Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones


Aug 2014
MoTuWeThFrSaSu
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

 



Portada:: Homilia:: Ciclo A:: Domingo XVII del T.O.

     




5 / 5 (1 Votos)


   

CAMINEO.INFO.-

Domingo XVII del T.O.

Sun, 24 Jul 2011 01:40:00

CAMINEO.INFO.- Nuestra vida está en nuestras manos, con nuestras decisiones vamos construyendo nuestra vida. No somos seres acabados, nos vamos haciendo con nuestras decisiones.

Todo esto nace de nuestra libertad, tenemos libertad para hacernos de una manera o de otra. Somos lo que somos por obra de nuestra libertad.

Evidentemente que hay acontecimientos que nos condicionan, pero no nos determinan. Quiero decir que si yo, por ejemplo, tengo un accidente y pierdo la pierna, esto me condiciona, pero no me determina. Siempre tenemos la libertad interior para vivir de una manera o de otra lo que nos pasa.

Digo todo esto porqué el tema común que hoy nos presentan las lecturas es el de la decisión.

En la primera lectura hemos visto como Dios dice a Salomón: “Pídeme lo que quieras”. Y él decide pedir la sabiduría para saber escuchar, para hacer justicia, para separar el bien del mal.

En el Evangelio hemos contemplado dos parábolas, la del tesoro y la de la perla, que nos hablan también de tomar decisiones radicales, “venderlo todo”.

El Reino de Dios es como un tesoro, como una perla preciosa: si lo encuentra vendes todo lo que tienes y lo compras.

¿Qué es el tesoro escondido? ¿Qué es la perla preciosa? Es Jesús. Jesús es el tesoro escondido, Jesús es la perla preciosa. Si lo encuentras lo vendes todo para conseguirlo.

Vemos como Jesús a través de estas parábolas pide una decisión radical, una respuesta de totalidad para seguirlo.

Ante esto la pregunta que surge es: ¿qué quiere decir venderlo todo? Respondo con el testimonio de Tatiana Goritcheva, nacida el 1947, en Leningrado, URSS, conversa del ateismo al cristianismo: “Si alguien me pregunta qué significa para mí el retorno a Dios, qué es lo que esta conversión ha hecho evidente y como ha cambiado mi vida, puedo contestarle con toda sencillez y brevedad: lo significa todo. Todo ha cambiado en mí y a mi alrededor. Y, para decirlo con más precisión aún: mi vida empezó sólo después de haberme encontrado a Dios”.

Venderlo todo quiere decir que Dios lo es todo, que Dios está presente en todo; que Dios está iluminando todas las dimensiones de nuestra vida. Quiere decir que tenemos la vida organizada para que Jesús sea realmente Camino, Verdad, Vida y Luz.

Nada vale tanto como Dios, como Jesucristo, como la fe, de aquí nace la actitud de venderlo todo, para conseguir el tesoro.

Jesucristo no miente cuando llama a los cansados y agobiados para que reposen en él. Jesucristo no miente cuando promete para los que le siguen el 100 x 1 ya aquí en la tierra. Jesucristo no miente cuando nos habla de alegría del seguimiento (“Contento del hallazgo”).

De todo esto tendría que surgir una determinada determinación, una nueva decisión, de seguir Jesucristo más radicalmente, apartando de nosotros la mediocridad.

Con estas dos parábolas Jesús nos reclama un seguimiento más intenso, y si nos lo reclama quiere decir que nos quiere dar las gracias para que lo podamos hacer...

Hemos empezado diciendo que nuestra vida está en nuestras manos, que nos construimos con nuestras decisiones y acabamos diciendo que Jesús nos pide una decisión radical de seguimiento. De nosotros depende ..

Pues, la tercera parábola del evangelio, una parábola del juicio final, nos habla de las consecuencias de nuestras decisiones. En el ofrecimiento que Dios nos hace hay también una advertencia a no desaprovechar este ofrecimiento.

Paul Claudel, poeta francés converso, habla del infierno con unas palabras que encajan mucho con todo lo que estamos diciendo: “No necesitaba que nadie me explicase qué era el infierno, pues en él había pasado yo mi “temporada”. Esas pocas horas me bastaron para enseñarme que el Infierno está allí donde no está Jesucristo”

“El infierno está allí donde no está Jesucristo”. Genial expresión cargada de poesía y teología.

Que este verano nos sirva para descubrir en Jesús el tesoro de nuestra vida...


Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



  ARTÍCULOS RELACCIONADOS

SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com