Portada:: Reflexión en libertad:: Pedro Luis Llera Vázquez:: El Cristo de Monteagudo

     





5 / 5 (11 Votos)


   

CAMINEO.INFO.-

El Cristo de Monteagudo

 
Mon, 15 Feb 2010 16:58:00

CAMINEO.INFO.- Bienaventurados seréis cuando los hombres os odien, cuando os expulsen, os injurien y proscriban vuestro nombre como malo, por causa del Hijo del hombre. Alegraos ese día y saltad de gozo, que vuestra recompensa será grande en el cielo. Pues de ese modo trataban sus padres a los profetas. (Lc. 6).

En Murcia, don José Luis Mazón – abogadoél – parece ser que quiere que retiren la estatua del Sagrado Corazón de Jesús del pueblo de Monteagudo. Su demanda dice estar "apoyada en la fuerza de la luz de la razón frente al poder decadente del oscurantismo que niega la supremacía de la razón" (don José Luis dixit). Le estorba la estatua que preside lo alto de una peña porque estropea el castillo árabe en el que se ubica esa imagen del Sagrado Corazón. Lo que pasa es que el cabreo de la buena gente de la pedanía murciana es de aúpa.Y no les falta razón porque ese Sagrado Corazón dicen que forma parte de la idiosincrasia del pueblo: de su paisaje, de su historia, de los valores que han conformado el carácter del pueblo.

El señor José Luis Mazón es buena muestra del laicismo cristofóbico que caracteriza al progresismo español en el poder. Es de los que propugnan que la religión y sus símbolos deben desaparecer de la vida pública. Los cristianos deben aprender "que los símbolos de sus privadas creencias" (cito textualmente al señor Mazón en un artículo suyo publicado en La Verdad de Murcia) sólo se deben exhibir "en sus lugares de culto, en sus domicilios, o sobre sus propios cuerpos, pero el espacio público es sagradamente neutral" (lo de "sagradamente" no deja de resultar sarcástico). Según este iluminado de la diosa Razón, la fe debe quedar relegada a lo privado. Y apelando como fuente de autoridad histórica al señor Amenábar y a sus película Ágora (que manda narices), nos pinta a los cristianos como fanáticos irracionales y peligrosos integristas dispuestos a apagar el faro de la razón que es el único que nos debe iluminar.

Lo que ocurre en Monteagudo, según este "iluminado" es un nuevo capítulo de la lucha "entre la racionalidad que encabezó y triunfó en la Revolución de 1789 en Francia, y la irracionalidad, la primacía de lo visceral" (cito de nuevo al propio señor Mazón). Se olvida el señor Mazón de que la Revolución Francesa, guiada por esa pura racionalidad que los iluminaba, condujo a la guillotina a miles de franceses. Y es que la razón sin corazón nos hace perder la cabeza, como le ocurre (entiéndase esta vez de manera figurada) a don José Luis.

¿Sabe usted quiénes fueron San Agustín o Santo Tomás de Aquino, señor Mazón? Mire usted: la fe y la razón no están en absoluto reñidas. Le recomiendo que lea el discurso que Benedicto XVI pronunció en la Universidad de Ratisbona. Por cierto, ¿Sabía usted que la Universidad nació en las catedrales europeas varios siglos antes de la Revolución Francesa? Y ¿sabe usted por qué? Pues porque para los cristianos la Verdad es Dios. Y la razón nos permite buscar esa Verdad y cuanto más cerca estemos de la Verdad, más lo estaremos de Dios. Por eso la ciencia y la técnica se han desarrollado en la Europa Cristiana y no en el mundo animista ni en el musulmán ni en el budista. No hay incompatibilidad alguna entre la fe en el Dios de Jesucristo y la razón, como no la hay entre fe y ciencia. La cultura europea, señor Mazón, está secularmente enraizada en la fe cristiana y sigue estándolo: por eso a la gente no le gusta que le toquen las raíces, don José Luis. Y se enfadan como se enfadarían esas buenas gentes si les mentaran a su madre.

Lo que pasa es que la razón sin corazón produce monstruos. Sin sentimientos de compasión y de misericordia, la razón nos puede conducir de nuevo a la barbarie pagana: al aborto, si no se desea al niño o si viene con malformaciones; a la eutanasia, si el enfermo o el anciano ya no es productivo ni sirve para nada. Y así sucesivamente hasta llegar a los campos de exterminio nazi o a los GULAG soviéticos; o, por no salir de casa, a las "checas" de la Segunda República Española. Porque a los nazis y a los comunistas tampoco les gustaba el Sagrado Corazón: les pasaba como a usted, don José Luis. Un comunista chino, hoy en día (no nos vayamos a la historia), ve una imagen del Sagrado Corazón y le da un sarpullido o un ataque de ansiedad. De hecho más de un católico está ahora mismo disfrutando de la hospitalidad de las cárceles chinas por profesar su fe en Jesucristo. Y no pueden quejarse: en muchos países musulmanes, los cristianos son perseguidos y, a veces, asesinados sin piedad (por ejemplo en Irak o en Pakistán o, incluso en Egipto). Le pondré otro ejemplo: en Arabia Saudí los símbolos religiosos cristianos están perseguidos no sólo en los espacios públicos, sino incluso dentro de los propios domicilios de los creyentes. En este país, está prohibido y penado tener una Biblia en casa o dar catequesis a los propios hijos. Yo le recomiendo que huya de esta España oscurantista e irracional y pida refugio con urgencia en ese bonito país de la Península Arábiga, señor Mazón: allí seguro que no le ofenderá ningún crucifijo en las escuelas ni ninguna imagen del Sagrado Corazón en espacios públicos. Sólo le prevengo de que no alardee de agnosticismo o de ateísmo porque allí el nombre de Alá es sagrado y correría peligro de que su cabeza acabara colgando de alguna cuerda.

