Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Nov 2017
MoTuWeThFrSaSu
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Homilia:: Ciclo A:: II DOMINGO DE PASCUA: ¿Porque me has visto has creído? Dichosos los que crean sin haber visto.

5 / 5 (2 Votos)



II DOMINGO DE PASCUA: ¿Porque me has visto has creído? Dichosos los que crean sin haber visto.

 
Sun, 27 Apr 2014 03:37:00

CAMINEO.INFO.-

HECHOS DE LOS APÓSTOLES 2, 42-47
SALMO
117
PEDRO
1, 3-9
JUAN
20, 19- 31

Estamos en el tiempo pascual, tiempo de alegría, decoración exuberante, las flores, el cirio pascual, los cantos alegres, la celebración más cantada que nunca, todo es como muy bello. Y por esto, sorprende un poco cuando en el evangelio de hoy, se nos habla del pecado, del perdón de los pecados. Parece que no cuadre, ¡si ya ha pasado la cuaresma!.

Y sorprende aún más que esto no sólo pasa en esta aparición de Jesús resucitado, sino que pasa en otras. Este jueves leíamos el evangelio de Lucas donde se decía: “Entonces les abrió el entendimiento para comprender las Escrituras. Y añadió: “Así estaba escrito: el Mesías padecerá, resucitará de entre los muertos al tercer día y en su nombre se predicará la conversión y el perdón de los pecados”. (Lucas 24, 48).

¿Cómo es esto? ¿Cómo es que en medio de la Pascua aparecen en boca de Jesús palabras como pecado, conversión, perdón? ¿Qué se nos está diciendo con esto? Lo que se nos dice es importantísimo, porque nos ilumina lo que implica la resurrección de Cristo.

Jesús con su resurrección ha vencido el pecado, ha vencido la muerte, y nos comunica vida nueva, una nueva vida, participamos de su victoria. ¿Qué es la vida nueva? Una vida donde vencemos el pecado, y donde tenemos esperanza de eternidad. Qué quiere decir que vencemos el pecado: quiere decir que Jesús introduce con su resurrección una doble esperanza:

. Es posible cambiar de vida, es posible vencer el pecado, es posible superar vicios, imperfecciones, maneras de ser. ¡¡Es posible!!

A veces escucho decir: “la gente no cambia”. Mentira. Quien dice esto tiene poca fe, o nula fe. Estamos llamados a ser santos... ¿es que los santos no cambian de vida? Estamos llamados a decir con San Pablo: “ya no soy yo, es Cristo que vive en mí”... ¿es que esto no comporta ningún cambio de vida? ¡Y tanto que cambiamos!

Al final si podemos cambiar o no podemos cambiar, como todo, es un tema de fe.

Cuando hablo con gente con problemas muy diversos, mi primera pretensión es comunicar esta esperanza: “es posible el cambio en tu vida”. Si no de qué serviría hablar con ellos.

. Y la otra esperanza que nos comunica la resurrección de Cristo es que es posible sanar las heridas que en nosotros ha dejado el pecado, y comenzar de nuevo. Esto es el perdón de los pecados. Hoy contemplamos la escena donde Jesús da a sus discípulos esta capacidad sorprendente “a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados”. ¡Es tan grande lo que nos da!

Yo, un hombre pecador como vosotros, diciendo unas palabras, puedo ser mediación de Dios para perdonar el pecado, para sanar la herida que el pecado ha hecho en el alma, para curar heridas que quizás hace años y años que lleva aquella persona.

Esto es tan grande que me ha llevado a poner hace unas semanas un nuevo cartel en la iglesia, en la capilla de la reconciliación. Para facilitar la confesión a cualquier hora del día, para facilitar el diálogo con el sacerdote a cualquier hora del día. Sólo hay que llamar a la rectoría, si estoy, “ven y hablamos”. Un fruto de los Ejercicios Espirituales y de unas palabras de este Papa.

De la conversión y del perdón de los pecados nace la verdadera alegría de la Pascua. Participamos de la victoria de Cristo. Él nos capacita para vencer el pecado. ¿Cómo podría estar alegre si mi alma está manchada, herida, por el pecado? Imposible.

Este domingo se produce un gran acontecimiento eclesial: la canonización del Papa Juan XXIII y del Papa Juan Pablo II. Nos hemos de alegrar mucho de haber tenido dos Papas santos en el siglo XX. Esto nos ha hecho mucho bien.

¿Dos Papas diferentes? Sí. ¿Dos Papas con sensibilidades diferentes? Sí. ¿Dos Papas que han recorrido caminos diferentes? Sí. ¿Dos Papas contrapuestos? No. Quien los contraponga se equivoca. Hemos de amar la pluralidad dentro de la Iglesia, y dentro de la parroquia, porque el Espíritu lleva a la diversidad, “muchos son los dones, uno es el Señor”. Es un error pretender que todos hagamos las cosas como yo las hago y con la sensibilidad con que yo las hago. Un error muy común.

Hago un poco de parodia: cuando los jesuitas hacen una cosa los que no lo son se lo miran mal. Cuando los de la Obra hacen una cosa, los que no lo son se lo miran mal. Situados aquí no estamos situados en el evangelio, estamos situados en la ideología. En la ideología no nos encontramos con el hermano. Situados en el evangelio, sí que nos encontramos con el hermano. Hemos de vigilar porque es muy fácil caer bajo la trampa de la ideología.

Contraponer estos dos Papas es ideológico, no es evangélico. ¡Cuánto bien haría a la Iglesia que pudiéramos apartar de nosotros las ideologías y que nos pudiéramos encontrar en el evangelio, en el seguimiento del Cristo, cuánto bien nos haría!

Demos gracias a Dios por estos dos Papas santos y pidamos que esta eucaristía nos ayude a vivir la vida nueva del Cristo resucitado.





Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com