Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Nov 2017
MoTuWeThFrSaSu
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Colaboraciones:: La Columna:: Ver y Creer: “Como en los tiempos de Noé”

5 / 5 (16 Votos)



Ver y Creer: “Como en los tiempos de Noé”

 
Sat, 13 Aug 2016 20:54:00

 

La noticia del 16 de agosto de este año 2016 informando que la administración del presidente de EEUU, Barack Obama, financiará experimentos de híbridos de seres humanos y animales, además de aberrante nos recuerda el texto del Evangelio: "Como sucedió en los días de Noé, así será también en los días del Hijo del hombre" (Lc 17,26).

El texto de Lucas hace referencia al capítulo seis del libro del Génesis, un texto misterioso que describe una decepción de Dios tras haber creado a la humanidad, texto que menciona a unos personajes -los Nephilim- que aunque atrayentes, no son el centro del relato, como lo es una maldad surgida en el hombre: "Cuando la humanidad comenzó a multiplicarse sobre la haz de la tierra y les nacieron hijas, vieron los hijos de Dios que las hijas de los hombres les venían bien, y tomaron por mujeres a las que preferían de entre todas ellas. Entonces dijo Yahvé: «No permanecerá para siempre mi espíritu en el hombre, porque no es más que carne; que sus días sean 120 años». Los nephilim existían en la tierra por aquel entonces (y también después), cuando los hijos de Dios se unían a las hijas de los hombres y ellas les daban hijos: estos fueron los héroes de la antigüedad, hombres famosos. Viendo Yahvé que la maldad del hombre cundía en la tierra, y que todos los pensamientos que ideaba su corazón eran puro mal de continuo, le pesó a Yahvé de haber hecho al hombre en la tierra, y se indignó en su corazón. Y dijo Yahvé: «Voy a exterminar de sobre la haz del suelo al hombre que he creado -desde el hombre hasta los ganados, las sierpes, y hasta las aves del cielo- porque me pesa haberlos hecho». Pero Noé halló gracia a los ojos de Yahvé" (Gn 6,1-8).

¿Quiénes fueron los nephilim? De su existencia como raza de gigantes que vivió antes y después del Diluvio dan cuenta varios textos sagrados: "Hemos visto también gigantes, hijos de Anac, de la raza de los gigantes" (Num. 13,33); "Su lecho es el lecho de hierro que se haya en Rabá de los amonitas, de nueve codos de largo por cuatro de ancho" (Deuteronomio 3,11); "¿Acaso no mató de joven al gigante, y quitó el oprobio del pueblo, lanzando la piedra con la honda y abatiendo la arrogancia de Goliat?" (Eclesiástico 47,4); "Allí nacieron los famosos gigantes de antaño, de gran estatura y diestros en la guerra. Pero no los eligió Dios ni les enseñó el camino de la ciencia; y perecieron por no tener prudencia, por su locura perecieron" (Baruc 3,26-28); "Ya en los comienzos, cuando los soberbios gigantes perecían, la esperanza del mundo se refugió en una balsa que, piloteada por tu mano, legó al mundo una semilla de vida" (Sabiduría 14,6). Además de la Escritura sagrada, la Tradición también refiere la existencia de gigantes, como lo hace san Agustín: "No hay inconveniente en admitir que nacieran gi­gantes" (La ciudad de Dios Libro XV Cap. XXIII). Agrega que "No hay duda que antes del Diluvio hubo muchos gigantes, y que éstos fueron ciudadanos de la sociedad terrena de los hombres" y añade: "No porque fueran todos gigantes, sino porque hubo muchos más entonces y en los tiempos que sucedieron después del Diluvio; los cuales quiso crear Dios para manifestar su omnipotencia".

La mención de los nephilim en el capítulo seis del Génesis simplemete es una referencia del tiempo en el que la humanidad cometió el más grave atentado contra sí misma. Para evitar el desastre, Dios envió un Diluvio que exterminara a los seres nacidos de la mezcla entre los "Hijos de Dios" y las "Hijas de los Hombres", al mestizaje que obraba puro mal por carecer del espíritu de Dios.

¿Quiénes fueron los mestizos? El Génesis también advierte sobre el peligro que Dios vio venir con el surgimiento de este mestizaje: "Cuidado, no alargue su mano y tome también del árbol de la vida y comiendo de él viva para siempre-. Así que lo echó Yahvé Dios del jardín de Edén" (Gn 3, 22-23). Aquellos mestizos, pues, no fueron seres venidos al mundo por el plan creacional divino sino por la mano humana. Los "Hijos de Dios" somos la humanidad rescatada del Diluvio, pero las "Hijas de los Hombres" habrían sido mujeres elaboradas que engendraron seres sin alma que solamente obraban el mal.

¿Estaremos ahora ante la repetición del atentado que quiso perpetrar la humanidad antediluviana comiendo del Árbol de la Vida en los tiempos de Noé, igual que hoy sucede -como ya sabemos- en Estados Unidos…?






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com