Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 

Aug 2020
MoTuWeThFrSaSu
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            



 






www
Portada:: Razón y Fe:: Jorge Enrique Mújica, LC:: Juan Pablo II comunicador. Breve repaso por la aportación teoría y práctica de Juan Pablo II en el ámbito de la comunicación en la Iglesia





Juan Pablo II comunicador. Breve repaso por la aportación teoría y práctica de Juan Pablo II en el ámbito de la comunicación en la Iglesia

Wed, 04 Jul 2012 22:01:00

En el contexto de la beatificación de Juan Pablo II, del 1 de mayo de 2011, el presidente del sindicato de los periodistas romanos, Romano Bartolini, pidió a Benedicto XVI que el nuevo beato fuera declarado patrón de los comunicadores. Por las mismas fechas, aunque en otro contexto, un grupo en Facebook expresaba el mismo deseo. No se trataba de un colectivo cualquiera en esa red social sino del constituido a raíz del inédito «Vatican Meeting Blog» organizado por esas mismas fechas por el Pontificio Consejo para la Cultura y para las Comunicaciones Sociales (cf. A. Spadaro, «Il "Vatican bloggers meeting"», La Civiltà Cattolica II (2011), 492-500; G. Ravasi, «Tra Chiesa e bloggers un riuscito vis-a-vis», L`Osservatore Romano, edición en lengua italiana, 22 de mayo de 2011).

Independientemente de una eventual o no declaración como «patrón de los comunicadores», las dos manifestaciones referidas evidenciaban el reconocimiento de un rasgo característico de ese pontífice: a Juan Pablo II como «comunicador».

Podría decirse que, en cuanto comunicador, el  pontificado de Juan Pablo fue siempre en dos líneas paralelas pero complementarias: el de la de la teoría y el de la práctica.

Comunicador teórico

Conceptos hoy ampliamente citados en ambientes relacionados con la comunicación social en la Iglesia fueron originalmente acuñados por Juan Pablo II. Piénsese en el de «nuevos areópagos» referido en la carta encíclica Redemptoris Missio de 1991 (por ejemplo en el número 37 donde se habla de los medios como «primer areópago de nuestra época») o en las aplicaciones pastorales específicas del uso de los medios de comunicación recogidas en otros documentos más definidos.

Uno de esos documentos, de los últimos en la vida del Papa, abordó precisamente el tema del ágil desarrollo de las tecnologías en el campo de los medios de comunicación. Se trata de la Carta apostólica «El rápido desarrollo de los medios de comunicación social», del 24 de enero de 2005, dirigida a los responsables de las comunicaciones sociales. Tres meses después fallecería Juan Pablo II. La carta fue uno de los documentos pontificios de envergadura en esa área tan específica del quehacer y la reflexión magisterial de la Iglesia. El mensaje-tarea de la carta fue el siguiente:

«La Iglesia, de hecho, no está llamada solamente a usar los medios de comunicación para difundir el Evangelio sino, sobre todo hoy más que nunca, a integrar el mensaje de salvación en la "nueva cultura" que estos poderosos medios crean y amplifican. La Iglesia advierte que el uso de las técnicas y tecnologías de comunicación contemporáneas forman parte de su propia misión en el tercer milenio» (cf. n. 2)

Y más adelante queda diáfanamente referido el vínculo fe-mass media:

«En los medios de comunicación la Iglesia encuentra un excelente apoyo para difundir el Evangelio y los valores religiosos, para promover el diálogo y la cooperación ecuménica e interreligiosa, así como para defender los sólidos principios que son indispensables en la construcción de una sociedad respetuosa con la dignidad de la persona humana y del bien común. La Iglesia los utiliza también para difundir informaciones sobre ella misma y para ampliar los confines de la evangelización, de la catequesis y de la formación, considerando su uso como una respuesta al mandato del Señor: "Id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva a toda la creación" (Mt 16, 15)» (cf. n. 7)

