Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Dec 2017
MoTuWeThFrSaSu
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Reflexión en libertad:: César Valdeolmillos Alonso:: Blanco sobre negro

5 / 5 (2 Votos)



Blanco sobre negro

 
Mon, 27 Feb 2017 11:35:00

 “Los hombres construimos demasiados muros y no suficientes puentes”

Isaac Newton

Matemático y físico británico

 

 

NEGRO

Los dirigentes políticos españoles, no entienden —o no quieren entender— el mensaje que reiteradamente han recibido de los electores en los últimos comicios celebrados. El mismo que probablemente recibirían si se volvieran a celebrar:

  • Diálogo sincero y constructivo sin imposiciones:
  • Comprensión y ánimo para entender los argumentos expuestos por el interlocutor.
  • Generosidad para ceder y acortar distancia en aquello que les separe, hasta encontrar el punto de encuentro en el que poderse dar la mano.
  • Espíritu abierto que excluya dogmatismos rancios, superados hace muchos años por la inmensa mayoría de los españoles.

Es decir: ser herederos del espíritu y voluntad del 78, expresados libre y legítimamente, por el pueblo español. Espíritu que eliminó cualquier otra herencia recibida con anterioridad a aquel sufragio.

Claro que para ello hay que ser verdaderos patriotas —que no es lo mismo que patrioteros— como lo fueron aquellos, que en situación tan compleja y delicada como en la que nos encontrábamos inmersos durante los años que duró la transición tuvieron la generosidad de renunciar a otros presupuestos que no fuesen los de servir, y no servirse, de las necesidades del pueblo español.

Pienso, si es que nuestros políticos piensan que los españoles somos gilipollas, cuando, con gran aspaviento, reclaman del adversario diálogo, y al mismo tiempo se afirma con gran rotundidad, que al gobierno ni agua, argumentando que el cometido de la oposición, no es poner remiendos a sus extravíos, porque son su alternativa y que lo que hay que hacer es desmontar sus políticas.

Y así llevamos cuarenta años que nos han llevado a ostentar el triste privilegio de estar en la cabecera del abandono escolar, en el índice de parados, de falta de inversión en investigación y desarrollo, de emigración de licenciados en busca de un puesto de trabajo, de empleo temporal y mal remunerado, y una profunda carencia de expectativas de futuro.

-      Usted apruebe, que ya lo derogaremos nosotros cuando lleguemos al gobierno.

Estos comportamientos políticos, naturalmente producen una gran incertidumbre e inestabilidad jurídica, y me pregunto yo, si esta situación puede animar a alguien a invertir en nuestro país.

Las consecuencias de estos sectarismos, de esta inmadurez política, no la sufren después sus protagonistas, que para el beneficio que su labor produce al país, están excelentemente pagados, sino los pobres mileuristas y eso teniendo suerte.

Y es que lo que a España la hace diferente es que aquí los pirómanos le dicen a los bomberos cómo se apaga un fuego y los ateos dan lecciones de cómo ha de celebrarse el sacrificio de la misa.

El que el PSOE, que proclama que es una socialdemocracia moderna, manifestara hace algo más de dos semanas que considera urgente desenterrar a Francisco Franco, pone de manifiesto que es un partido desorientado, sin timón, ni timonel; sin brújula, ni cuadrante, y que se agarra desesperadamente a un pasado ya rancio e irreversible para justificar su presencia, porque cuando cayó el muro de Berlín, todo su argumentario doctrinal saltó por los aires como las torretas de los vopos que lo vigilaban y todos pudieron contemplar la desnudez ideológica que anidaba en su interior. Un desabrigo, del que por su indigencia intelectual, no pudiera mostrar otro razonamiento que el “No, es no”.

La insolvencia política de la izquierda actual, se limita a ofrecer solamente una actuación negativa: deshacer todo lo que haya hecho la derecha y sacarla del gobierno de las instituciones.

Pero ¿Qué ofrece a cambio que pueda ilusionar? ¿Confrontación? ¿El retorno a un ayer periclitado? ¿Abrir nuevamente las heridas que en la transición decidimos suturar, para que vuelvan a sangrar nuevamente? ¿Revivir el dolor y perpetuar eternamente el drama entre hermanos?

Qué poco podía imaginar el dictador, que después de apagada su estrella, iba a iluminar con tanta fuerza y mostrar el camino a aquellos a quien oscureció durante tantos años.

 

BLANCO

Por aquello de la noche de los Oscar, he vuelto a ver aquella maravillosa cinta de José Luis Garci, ganadora del Oscar a la mejor película de habla no inglesa en 1982, “Volver a empezar”. Una producción hecha en honor de todos aquellos jóvenes que en los años treinta, se vieron obligados a exilarse.

En ella Garcí, aborda el drama de todos aquellos, que con motivo de la guerra civil tuvieron que abandonar el suelo que les vio nacer, en el que jugaron siendo niños y en el que descubrieron como se desboca el corazón ante el primer amor.

El núcleo central de la obra, es el mismo al que continuamente se remite la izquierda española, pero en su planteamiento, no encontramos el menor atisbo de resentimiento, de odio, ni revanchismo. Por el contrario, hay un reconocimiento expreso al deseo de reconciliación de los españoles, cuando a la llamada del Rey, el protagonista resalta la importancia de su labor en el deseo de que los españoles vuelvan a ser todos uno.

De los personajes fluye constantemente el amor; el amor de juventud cuya llama jamás se extinguió, el amor al equipo de futbol en que cada domingo, el protagonista se dejaba la piel, el noble sentimiento de la amistad profunda y entrañable del amigo nunca perdido; el reencuentro con aquellos rincones de cada uno de los cuales emana una vivencia, un pasado, un sentimiento, una emoción.

La película desprende humanidad en cada una de sus escenas y de cada uno de sus personajes principales. Y lo hace sin pudor, sin quedarse en el umbral de los sentimientos, sino abrasándose en ellos, tanto, que lo más expresivo en la exposición de cada uno de los protagonistas, no son las palabras. Detrás de cada mirada, de cada gesto, fluye todo un universo de recuerdos, de vivencias, de sueños, y de melancolía por los proyectos no hechos realidad.

Los personajes no incitan al desquite, ni la represalia: Siguen amando aquello que amaron en su juventud y aman incluso, con la fuerza y la serenidad que proporciona la madurez.

Aman con la inmensa fuerza de un saber irse, dándolo todo: hasta la muerte.






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com