Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
Dec 2018
MoTuWeThFrSaSu
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            


 
http://www.holyart.es



www
Portada:: Cultura:: Historia:: La donación de la isla de Malta a los sanjuanistas creó la leyenda del halcón maltés, que John Huston llevó al cine

5 / 5 (4 Votos)


CAMINEO.INFO.-


La donación de la isla de Malta a los sanjuanistas creó la leyenda del halcón maltés, que John Huston llevó al cine


LUISA IDOATE / EL CORREO DIGITAL
Thu, 06 Aug 2009 16:01:00

CAMINEO.INFO.- El halcón maltés que persigue Humphrey Bogart en la película homónima de John Huston existió. Era el regalo que los caballeros de San Juan enviaban anualmente al emperador Carlos V por haberles cedido la isla de Malta en 1530. Dicen que el primero fue de oro. Dashiell Hammett lo mitificó en una de sus novelas, recubriéndolo de piedras preciosas y dejando que lo robaran unos piratas en 1539. Cuatrocientos años después, el escritor lo hace reaparecer en la ciudad de San Francisco para que vividores, traficantes y detectives como Sam Spade maten y mueran por él. Aunque, al final, descubran que sólo está hecho «del material con que se fabrican los sueños», una frase tomada de 'La tempestad', de William Shakespeare.

Los Caballeros de San Juan sí son reales. Surgen del monasterio benedictino de los comerciantes de Amalfi, fundado en Jerusalén en 1048 para acoger peregrinos. En 1113, el Papa Pascual II confirma la regla de la orden religiosa, que se convierte en militar y cambia de sede según el avance musulmán. Se establecen en San Juan de Acre (1191), Chipre (1291) y Rodas (1308), de donde les echa Solimán II. Ante tanto vaivén, Carlos V les otorga como sede definitiva la isla de la que toman el nombre: Caballeros de Malta.

Aunque agradeciesen el regalo imperial con el famoso halcón, a los sanjuanistas nunca les gustó Malta: carecía de agua y comida, y era vulnerable. Lo demostró el asedio turco de 1565 que les costó el fuerte de Sant'Elmo, por lo que el Gran Maestre Jean de la Vallette levantó una fortaleza imbatible asomada al Grand Harbour, el mejor puerto natural de Europa. Así nació la capital de Malta, La Valletta. Con diseño de Francesco Laparelli y Girolemo Cassar, y unas «malditas escaleras» que exasperaron a Lord Byron. El Palacio del Gran Maestre almacenó 25.000 armas y corazas; la Biblioteca Nacional custodió los 'Processi Nobili' que demostraban el origen noble de cada caballero; y la Sacra Infermería dio cama a cualquier paciente, aunque fuera prisionero.

Los hospitalarios, como también se les llama, eran monjes guerreros: vívían para la oración y la espada. En la vida diaria, usaban hábito negro con cruz blanca; en la batalla, un sobretodo rojo con cruz blanca sobre la coraza. La iglesia de San Juan Bautista, en La Valle-tta, fue su santuario. En ella echaron el resto. Es la concatedral de Malta, la diseñó Girolemo Cassar y está decorada hasta la extenuación. Tiene una nave central de 57,6 metros de longitud y 36 de anchura, un altar principal de mármol y lapislázuli, y 375 tumbas de grandes maestres y caballeros sanjuanistas tapizando el suelo con ostentosas lápidas de mármol.

En Malta también están los restos neolíticos más antiguos del mundo. Son los cuatro templos de Tarxien, del 3000 antes de Cristo (aC), donde se halló incompleta una diosa de la fertilidad de 3 metros de altura. Y los de Hagar Qim (3000 aC), con losas de 7 metros de altura y 20 toneladas de peso, donde se encontró la Venus de Malta. En cambio 'la dama durmiente' se descubrió en el hipogeo de Hal Saflieni (3300- 1800 aC), el laberíntico complejo de Paola, a 12 metros de profundidad, que contiene un cementerio con restos de 7.000 personas y sólo se visita con reserva previa.

A los malteses les divierte ver a los visitantes perderse por las carreteras locales mientras buscan las profundas rodadas de carros de Clapham Junction, al sur de la isla. Son 26 pares verticales, atravesados por un par horizontal. Para unos arqueólogos, son las huellas de los carretones de transporte de la Edad de Bronce (2500 aC); otros las fechan en el neolítico, y algunos las sitúan en la romanización. Cerca de ellas, los vertiginosos acantilados de Dingli ofrecen caídas de 260 metros. Allí nadie ha visto al halcón maltés, aunque algunas tiendas de souvenirs lo tengan en sus estantes.






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com