Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Nov 2017
MoTuWeThFrSaSu
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Razón y Fe:: P. Jorge Nicolás Facíus Redón:: Los valores y la democracia

5 / 5 (3 Votos)


CAMINEO.INFO

Los valores y la democracia

 
Sat, 19 Mar 2011 07:03:00

CAMINEO.INFO.- El título de mi artículo de ésta semana, segunda de Cuaresma, hoy nos quiere recordar lo que son los valores y la democracia en nuestro país, según nos indica la Doctrina Social de la Iglesia, respecto a la Comunidad Política.

Una auténtica democracia no solo es el resultado de un respeto formal de las reglas, sino que es el fruto de la aceptación convencida de los valores que inspiran los procedimientos democráticos: la dignidad de toda persona humana, el respeto de los derechos del hombre, la asunción del “bien común” como fin y como criterio regulador de la vida política. Si no existe un consenso general sobre estos valores, se pierde el significado de la democracia y se compromete su estabilidad. Una democracia sin valores se convierte con facilidad en un totalitarismo visible o encubierto, como de demuestra la historia.

El Magisterio de la Iglesia reconoce la validez del principio de la división de poderes en un Estado: Es preferible que un poder esté equilibrado por otros poderes y otras esferas de competencia, que lo mantengan en su justo límite. Es éste el principio del “Estado de derecho”, en el cual es soberana la ley y no la voluntad arbitraria de los hombres.

Ha de haber un componente moral de la representación política, es decir, una autoridad responsable significa una autoridad ejercida mediante el recurso a las virtudes que favorecen la practica del poder con espíritu de servicio, (no de auto-servicio), esto es: paciencia, modestia, moderación, caridad, generosidad; en fin, una autoridad ejercida por personas que buscan el bien común, (cómo vemos el bien común no es propiedad de una parte de la sociedad, llamada progresista).

Y ante todo lo expuesto, ¿qué está sucediendo en nuestro país?. Parece que lo que indica la Doctrina social de la Iglesia, que es de lo más neutro, no se está aplicando. Ante la acusación de determinados partidos políticos de que la Iglesia no debe inmiscuirse en asuntos políticos, pues el Estado español no es católico, la Iglesia, como institución está obligada a denunciar lo que estima “denunciable” desde la moral y el buen uso del bien común, no se trata de hacer proselitismo, ni de favorecer a unas determinadas tendencias ideológicas en contra de otras, sino de defender la verdad y la dignidad de la persona humana en todos sus ámbitos políticos, económicos y sociales.

Según encuestas sociales, la visión de los españoles respecto a sus políticos es cada vez peor, la clase política esta cada vez mas desorientada respecto a lo que significa la búsqueda del espíritu de servicio y al bien común. Sin duda la clase política tiene que cambiar de “talante”, es decir para que los ciudadanos respeten, los políticos se tienen que dar de respetar con actuaciones que den prestigio a sus actuaciones políticas, es decir: honradez, busca del bien común y espíritu de servicio; pues “no todo vale para tener un cargo político” si se pierde la perspectiva moral del servicio.

No ayudan para nada los insultos de unos políticos a otros; la falta de prestigio y de estudios de determinados políticos con cargos muy importantes con acciones cara a la galería sin solucionar los verdaderos problemas ciudadanos; los casos de corrupción en determinadas comunidades autónomas y a nivel nacional; las actuaciones de jueces, fiscales y determinados miembros de la justicia a favor o en contra de tendencias políticas, pues parece que la división de poderes, es mas bien, “unificación” de poderes en un solo estamento controlado por una sola autoridad, con el peligro que eso entraña para la supervivencia de una verdadera democracia, sin que llegue a convertirse en una dictadura revestida de formas democráticas, pero al fin y al cabo, dictadura de unos pocos sobre todos.

Urge un saneamiento de la clase política, pero no en cuanto a unas elecciones generales, municipales o autonómicas, sino en su origen mismo: si la clase política de cualquier tendencia no es capaz de elegir a personas honradas y capaces que buscan el bien común, el servicio, la dignidad de la persona humana, en nada habremos mejorado, tendremos “las mismas caras con distintos collares”.






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:





11-12-2012, los valores y la democracia

Estamos en un país con un poder judicial algo politizado y con unas Cajas con políticos en sus Consejos de Dirección.
En mi opinión, en el año 1985 gracias al Sr. Gonzalez perdimos calidad en nuestras instituciones, y lo estamos pagando hoy en día.
Y referente a los políticos, se han convertido en una casta parasitaria, que una vez que han logrado el poder la mayoría se corrompe y se olvidan del bien de los ciudadanos que le votaron. También hay familias de políticos, que parece que de padres a hijos, o que de abuelos a nietos, se traspasan el poder. Parece que todo vale para forrarse de euros. Cada semana sabemos por la TV de algún nuevo caso de corrupción política.
Enhorabuena Sr. Facius por sus interesantes artículos.

Mateo Riera

mateumenut@terra.es

SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com