Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Dec 2017
MoTuWeThFrSaSu
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Homilia:: Ciclo A:: Festividad de la Sagrada Familia: Llamé a mi hijo para que no saliera de Egipto.

5 / 5 (3 Votos)


CAMINEO.INFO.-

Festividad de la Sagrada Familia: Llamé a mi hijo para que no saliera de Egipto.

 
Sun, 26 Dec 2010 09:28:00

CAMINEO.INFO.-

ECLESIÁSTICO 3, 2-6. 12-14
SALMO 127
COLOSENSES 3,12-21
MATEO 2, 13-15.19.23

Ayer celebramos la Solemnidad de la Navidad, todavía todos estamos llenos de una celebración tan alegre y especial. Y el primer domingo después de Navidad siempre celebramos la fiesta de la Sagrada Familia.

Hoy continuamos contemplando a Jesucristo Hijo de Dios, pero lo hacemos descubriéndolo en el sino de una familia. Una fiesta que nos lleva a mirarlos a ellos a José, María y Jesús.

En esta fiesta de la Sagrada Familia nosotros los cristianos debemos contemplar la Sagrada Familia como el modelo a seguir para que en nuestras familias reine la paz y el amor verdadero.

La familia cristiana está llamada a ser luz, hoy más que nunca. Hace falta que presentemos los valores de nuestras familias, para que en una época de tinieblas como la nuestra las familias cristianas sean luz para tantos y tantas que están desorientados.

En la Roma de los primeros siglos el testimonio de las familias cristianas (que no abandonaban a sus hijos, que los esposos eran fieles, etc.) fue un motivo de que muchos se acercaran a la fe… porque querían unas familias como las que los cristianos tenían…

Las lecturas de hoy nos presentan un camino muy iluminador de lo que tendrían que ser nuestras familias. Qué bonito sería que las lecturas de hoy, los esposos las meditasen juntos, también con los hijos, por tal de ir estableciendo un hogar semejante al de Nazaret.

Cuando una familia lee unida la Palabra de Dios se están estableciendo unos lazos y unos valores que perdurarán siempre.

Qué bueno sería que cada familia fijara un día y una hora donde leyeran juntos la Palabra de Dios, el evangelio del domingo, por ejemplo. Exponiendo cada uno qué le dice esta Palabra...

Siempre se ha dicho: “La familia que reza unida, permanece siempre unida”


Leemos en la primera lectura: “El que honra a su padre expía sus pecados, el que respeta a su madre acumula tesoros… Hijo mío, sé constante en honrar a tu padre, no lo abandones mientras viva; aunque chochee ten indulgencia, no lo abochornes mientras seas fuerte.”
Cuando escuchamos esto pensamos: Dios mío cuánta sabiduría que hay en la Biblia, hace más de 2000 años que alguien era capaz de expresarse con esta finura, con esta delicadeza. Cuánta luz dan estas palabras...

En la segunda lectura se nos hace un planteamiento de los valores que deberíamos vivir en nuestras familias. Hoy, con demasiada frecuencia, son otras cosas las que nos encontramos en las familias: cuantas familias donde los roces, el mal ambiente, las críticas son constantes. Cuantas familias divididas, cuantos familiares que no se dirigen la palabra desde hace años. Cuantas familias rotas por malentendidos y tonterías. Cuantos y cuantas que han roto los puentes de todo diálogo....

Y quizá hay quien piense, y piensa mal: “Lo que me hicieron es tan fuerte que no se puede perdonar”, o “Yo no los odio, pero no me hablo con ellos”, o “yo ya intenté una vez hablar con ellos, son ellos los que no quieren”
Muchas veces, en estos casos, estamos lejos del evangelio y deberíamos interiorizar y vivir lo que nos dice San Pablo: “Vestíos de la misericordia entrañable, bondad, humildad, dulzura, comprensión. Sobrellevaos mutuamente y perdonaos, cuando alguno tenga quejas contra otro… Y por encima de todo esto, el amor, que es el ceñidor de la unidad consumada”.

¡Cuánta sabiduría! Cuando vemos una serie en la “Tele”, nos quedamos igual. En cambio, leemos en familia la Palabra y todos quedamos enriquecidos.

Esta fue la experiencia inicial de San Ignacio de Loyola, cambiando la “Tele” por los libros de caballerías. San Ignacio leía libros de caballerías y mientras lo hacía le gustaba, pero después de leer notaba que se quedaba vacío. Una vez acabó todos los libros de caballerías (estaba enfermo) empezó a leer los libros espirituales que habían en casa y vio que después de leer un libro espiritual se quedaba en paz, se sentía lleno... de esta experiencia tan sencilla arranca su conversión.

¡Que la luz de la Sagrada Familia y de la Palabra de Dios brille en nuestros hogares y en nuestra sociedad!






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com