Como se ve que usted no sabe muy bien lo que representa esa imagen del Sagrado Corazón que bendice al pueblo desde lo alto del monte, se lo voy a explicar, señor Mazón: ese Sagrado Corazón está ahí porque mientras los progresistas, que gobiernan España y que comulgan con sus mismos postulados ideológicos, han enviado al paro a más de cuatro millones de españoles, los cristianos irracionales, oscurantistas y fanáticos, organizan comedores sociales que sufragan con su propio dinero para alimentar a miles de familias que ya no tienen ni para comer. Y eso lo hace en toda España Caritas, que es la Iglesia Católica, señor Mazón: no las casas del pueblo de la UGT ni la logia masónica de guardia. Porque la Iglesia predica la razón del corazón de Jesús, que es misericordia: dar de comer al hambriento, de beber al sediento, acoger al inmigrante y socorrer a los que quedan tirados en las cunetas de la historia sin preguntarles por sus creencias ni por sus simpatías políticas. Manos Unidas o Caritas o los misioneros cristianos, don José Luis, ayudan, socorren y trabajan cada día por la justicia, por la libertad y por la dignidad de los pobres y humillados estén donde estén y profesen la ideología o la religión que sea porque el Corazón de Jesús, que a usted parece ofenderle tanto, les llama a entregar sus vidas por los crucificados que siguen sufriendo hoy en nuestro mundo.
 
La revolución cristiana es la revolución del amor, señor Mazón. El logos de Dios es el amor y lo que nos pide Jesús es que le amemos a usted, don José Luis, aunque usted sea nuestro enemigo declarado. Dicen que tiene usted miedo a la reacción violenta de los católicos. No tema, señor Mazón. Si hubiera dibujado usted una caricatura de Mahoma no le diría lo mismo. Pero nuestra revolución, la de los cristianos, no es política ni ideológica ni violenta. Nuestra revolución pasa por la Cruz de Cristo y por su Resurrección que representa el triunfo del amor sobre el odio; la victoria de la verdad sobre la mentira, de la vida sobre la muerte y de la compasión sobre la crueldad. Nuestras únicas armas son el rosario, la oración y los sacramentos. Nuestra fe se propone (en la plaza pública, a tiempo y a destiempo) pero no se impone. Le recuerdo a usted que Jesús predicó en la calles y en las sinagogas; en los montes y en las ciudades. Y nos pidió a nosotros, su Iglesia, que fuéramos sus testigos en el mundo. Y lo vamos a seguir siendo, señor Mazón. La luz de Cristo está hecha para que alumbre en medio de la oscuridad del mundo, aunque al mundo no le guste que le destapen sus vergüenzas y pretenda apagar esa luz para que no deje al descubierto sus mentiras, su corrupción, su crueldad, su egoísmo y su injusticia. La luz vino al mundo y el mundo no la recibió. Ni quiere recibirla. Jesús predicó el amor y los relativistas de su época, los sabios, los entendidos y los letrados – también abogados iluminados de entonces como lo es usted hoy en día – lo condenaron a muerte y lo crucificaron. Y si volviera a pasearse por Murcia nuestro Señor, seguro que los iluminados, los relativistas y los hedonistas; los de la hoz y el martillo o los del compás y el mandil lo volverían a crucificar. El odio a Dios y la persecución a los cristianos no son nada nuevo en la historia de los últimos dos mil años. Incluso antes de Jesucristo ya mataban a los profetas. Nuestra respuesta, señor Mazón, a las provocaciones y a las persecuciones – no se preocupe usted – no va a ser violenta. No tema. Nuestra mejor manera de seguir las enseñanzas del Sagrado Corazón de Jesús es la santidad. Pero no se engañe a sí mismo: lo que a usted le molesta realmente no es una estatua. Lo que usted odia es a Cristo y a la Iglesia.

Y en los últimos dos mis años – no es por desanimarle a usted – muchos han intentado borrar a Jesucristo y a su Iglesia de la faz de la tierra; muchos mártires han derramado su sangre por hacer presente al Sagrado Corazón de Jesús en la vida pública, en la historia que les tocó vivir. Pero esa sangre de nuestros mártires siempre ha servido para dar más fuerza a la Iglesia y ni los emperadores romanos ni los comunistas ni losiluminados han podido ni podrán apartarnos del amor de Dios. Las persecuciones, las calumnias y las ofensas nos fortalecen: "Bienaventurados cuando os odien, cuando os expulsen, os injurien y proscriban vuestro nombre como malo, por causa del Hijo del hombre". Nadie podrá impedir nunca que el Corazón de Jesús reine en los corazones de su pueblo.


Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com