Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Nov 2017
MoTuWeThFrSaSu
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Homilia:: Ciclo A:: Domingo XIV T.O. :“Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré”.

5 / 5 (6 Votos)


CAMINEO.INFO.-

Domingo XIV T.O. :“Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré”.

 
Sun, 03 Jul 2011 00:02:00

CAMINEO.INFO.- ¡Qué alabanza tan grande hace Jesús de la sencillez! La destaca como una actitud necesaria para acoger la salvación.

Donde he podido experimentar la sencillez con más intensidad es en las misiones, cuando he estado en Argentina, República Dominicana, o Cuba. Allá este evangelio adquiere un sentido especial, se entiende de una manera más clara, porqué allá la sencillez está muy presente. ¿De qué sencillez hablo?

“Sencillos” no quiere decir ignorantes o incultos. Hay gente ignorante que no son sencillos, hay gente muy inteligente que sí son sencillos. La sencillez es una actitud del corazón. Sencillos son los que, se sienten pequeños, débiles, como dice Jesús se reconocen como enfermos, necesitados de un médico, que es Jesucristo. Sencillos son los que se reconocen necesitados de ser justificados (hechos justos). Sencillos son los que tienen el espíritu abierto al Señor, los que saben escuchar, los que quieren crecer, los que son dóciles al Evangelio. Sencillos son los que no viven condicionados por una ideología.

Recuerdo en Añatuya, Argentina, que visitamos a una anciana que vivía en una casa muy pobre, nos ofreció mate y estuvimos “mateando” y en un momento de la conversación ella dijo: “¡Dios me ha dado y me da tanto!. Lo dijo con un tono, con una voz, que era como una válvula por la cual se escapa el Espíritu Santo. Ella, mujer mayor, vivía sola, en una “casa” pobrísima, pero esto no tenía ninguna influencia sobre ella, ella se sentía llena de Dios y muy feliz.

En la República Dominicana una chica de 13-14 años me explicó lo que estaba viviendo en aquellos momentos: hacía un mes le habían extirpado la matriz y el útero, todo lleno de quistes, y la primera reacción lógicamente fueron los lloros y el dolor, ella quería ser madre, como toda niña de 13 años. Pero a los pocos días en su plegaria cada día preguntaba al Señor: “¿Y ahora qué quieres de mi?”. Y un mes después, cuando habló conmigo, se estaba planteando la vida religiosa. Esto sólo es posible desde la sencillez de corazón.

Para nosotros, el modelo de sencillez es María. Si alguna cosa caracteriza toda la vida de María, es su sencillez. Si hay situaciones que nos parece que no actuamos con sencillez, preguntémonos: ¿qué haría María?
Y los “sabios y los entendidos” ¿quienes son? Son los que están cerrados. Están hechos. Ya tienen sus ideas, sus proyectos, su visión de las cosas,... No se dejan hacer por el Señor (que nos habla en los evangelios), ni por la Iglesia (que es madre y maestra), ni por el sacerdote (que es su pastor). ¡Están cerrados! Como los fariseos y maestros de la ley. No reconocen sus errores y siempre son los demás los que se equivocan y hacen mal las cosas.

A mí me sorprende mucho que en una época, como la nuestra, donde hay tanta superficialidad intelectual, donde hay poca reflexión, donde las personas están poco formadas, la gente se obstine tan fuertemente en sus ideas poco pensadas y reflexionadas. Los sabios y los entendidos son estos que están aferrados a tres ideas mal entendidas.

La segunda idea es una llamada sorprendente que nos hace Jesús: Nos dice Jesús: “Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré”. Es decir: sed discípulos míos, y, ¡oh! sorpresa, ¡encontraréis vuestro descanso!

Estas palabras no son una idea, o una teoría, son una realidad y están llamadas a ser vividas por nosotros.
Esta tendría que ser nuestra experiencia: que nuestra vida cristiana sea un descansar en el Señor.

Muchas cosas del mundo nos pueden agobiar y cansar, pero en Él encontramos el descanso, el verdadero reposo del alma. ¿Descansamos en el Señor? ¿Reposamos en Él? Recuerdo en una jornada de puertas abiertas en el seminario como un seminarista presentaba la capilla diciendo; “aquí venimos a descansar en el Señor”.

La tercera idea nos ayuda a clarificar qué es la vida cristiana. A veces tenemos la idea de que nosotros estamos bien, estamos tranquilos y esto de ser cristiano es como un añadido un poco pesado... que nos obliga a ir a misa y otras cosas. Esto querría decir que vivimos nuestro cristianismo como una cosa pesada, como un lastre …

Si vivimos bien nuestro ser seguidores del Cristo es todo lo contrario: nosotros sin Cristo estaríamos cansados y agobiados y Él nos hace reposar, en Él encontramos el reposo que tanto deseamos.

Nuestra plegaria ha de tener esta actitud. En la plegaria voy a reposar en el Señor. Y, entonces, dejo de estar cansado y agobiado.

Que la comunión con Jesucristo benévolo y humilde de corazón, nos ayude a ser más sencillos, y aprender a reposar en el Señor.






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com