Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Dec 2017
MoTuWeThFrSaSu
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Homilia:: Ciclo A:: La Natividad del Señor: Hoy nos ha nacido un Salvador, el Mesias, el Señor

4.5 / 5 (3 Votos)



La Natividad del Señor: Hoy nos ha nacido un Salvador, el Mesias, el Señor

 
Tue, 24 Dec 2013 23:58:00

CAMINEO.INFO. -

ISAÍAS
52, 7-10
SALMO
97
HEBREOS
1, 1-6
JUAN
1, 1-18

Navidad es alegría, Navidad es una Buena Nueva, una buena noticia. ¡Así nos lo decía el ángel: “No temáis, os traigo una buena noticia, una gran alegría para todo el pueblo”.

Hoy celebramos una buena nueva que llena de alegría nuestros corazones: “Hoy, en la ciudad de David, os ha nacido un Salvador: el Mesías, el Señor.”

Alegría, porque Dios ha dejado de ser invisible y se ha hecho visible.
Alegría, porque Dios se nos revela de forma clara. Alegría, porque descubrimos un Dios que hace camino con nosotros, Dios-con-nosotros.
Alegría, porque se inicia una presencia de Dios entre nosotros que era inimaginable.
Alegría, porque descubrimos un Dios que se acerca, se aproxima a nosotros, un Dios que nos busca, un Dios que quiere encuentro, diálogo.

Alegría, porque todo esto quiere decir que hay esperanza. De Belén sale un grito, una fuerza, una luz, que atraviesa siglos y siglos, un grito que dice: “Hay esperanza, si Dios está con nosotros hay esperanza”. ¿Dónde ponemos nuestra esperanza? ¿En nosotros? (expresiones del Papa en Evangelii Gaudium) ¿”En un Jesucristo sin carne y sin compromiso con el otro”? ¿”En una búsqueda interior inmanentista”? ¿”En formas de espiritualidad del bienestar”? ¿”En las dinámicas de autoayuda y de realización autorreferencial”? ¿”En el disfrute espurio de una autocomplacencia egocéntrica”? Nada de todo esto nos salva, sólo Cristo nos salva. ¡Sólo en Cristo ponemos nuestra esperanza!

Todo esto (....) ha de ser contemplado, rezado, pensado, porque la alegría de la Navidad nace en nuestros corazones. Esta alegría no es superficial, ni comercial, no es una alegría pasajera, como una estrella fugaz en la noche.

Este es el gran riesgo... que reduzcamos la Navidad a una alegría superficial, momentánea, con poco fundamento, donde no acabamos de descubrir la fuerza y el sentido del misterio de la Navidad. Navidad es Cristo caminando con la Humanidad, Navidad es Cristo caminando con nosotros.

¿Qué pretendemos en esta celebración? Que profundicemos todo esto un poco más, de manera que ilumine un poco más nuestra vida.

Orígenes, un hombre muy sabio de los primeros siglos, nos dice: “¿Qué me ayuda a mí que el Verbo (Jesús) haya venido a este mundo, si no nace en mí?”

Genial pregunta... porque apunta hacia el sentido de esta celebración: Jesús no quiere volver a nacer en Belén, ¡quiere nacer en nuestros corazones!

¿Qué estaremos haciendo en esta celebración, y en las comidas que haremos, y en los villancicos que cantaremos, y en los regalos que nos haremos, si Él no nace en nuestros corazones? ¿Qué estaremos haciendo...? Lo que le da sentido a todo esto es que Él nazca en nosotros de una manera nueva. ¡Si no estamos haciendo teatro!

Y continuamos con la alegría porque el nacimiento de Jesús en un pesebre en Belén, nos indica el camino de la alegría, y es un camino hecho de humildad, de servicio, de amor, de donación a los demás, de ternura.

Al Papa Francisco le gusta mucho hablar de la ternura. Dice que una Iglesia sin ternura es una Iglesia fría. Y dice que le ayuda mucho pensar con frecuencia en la ternura que Dios tiene por nosotros. En la Exhortación Evangelii Gaudium dice; “El Hijo de Dios, en su encarnación, nos invitó a la revolución de la ternura.”

La revolución de la ternura, parece casi un contrasentido, revolución y ternura. Dice el Papa en el mismo punto: “Mientras tanto, el Evangelio nos invita siempre a correr el riesgo del encuentro con el rostro del otro, con su presencia física que interpela, con su dolor y sus reclamos, con su alegría que contagia en un constante cuerpo a cuerpo. La verdadera fe en el Hijo de Dios hecho carne es inseparable del don de sí, de la pertenencia a la comunidad, del servicio, de la reconciliación con la carne de los otros”.

Bonitas palabras del Papa que enlazan la encarnación de Dios con el encuentro y la comunión con el hermano.

El nacimiento de Jesús en un pesebre en Belén, nos indica el camino de la alegría, el camino de la verdadera realización personal, y es un camino hecho de humildad, de servicio, de amor, de donación a los demás, de ternura.

Que la contemplación del Niño del pesebre nos lleve a descubrir la alegría de Dios con nosotros.





Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com