Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Nov 2017
MoTuWeThFrSaSu
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Iglesia en España:: Conferencia Episcopal Española:: Los obispos recuerdan a los conductores la obligación de hacer un buen uso de la carretera




Los obispos recuerdan a los conductores la obligación de hacer un buen uso de la carretera

 
Sat, 05 Jul 2014 08:59:00

Con el lema “Jesús se acercó y se puso a caminar con ellos”, el próximo domingo, 6 de julio, festividad de San Cristóbal, patrono de los conductores, se celebra la Jornada de Responsabilidad en el Tráfico. Con este motivo, los Obispos de la Comisión Episcopal de Migraciones de la CEE han hecho público un mensaje en el que saludan “a todos aquellos cuya vida y actividad están relacionadas con la carretera” como “taxistas, conductores de autobuses, de autocares, de ambulancias, bomberos, guardia civil, policía de tráfico, cofradías de San Cristóbal, asociaciones de transportistas”. También se dirigen “a las personas que pasáis cada día buena parte de vuestro tiempo al volante, así como a todas las personas que, para ir al trabajo, tenéis que desplazaros: que la paz y la bendición del Señor estén siempre con vosotros”.

En alusión al lema de la Jornada, explican que está “tomado del Evangelio de San Lucas y hace referencia al camino que hizo Jesús con dos de sus discípulos en la tarde misma del primer día de Pascua”. Así, invitan a todos “a veros reflejados en este episodio del camino de Emaús. Todos pasamos parte de la vida en el camino; vosotros, más en la carretera. Como los dos de Emaús, en su camino de ida, podemos pasar por momentos de desánimo, de tristeza, de honda preocupación, de falta de esperanza de huida; o de mal humor.

En ese camino otros nos alcanzan o los alcanzamos, o nos cruzamos con otros que van o vienen. Es interesante preguntarnos cómo los vemos y cómo los tratamos. Frente al comportamiento, a veces agresivo, otras competitivo y, en la mayoría de los casos, indiferente, se impone la acogida, la cordialidad, la escucha, el diálogo, la ayuda mutua, el aprender los unos de los otros. Ser conscientes de que nadie puede sernos indiferente y menos enemigo o rival. Que de todos podemos aprender algo y que a todos podemos serles útiles en el camino”.

Señalan que la “posibilidad de que el camino o la carretera nos sirva de medio de transformación de nuestra vida, de nuestro estado de ánimo, de nuestros comportamientos o modales, está siempre en nuestra mano, en la medida en que sepamos adoptar con los demás comportamientos parecidos a los dos de Emaús con el caminante desconocido: acogida, escucha, diálogo, actitud de aprender, invitación a compartir mesa y techo, si el otro lo necesita”.

“Los creyentes, prosiguen, tenemos, además, una obligación especial de adoptar estos comportamientos con el hermano en camino por tres razones: porque el Señor así lo hizo y lo sigue haciendo, porque Él se identifica con todo caminante o peregrino necesitado y porque nos ha mandado hacerlo como Él lo hizo y hace”. Así, “cualquier circunstancia de nuestra vida, también la carretera, el coche, el autobús, el trabajo profesional ligado a la carretera, también el accidente sufrido o vivido como testigo, es lugar de encuentro con el Señor”.

“Hacer el camino con Jesús, dicen, nos lleva a aceptar a los otros como hermanos. Por eso, cuando nos ponemos al volante, debemos respetar a los demás conductores y tratar a los demás como yo quiero que me respeten y traten. Mejor aún, como el Señor me trata a mí. No puedo olvidar las normas de cortesía, y menos la caridad para con el prójimo, solo porque voy al volante”. Reconocen que “todos podemos, en un determinado momento, cometer alguna infracción, pero eso no me tiene que autorizar a insultar al otro”.

Afirman que “todos estamos obligados a hacer un buen uso de la carretera y cumplir las normas de circulación. Su incumplimiento conlleva una sanción. Pero puede tener también consecuencias morales, a veces graves, cuando, sin razones proporcionadas, se ha obrado de manera que se ha seguido daño a otras personas o bienes. Dejémonos acompañar por el Señor como amigo y maestro, en nuestro camino; escuchemos su palabra, acojamos su don. Cambiarán nuestra vida y nuestro comportamiento con cuantos nos encontremos en el camino”.

Manifiestan su alegría “por el gran descenso de accidentes y víctimas mortales que estamos viviendo en los últimos años: 1.128 muertos en el año 2013, que lo convierte en el de más baja siniestralidad desde 1960, cuando se empezaron a contabilizar los accidentes de tráfico. Pero una sola vida humana que se pierda por un accidente es siempre importante. Cada muerto en nuestras carreteras no es una cifra, es una persona con nombre y apellidos, padres, esposos, hijos, y deja en su entorno mucho dolor y un gran vacío. No podemos bajar la guardia. Durante la Semana Santa de este año 2014, 35 personas perdieron la vida en accidentes de circulación, 11 más que el año pasado, además de los heridos graves. Seamos prudentes y responsables de nuestra vida y de la vida de los demás”.

Concluyen encomendando a “todos los que vivís vinculados a la carretera, por profesión, por oficio, por necesidad o por razones de descanso, ocio o turismo” a la protección de la Santísima Virgen, y a San Cristóbal.





Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com