Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
Sep 2018
MoTuWeThFrSaSu
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Homilia:: Ciclo A:: Domingo II Adviento: Abrir una ruta al Señor, allanarle el camino

5 / 5 (2 Votos)


CAMINEO.INFO.-


Domingo II Adviento: Abrir una ruta al Señor, allanarle el camino


Sun, 05 Dec 2010 10:17:00

CAMINEO.INFO.- El cristianismo sólo es verdad si entra en nuestra persona y en nuestra historia personal, si no es así queda reducido a un culto vacío.

¿Por qué digo esto? Por la escena que nos relata el evangelista Mateo, una escena sorprendente: Juan está en el desierto, cerca del río Jordán, hay un gentío inmenso, hay gente de Judea, de Jerusalén, de la región del Jordán, confiesan sus pecados y se hacen bautizar. Muchos fariseos y saduceos se ponen a la cola de los pecadores para hacerse bautizar por Juan Bautista. Y Juan les dice: “¡Camada de víboras!,..., Dad el fruto que pide la conversión. Y no os hagáis ilusiones, pensando:”Abrahán es nuestro padre”...

¿Qué les está diciendo? El rito del bautismo por sí mismo no sirve para nada, es el deseo de cambiar de vida y las obras que acompañan este deseo lo que es verdaderamente importante. El rito por sí mismo no cambia a la gente, hace falta que las personas deseen cambiar desde dentro.

Por eso Juan que está bautizando a todos, a éstos no los acepta, porqué en ellos no hay la actitud adecuada.
También nos puede pasar a nosotros al venir a misa, participamos del rito exterior, pero interiormente no hay la actitud adecuada...

¿Cómo se sabe esto? ¿Cómo se sabe si estamos haciendo como los fariseos? Yo propongo un detector: estamos en el momento de la homilía, si desde que has entrado a la iglesia hasta este momento no has dirigido una palabra desde tu corazón a Jesús, entonces alguna cosa ha fallado, porqué participas exteriormente del rito pero no desde tu interior.

Hablo de una palabra que sale desde el corazón, dirigida a Jesús; una palabra que puede haber salido de tus labios al hacer el canto de entrada, o en el silencio del acto penitencial, o haciendo tuya la oración colecta, o al repetir la respuesta al salmo... Si no participamos de la eucaristía desde nuestro interior alguna cosa está fallando... porqué nos quedamos con el rito exterior.

Y Juan Bautista nos lo muestra claramente: el rito exterior si no va acompañado de la actitud interior no sirve. Esto nos clarifica la frase que decía al principio: El cristianismo sólo es verdad si entra en nuestra persona y en nuestra historia personal, si no es así, queda reducido a un culto vacío.
El cristianismo no son ideas, dogmas, teorías o ritos, sino que todo esto ha de entrar en nuestra vida, se ha de hacer vida...

Juan Bautista es el profeta que justo precede a Jesús, y las recomendaciones que hace a sus coetáneos, la Palabra de Dios nos las dirige hoy a nosotros.

Juan nos pide una actitud interior, deseo de conversión, pero esta conversión es preciso que se traduzca en la vida, en hechos, en gestos, en acciones.

Primero llamada a la conversión: “Convertíos, porque está cerca el reino de los cielos”... Y después dice: “Dad el fruto que pide la conversión... Y el árbol que no da buen fruto será talado y echado al fuego”.

Esto es lo que se nos propone hoy desde la liturgia: que haya un deseo de cambiar de vida, para acoger a Jesús que viene, y que este deseo vaya acompañado de buenas obras.

La oración colecta de la semana pasada decía: ”Dios, todopoderoso, aviva en tus fieles, al comenzar el adviento, el deseo de salir al encuentro de Cristo, que viene, acompañados por las buenas obras”...
Acoger al Señor que viene con el deseo de cambiar de vida: todos sabemos algunas cosas, pequeñas, muchas veces, que nos ayudarían a cambiar de vida. Hagámoslo con el firme convencimiento de que recibiremos el 100 x 1.

Acoger al Señor que viene con buenas obras: algunos piensan: “yo ya hago muchas cosas buenas”. Y es verdad, pero ahora en el adviento el Espíritu Santo a través de la Iglesia nos pide acoger Jesús haciendo más buenas obras de las que hacemos habitualmente. Quizá hace falta plantearse aquella obra buena que tanto nos cuesta hacer: perdonar de corazón al que nos ha ofendido: volver a hablar con aquel/aquella: hacer aquello que hacías por Navidad y que dejaste de hacer, etc.

Hemos sido bautizados con Espíritu Santo y con fuego, con la ayuda de Dios todo lo podemos...

Lo decíamos la semana pasada: ha cambiado el escenario, el decorado exterior e interior, ahora hace falta que cambien algunas cosas en nosotros. Hace falta dejarnos llevar por aquellas cosas que la liturgia nos va sugiriendo...

Y todo esto es abrir una ruta al Señor, allanarle el camino…






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



Tu colaboración economica, por muy pequeña que sea, siempre será bien recibida y destinada no solo al mantenimiento de los servidores de CAMINEO.INFO sino tambien a obras sociales.

Preview Chanel          Preview Chanel
Camineo.info 2004-2018

 PHPCow news publishing script, content management system