Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 

 

 

 

 
Nov 2022
MoTuWeThFrSaSu
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        

   


www
Portada:: Reflexión en libertad:: Diego Quiñones Estévez:: El genocidio poblacional neomalthusiano del siglo XXI.

5 / 5 (6 Votos)




El genocidio poblacional neomalthusiano del siglo XXI.

Tue, 11 Jan 2022 12:34:00
 

CAMINEO.INFO.-

Para los transhumanistas y posthumanistas, ultrapromotores neomalthusianos del control genocida de la población mundial, los seres humanos constituyen un cáncer que hay que extirpar ya que invade toda la Tierra con la superpoblación, destruyendo la naturaleza del verde ecologismo radical estatalista.

Los transhumanistas y posthumanistas neomalthusianos, forman parte de las élites globalistas del Nuevo Orden Mundial, élites gubernamentales y estatales, cientificistas y tecnócratas, tecnológicas e incluso pseudorreligiosas de las sectas sincréticas de la nueva era y de la luciferina masonería anticatólica y antihumana.

Con la trágica y letal pandemia del coronavirus COVID-19, estamos asistiendo a la obsesión tiránica de imponer una reducción poblacional genocida de las personas con la imposición mundial del falso e inicuo pseudoderecho al aborto, que, en el año 2021 ha sido la primera causa de muerte, genocida, en el mundo con 42,6 millones inocentes asesinados dentro o fuera del seno materno.

A las cifras del terror legislado del aborto, habría que añadir a las cifras que se nos ocultan y desconocemos, de los asesinatos encubiertos, camuflados por las leyes de la eutanasia y del suicidio asistido, que no es sino suicidio inducido por el terror médico-sanitario de los estados totalitarios en las decadentes y degeneradas democracias.

Lo acontecido hasta el momento, no es nada nuevo, porque se venía maquinando desde siglos atrás, hasta alcanzar la actual perfilación demoníaca que fue en el siglo de los crímenes de lesa humanidad, por iniciativa del terrorismo de estado, nazi, fascista, socialista y comunista, el siglo XX.

Algunas no ejemplarizantes, por inmorales e inhumanas, opiniones de líderes o personajes del siglo XX, nos sirven de prueba irrefutable para demostrar a lo que nos han conducido. En 1987, quien fuera presidente de otra estructura de poder para el control global de la población, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF: Word Wildlife Fund), el fallecido duque de Edimburgo, esposo de la reina Isabel II del Reino Unido, el príncipe Felipe (1921-2021), manifestaría lo que sigue, muy en sintonía con el neomalthusianismo del herético sincretismo de la nueva era y la diabólica masonería anticatólica y antihumanidad:

En el caso de que fuera a reencarnarme, me gustaría volver como un virus mortal, con el fin de poder contribuir a resolver el problema de la superpoblación[1].

En la misma onda expansiva de inmoralidad ecológico-panteísta contra el ser humano, el que fuera antropólogo y líder del activismo social-político anarquista, David M. Graber (1961-2020), elogiando un ensayo sobre el catastrófico calentamiento global, que no sucedió ni en las décadas del 70 al 90 del siglo XX, ni en el siglo XXI, un ensayo del medioambientalista Bill McKibben (1960), nos soltó:

Hasta que llegue un momento en el que el Homo sapiens decida reintegrarse con la naturaleza, algunos de nosotros sólo podemos confiar en que aparezca el virus adecuado[2].

A todas las élites del Nuevo Orden Mundial, habría que preguntarles: ¿Cuántos virus mortales y adecuados han proyectado para el control global genocida de la población mundial?



[1] Príncipe Felipe, prólogo a IfI Were an Animal (Si yo fuera un animal), Nueva York: William Morrow, 1987. Citado en el libro de Epstein, Alex, “Ganarse el futuro”, La Cuestión moral de los combustibles fósiles, Cap., 9, p. 326, Ediciones Deusto, Barcelona 2021.

[2] David M. Graber, Mother Natura as a Hothouse Flower: “The End of Nature”, by Bill McKibben (La madre naturaleza, una flor de invernadero: “El final de la naturaleza” de Bill McKibben), Los Ángeles Times, 22 de octubre de 1989.

Citado en el libro de Epstein, Alex, “Ganarse el futuro”, La Cuestión moral de los combustibles fósiles, Cap., 9, p. 326.327, Ediciones Deusto, Barcelona 2021.









SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com