Ciertamente no fue el único documento teórico donde el pensamiento del Papa quedó recogido. Juan Pablo II abordó temáticamente no pocas ámbitos de la «massmediología» y su relación con otras áreas del quehacer y de la vida humana y eclesial en los mensajes anuales para las Jornadas Mundiales para las Comunicaciones Sociales (JMCS en adelante). A finales del mes de abril de 2011 se presentó en Roma un volumen que recoge los 27 mensajes que Juan Pablo II ofreció con ocasión de las JMCS. El libro se titula «Giornalisti abbiate coraggio. I messaggi di Giovanni Paolo II al mondo della comunicazione», Federazione Nazionale della Stampa Italiana y Asr (ed.). Los repasamos de modo sumario:

1979

Las comunicaciones sociales por la tutela y promoción de la infancia en la familia y la sociedad (XIII JMCS)

1980

Papel de las comunicaciones sociales e incumbencias de la familia (XIV JMCS)

1981

Las comunicaciones sociales al servicio de la libertad responsable del hombre (XV JMCS)

1982

Senectud y medios de comunicación (XVI JMCS)

1983

La promoción de la paz (XVII JMCS)

1984

Las comunicaciones sociales, instrumento de encuentro entre fe y cultura (XVIII JMCS)

1985

Las comunicaciones sociales para una promoción de la juventud (XIX JMCS)

1986

La contribución que las comunicaciones sociales pueden dar a la formación cristiana de la opinión pública (XX JMCS)

1987

Las comunicaciones sociales al servicio de la justicia y de la paz (XXI JMCS)

1988

«Comunicar» se convierte en «fraternizar», «comunicar significa «solidaridad» humana (XXII JMCS)

1989

La religión en los medios de comunicación (XXIII JMCS)

1990

La nueva cultura informática (XXIV JMCS)

1991

Vuelta al mensaje central de la Communio et Progressio (XXV JMCS)

1992

¿Qué se celebra en las JMCS? (XXVI JMCS)

1993

Visión del mundo moderno que la instrucción pastoral Aetatis Novae presenta y sobre las implicaciones prácticas de las situaciones que describe (XXVII JMCS)

1994

La televisión (XXVIII JMCS)

1995

El cine, transmisor de culturas y valores (XXIX JMCS)

1996

Los medios de comunicación social: un ambito moderno para la promoción de la mujer en la sociedad (XXX JMCS)

1997

Comunicar a Jesús: el camino, la verdad y la vida (XXXI JMCS)

1998

Animados por el Espíritu Santo comuniquemos la esperanza (XXXII JMCS)

1999

Los mass media, presencia amiga para quien busca al Padre (XXXIII JMCS)

2000

Anunciar a Cristo en los medios de comunicación social al alba del tercer milenio (XXXIV JMCS)

2001

Proclamar desde los terrados: el Evangelio en la era de la comunicación global (XXXV JMCS)

2002

Internet, un nuevo foro para la proclamación del Evangelio (XXXVI JMCS)

2003

Los medios de comunicación social al servicio de la auténtica paz a la luz de la «Pacem in terris» (XXXVII JMCS)

2004

Los medios en la familia: un riesgo y una riqueza (XXXVIII JMCS)

2005

Los medios de comunicación al servicio del entendimiento entre los pueblos (XXXIX JMCS)

Fue durante el pontificado de Juan Pablo II que uno de las dependencias de la Santa Sede, precisamente la dedicada a la comunicación social, pasó de «Pontificia Comisión para las Comunicaciones Sociales» a «Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales». De esta forma la Iglesia pasaba a contar con un dicasterio específicamente reconocido y dedicado a «las cuestiones relacionadas con los instrumentos de comunicación social, para que, también por medio de ellos el mensaje de la salvación  y el progreso humano puedan servir al incremento de la civilización y las costumbres» (Constitución Apostólica «Pastor Bonus», n. 169.)

En cuanto órgano al servicio de la misión del Papa, no son pocos los argumentos que este dicasterio en particular ha tocado en el ámbito de la comunicación, concretamente durante el pontificado de Juan Pablo II. En 1989, «Pornografía y violencia en los medios de comunicación: una respuesta pastoral» (7 de mayo) y «Criterios de colaboración ecuménica e interreligiosa en el campo de las comunicaciones» (4 de octubre); en 1992, la «Instrucción Pastoral Aetatis Novae, sobre las comunicaciones sociales, en el XX aniversario de la Communio et Progressio» (22 de febrero); en 1997, «Ética en la publicidad» (22 de febrero); en 2000, «Ética en las comunicaciones sociales» (2 de junio); en 2002 «Ética en internet» y «La Iglesia en Internet», ambas del 28 de febrero. El último documento, «La Iglesia en internet», tiene sus precedentes inmediatos en los mensajes de Juan Pablo II para las JMCS de 1989 («La religión en los medios de comunicación»), 1990 («La nueva cultura informática»), 2001 («Proclamar desde los terrados: el Evangelio en la era de la comunicación global»), y 2002 («Internet, un nuevo foro para la proclamación del Evangelio»), por lo que bien se pueden considerar sus fuentes inspiradoras y ulterior desarrollo más acabado.

