Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Dec 2017
MoTuWeThFrSaSu
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Homilia:: Ciclo A:: Domingo V T.O : Vosotros sois la sal de la tierra

5 / 5 (2 Votos)



Domingo V T.O : Vosotros sois la sal de la tierra

 
Sun, 09 Feb 2014 00:01:00

CAMINEO.INFO.-

ISAÍAS
58, 7-10
SALMO 111
CORINTIOS
2, 1-5
MATEO
5, 13- 16

Unas cuantas veces me habéis oído alabar este último documento del Papa Francisco, Evangelii Gaudium. Su proximidad, su interpelación, el deseo de transformar la Iglesia, etc., etc., pero nada, nada de nada, se puede comparar a la Palabra de Dios. ¡Hoy tenemos un ejemplo clarísimo! ¡Qué textos tan geniales que hoy hemos leído!

La primera lectura, qué poesía, qué fuerza, qué capacidad interpeladora, qué contenido. Nos relata, muy bellamente, cuál es el bien que hemos de hacer:

“Parte tu pan con el hambriento,
hospeda a los pobres sin techo,
viste al que ves desnudo,
y no te cierres a tu propia carne.

Y las consecuencias de hacer el bien:

Entonces romperá tu luz como la aurora,
en seguida te brotará la carne sana; (cuanta sabiduría!)
te abrirá camino la justicia,
detrás irá la gloria del Señor... brillará tu luz en las tinieblas, tu oscuridad se volverá mediodía”.
¡Cuánto bien nos hace hacer el bien! Cuántas consecuencias positivas se derivan de hacer el bien: consecuencias espirituales, anímicas, psicológicas, etc.

Cuando no estamos bien, el mundo (new age) te dice: “haz meditación”, “haz yoga”, “búscate a ti mismo”, “analiza tus constelaciones”... Este movimiento hacia uno mismo, el Papa lo descalifica con estas expresiones, dichas en diferentes puntos del Evangelii Gaudium: “una búsqueda interior inmanentista”, ”formas de espiritualidad del bienestar”, ”dinámicas de autoayuda y de realización autorreferencial, ”disfrute espurio de una autocomplacencia egocéntrica”.

Cuando no estamos bien, el cristianismo te dice: “sal al encuentro del otro”, “ama”, “date”.

¡Qué diferente una cosa y la otra! ¡Porque es diferente la concepción de persona que tiene el mundo y la que tenemos nosotros!

Dice Pedro en los Hechos de los Apóstoles (4,12): “En ningún otro hay salvación, pes ningún otro nombre nos ha sido dado bajo el cielo, entre los hombres, por el cual podamos ser salvos”. Sólo Jesús salva!.

Yo cada día doy más gracias a Dios por mi sacerdocio, una vocación donde todo te llama a amar, donde todo es una oportunidad para amar. Que no quiero decir que yo lo haga siempre. Quiero decir que todos los caminos que se me abren son abiertos para ser recorridos con amor. Y en esas estamos.

Paso al evangelio. Recuerdo que en un grupo de jóvenes me tocó, por primera vez en mi vida, preparar una plegaria. Y escogí el evangelio que hoy hemos leído. Y un veterano se mira la oración y me dice: “es un evangelio muy típico”. Yo callé, ante un veterano, amigo mío, acepté el comentario, pero para mí, reciente converso, leer estas palabras, que entendía que Jesús me las decía a mí, ¡me parecían una bomba!

Y es que es una bomba que Jesús nos diga hoy a cada uno de nosotros: “Eres la sal del mundo” “Eres la luz del mundo”. Nos ha de subir la autoestima, ha de cambiar la manera de vernos a nosotros... Somos sal, somos luz.

Y no dice “eres una cosa que sala”, “una cosa que hace luz”. ¡No!. Es que eres sal y luz. Es identitario. Forma parte de nuestra identidad. Si no somos sal y luz, nuestra identidad se desvanece, se diluye, va desapareciendo... ¿somos sal? ¿somos luz?

Y los dos ejemplos que pone Jesús “sal y luz”. Hacen referencia al otro. Uno no es sal para sí mismo, uno no es luz para sí mismo. La sal tiene sentido en cuanto que sala, la luz tiene sentido en cuanto que ilumina. Ser sal y ser luz nos lleva hacia los demás.

Aquí enlaza perfectamente la primera lectura y el evangelio, que se iluminan mutuamente. ¿Cuándo somos sal? ¿cuándo somos luz?... cuando hacemos el bien, especialmente a favor de los más pobres.

Cada uno dialogue con Jesús cómo ser sal, cómo ser luz, en el ambiente, en la familia, en el trabajo, en la parroquia, en la escuela...

Recuerdo que en otra parroquia, una mujer que venía a hablar conmigo, me hacía, habitualmente, un discurso muy negativo y pesimista. Un día le dije: le recomiendo que haga tres cosas: 1. Haga una lista de cinco cosas positivas en su vida. 2. No se mire tanto a usted misma, mire a los demás. 3. Haga el bien, haga cosas buenas, muchas, todas las que pueda, aunque cuesten... Me hizo caso... y en un mes, su vida había dado un cambio...
Que esta comunión con Jesucristo nos lleve a amar como Él y llegar a ser sal y luz del mundo…






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com