda que combina las temáticas de trabajo desde el Plan Global, en este caso, del cuatrienio 2015-2019.

Como este año se cumplió el 40 aniversario de la III Conferencia de los obispos latinoamericanos realizada en Puebla México en 1979, la agenda propuso para la mañana del primer día de reunión una jornada de acercamiento y reflexión de lo que fue la Conferencia y el Documento de Puebla.

Para esta parte terminada la Lectio Divina, El Padre Rigoberto Pérez, de Guatemala, presentó los “Aspectos generales de Puebla”. A continuación el Sacerdote colombiano Leonidas Ortíz, estuvo a cargo de la incidencia de puebla en Latinoamérica y la Iglesia. Posteriormente el Padre Rubén Pérez Rubio de México, responsable de la organización de la reunión mensual, abrió un conversatorio sobre lo presentado y para profundizar en el legado de esa Tercera Conferencia que abordó la realidad Latinoamericana del momento, iluminándola desde la Palabra de Dios para proponer una práxis Pastoral y Evangelizadora.

Puebla había sido programada para el segundo semestre de 1978, pero el fallecimiento en esas fechas del Papa Pablo VI y de Juan Pablo I, hizo que esa Conferencia se se celebrara con Juan Pablo II a la cabeza, los primeros meses de 1979.

Puebla aborda “La Evangelización en el presente y el futuro de América Latina”. Retoma lo propuesto en la Conferencia de Medellín y aplica la “Evangelli Nuntiandi” promulgada por Pablo VI.

La Iglesia latinoamericana después de analizar la realidad del Continente e iluminarla, muestra los caminos seguir en la tarea de la Evangelización. Así mismo hace la opción preferencial por los pobres, la opción preferencial por los jóvenes y abre el camino al diálogo inter-religioso, en una sociedad plural.

Desde este panorama al ver la realidad del presente, se descubre claramente que Puebla sigue siendo actual después de 40 años con escenarios propios del momento, y desde realidades del pasado que se han perpetuado. En este sentido los “rostros sufrientes de Cristo”, están a la vista, aunque estos como dijera el Papa Francisco, sean cubiertos con nuestra indiferencia y la de las sociedades y sistemas de hoy.

La tarde del 26, como ya se informó, fue dedicada a recorrer algunas calles de Bogotá para ir al encuentro de los “habitantes de la calle”, son los nuevos pobres en las ciudades, además de los millares de campesinos pobres en el campo.

En nuestras ciudades son los sin techo, sin tierra y sin trabajo, que habitan en la calle, sin recursos, sin servicios, sin derechos, sin dignidad y agredidos constantemente por nuestros sistemas. Algunos son los “desterrados de su propia tierra y ciudad”, otros son migrantes desterrados de sus países por razón económica o situación política. Unos han caído en la indigencia, y han quedado atrapados en los llamados «vicios» promovidos por los mercados legales e ilegales, pero al fin de cuentas dañinos y en contra de la vida y de la dignidad humana. De cualquier manera, se han quedado sin nada, otros viven con sus familias a la interperie y sobreviven como pueden, otros han sido atrapados por diferentes estructuras que comercian con la necesidad, el abandono, la soledad,  el dolor y el hambre.

Algunos solo piden una bendición para sentirse confortados en la dureza, otros claman justicia social y económica, aunque en realidad todos la necesitan, otros con   gran sencillez buscan también un “café” que les caliente el estómago.

El peso del abandono y la carencia hace que duerman en cualquier esquina y que sean despertados por toques eléctricos por cualquier seguridad que despeja el área. De cualquier manera están en la mira de la sospecha y la agresión.

Y ahora sigo el relato informativo en primera persona, Fray Ñero (compañero) dirige la caminada, reparte los panes y los llama. Una habitante de calle con sus compañeros reparten el café, el resto escuchamos el dolor y la pena, la palpamos y ayudamos silenciosamente con algún gesto de cariño y humanidad. Es Cristo el que muestra su rostro, es Cristo el que está hablando, decimos. Son las periferias sociales, existenciales y económicas en el pleno centro de nuestras poblaciones. El Padre Ñero ha creado la fundación “Callejeros de la misericordia” como espacio y herramienta de trabajo para atenderlos.

Al final del día volvemos al convento franciscano y a la comunidad de los Hermanos Menores de San Francisco, que son la comunidad de Fray Ñero, con ellos compartimos un momento de fraternidad. Al día siguiente oramos desde la desolación y la pregunta desértica de ¿Y ahora qué?, para continuar con los asuntos del trabajo programados en la agenda el resto del día.

El tercer día volvemos a adentrarnos en Puebla, y nos dirigimos a “Ciudad Bolivar”, una de las zonas de más violencia, abandono y pobreza en el sur, ubicada al final de Bogotá, Suacha y Bosa. Allí viven miles de desplazados por la guerra que ha sufrido Colombia y que han llegado de distintas regiones. Visitamos algunas familias, desde la casa de la comunidad de las “Hermanas Juanistas” que han arrendado una casa en la que han establecido una presencia entre la gente. “Aquí no se puede hacer mucho de lo que una está acostumbrada por la situación de peligro que impera, pero estamos aquí presentes como signo de cercanía y escucha”, _dice una de las hermanas_ explicando el sentido de la Misión en aquel lugar.

En el recorrido por la vecindad, pasamos frente a la casa de un padre que vive en una casa sencilla como todas las del barrio, se levanta muy temprano a su trabajo de hacer leche de Soya y venderla, para tener algo de que vivir y el resto del día dedicarse a las tareas pastorales, a él no lo encontramos, andaba en sus ocupaciones. La actividad termina después de que compramos comida y comemos con un grupo de vecinos, entre ellos varios niños, que apenas hemos conocido y a quienes sentimos como nuestros verdaderos hermanos. Nos despedimos impartiéndonos la bendición mutuamente y bendiciendo la localidad.

Al final de todo, volvemos a nuestra sede al caer la tarde y la repuesta sobre la pregunta ¿y ahora qué? queda en camino. Una conclusión es realmente clara: Puebla sigue vigente, y sigue vigente para todos.






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO




SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com