Con su trabajo como Consejo Pontificio y el apoyo decidido que el Vicario de Cristo les dio contribuyó al incremento del magisterio de la Iglesia en temáticas tan diversas de la comunicación. Juan Pablo II tocó por vez primera el tema de internet en el Mensaje para la XXXVI JMCS de 2002, «Internet, un nuevo foro para la proclamación del Evangelio».

Comunicador práctico

Aunque fue rica y amplia la parte «teórica», no fue exclusiva. Juan Pablo II no sólo habló de internet sino que incluso lo usó: era el 22 de noviembre de 2001 cuando un Papa envió por vez primera un correo electrónico en la historia de la humanidad. El documento enviado fue el texto de la «Exhortación Apostólica postsinodal Ecclesiae in Oceania» y los destinatarios eran las iglesias locales de aquel continente. Fue también el Papa Wojtyla el que dio su «nihil obstat», su «sí», a la propuesta de sor Judith Zoebelein para lanzar, el 25 de diciembre de 1995, la primera web católica oficial del mundo, Vatican.va (antes, incluso, que la web del Estado italiano, cuando la world wide web apenas comenzaba a mundializarse). Juan Pablo II también grabó y lanzó en 1999 un cedé titulado «Abba Pater» que alcanzó el «hit parade» de la música internacional y que supuso un éxito en ventas. Por último, fue Juan Pablo II el que  impulsó la fundación del Centro Televisivo Vaticano, en 1983.

Esos y tantos otros gestos fueron una constante en sus 26 años de pontificado. De suyo, su ministerio como sucesor del apóstol San Pedro comenzó con una cercanía tácita hacia los informadores. A los pocos días de su elección, Juan Pablo II quiso reunirse y expresar su gratitud a los periodistas y operadores audiovisuales que habían cubierto el cónclave y el inicio de su pontificado. Se inauguraba así una nueva forma de vínculo entre el obispo de Roma y el mundo de los medios de comunicación, una relación posteriormente reforzada por las entrevistas que el mismo Papa concedía a los periodistas que le acompañaban en sus viajes apostólicos y de visitas de Estado a los diferentes lugares del planeta y que actualmente, con Benedicto XVI, siguen siendo una constante. Sobre este punto es relevante el libro publicado por la Librería Editorial Vaticana «Compagni di viaggio. Interviste al volo con Giovanni Paolo II» (2011), una recopilación de la periodista Angela Ambrogetti con todas las entrevistas concedidas por Juan Pablo II durante los vuelos en sus viajes apostólicos. En el libro se aprecia esa creciente relación cordial continuamente fortalecida entre los comunicadores y el Papa.

Su copiosa producción literaria no quedó circunscrita al papel específico que como Vicario de Cristo le competía. Como comunicador de ideas escribió y publicó cinco libros de carácter más bien personal: en octubre de 1994, «Cruzando el umbral de la esperanza»; en  noviembre de 1996, «Don y misterio: en el quincuagésimo aniversario de mi ordenación sacerdotal»; en marzo de 2003, «Tríptico romano-Meditaciones», un libro de poesías; en mayo de 2004, «¡Levantaos, Vamos»; y, en febrero de 2005, «Memoria e identidad», su última obra.

Es precisamente en «Don y misterio» donde Juan Pablo II habla de Karol Wojtyla. Se sabe que en el año académico 1938-1939, ya como estudiante en la universidad Jagellonica, de Cracovia, se asocia al círculo teatral «Estudio 38». En noviembre de 1941 participaría en su primera representación teatral: Król Duch («Espíritu Real»), de Juliusz S






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com