Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Nov 2017
MoTuWeThFrSaSu
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Homilia:: Ciclo A:: Domingo XXV T.O

5 / 5 (6 Votos)


CAMINEO.INFO.-

Domingo XXV T.O

 
Sun, 18 Sep 2011 00:12:00

CAMINEO.INFO.- “Ir vosotros tambien a mi viña ”... “La llamada del Señor “Ir vosotros tambien a mi viña” no ha dejado nunca de resonar a lo largo de la historia desde aquel lejano día en el que el Señor la va pronunciar: esta llamada se dirige a cada hombre que viene a este mundo”. Son palabras de Juan Pablo II en la Exhortación Apostòlica Christi Fideles Laici (Laicos fieles a Cristo)

La escena del evangelio de hoy es la que utiliza Juan Pablo II para introducir esta Exhortación Apostólica en la cual habla del papel del laico cristiano en el mundo de hoy.

Cuando contemplamos la parábola sorprende una cosa: la cantidad de veces que el amo de la viña sale a buscar trabajadores a su viña. Dice Jesús que el amo “Salió al amanecer” “salió otra vez a media mañana”, “salió de nuevo al medio día y a media tarde hizo lo mismo” “salió al caer la tarde”.

De esta reiteración en salir a buscar trabajadores podemos deducir dos cosas:
. Trabajar en la viña es importante. Por eso el amo sale a buscar, y vuelve a salir, y vuelve a salir …
Trabajar en la viña es una misión, una tarea, que Dios nos encomienda a cada uno.
. Al amo, a Dios, le duele ver gente ociosa, le duele ver personas que no hacen nada…

Dios también nos llama a nosotros a trabajar en la viña del Señor, ¿qué significa trabajar en su viña?. Pienso que podríamos decir que hay dos grandes caminos para trabajar en la viña del Señor:

1. El laico que se implica en transformar la realidad en la que vive. En la misa por los laicos en los textos eucológicos (oración colecta, oración de las ofrendas y oración de postcomunión) decimos:
“Concede a tus fieles, que has llamado a vivir en múltiples actividades humanas, que, llenos del espíritu cristiano, establezcan tu reino en medio de sus acciones temporales”
“ … llena el mundo del espíritu de Cristo y sean su fermento santificador”
“ … tus fieles que viven insertados en múltiples actividades humanas … hagan siempre presente y activa la Iglesia en las realidades temporales”.

Allí donde esté el laico fiel a Cristo (la empresa, la escuela, el hospital, …) tiene la misión de transformar esa realidad, según los valores de Jesús.
Y esta tarea no es opcional, es obligatoria. En cambio el segundo camino para trabajar en la viña del Señor sí que es opcional.

2. El segundo camino es implicarse en la parroquia (movimiento o comunidad). En función de las disponibilidades de uno y de las necesidades de la parroquia el fiel laico puede implicarse en dar vida a su parroquia. Yo por ejemplo os propuse la semana pasada en la Hoja de Vida Parroquial unos voluntariados para ayudar a dar vida a la parroquia, para seguir creciendo, para que nadie esté ocioso, para que todos participemos en la apasionante tarea de comunicar la Buena Nueva de Cristo.

Dice San Gregorio Magno: “Fijaos en vuestro modo de vivir, queridísimos hermanos, y comprobad si ya sois obreros del Señor. Examine cada uno lo que hace y considere si trabaja en la viña del Señor”.

Acabo esta primera idea con una cita de la exhortación CFL: “Es necesaria la acogida por parte de los fieles laicos del llamamiento de Cristo a trabajar en su viña, a tomar parte activa, consciente, y responsable en la misión de la Iglesia en esta magnífica y dramática hora de la historia.
Si el no comprometerse siempre ha sido algo inaceptable, el tiempo presente lo hace aun más culpable. A nadie le es lícito permanecer ocioso”.

La segunda idea es la recompensa. De entrada el texto causa extrañeza: unos han trabajado desde el amanecer y otros empiezan cuando ya atardecía y los dos reciben el mismo salario. Humanamente hablando esto es inverosímil, hasta podríamos decir injusto.

Para entender la parábola hemos de saber que Jesús no habla de una recompensa material. Si hablase de una recompensa material seria lógico que hubiera una cierta proporcionalidad entre lo que uno trabaja y lo que recibe. Pero la recompensa de la que Jesús habla no es material, es de otro orden, infinitamente superior. La recompensa es la vida de Dios, recibimos la vida de Dios, la vida eterna. Y eso no guarda proporcionalidad con lo que uno hace, esta en otro orden .

Es tan desproporcionado entre lo que hacemos y lo que recibimos (vida en Crsito, la vida eterna), que es igual de desproporcionado hayas trabajado toda la vida que lo hayas hecho al final de la misma…

Acabo citando a San Pablo porque hoy nos dice una frase que todos después de tantos años de ser cristianos deberíamos poder decir con él: “Para mi la vida es Cristo”.






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com