Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Nov 2017
MoTuWeThFrSaSu
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Homilia:: Ciclo A:: Domingo XVII T.O.: ¿Entendéis bien todo esto?

5 / 5 (1 Votos)



Domingo XVII T.O.: ¿Entendéis bien todo esto?

 
Sat, 26 Jul 2014 23:50:00

CAMINEO.INFO.-

REYES 3, 5. 7-12
SALMO 118
ROMANOS
8, 28-30
MATEO 13, 44- 52



Hay parábolas y parábolas. La del tesoro y la perla van al núcleo del evangelio, al fundamento de todo, a expresar con una brevísima historia cuál es la propuesta de Jesús.

¿Qué es el tesoro escondido? ¿Qué es la perla preciosa? Es Jesús. Jesús es el tesoro escondido, Jesús es la perla preciosa. Jesús es un tesoro, qué definición tan bonita. A todos nos gusta encontrar tesoros, pero está un poco escondido, lo que quiere decir que hace falta un poco de esfuerzo por parte nuestra para encontrarlo.

Y este encontrar el tesoro es el encuentro personal con Jesús del cual hablamos muy a menudo. Un encuentro que según las parábolas producen dos cosas:

La primera, en la parábola encontrar el tesoro produce alegría (“contento del hallazgo”), en nuestra vida encontrarnos con Jesús también es un motivo de alegría, porque el hallazgo cambia, transforma, nuestras vidas.

En este sentido un testimonio muy bonito de Tatiana Goritcheva, nacida en el 1947, en Leningrado, URSS, convertida del ateísmo al cristianismo: “Si alguien me pregunta qué significa para mí el retorno a Dios,…, puedo contestarle con toda sencillez y brevedad: lo significa todo. Todo ha cambiado en mí y a mi alrededor. Y, por decirlo con más precisión aún: mi vida comenzó sólo después de haberme encontrado Dios”.

Tatiana Goritcheva encuentra el tesoro, se alegra de su hallazgo, y todo cambia en su vida. Pero si miramos la realidad, la sociedad que nos rodea, los amigos, , nosotros mismos, compañeros de trabajo, el MCS, vemos que todo esto no se da demasiado... Voy a explicar un hecho que ayuda a entender porque pasa eso:

Como sabéis he estado cuatro días de campamentos con veinticinco chicos y chicas de la ESO de la kt-kolla. Ha sido genial en todos los sentidos (trato con los chicos, divertidísimos, actividades, nuevas experiencias, reír, pensar, rezar, reflexionar, etc.). La última noche hicimos un festival de canciones, uno de los grupos empezó con un solemne punteado de guitarra mientras una voz leía un texto: una carta de Dios a un joven. Leo: “Querido joven, a pesar de que grito al máximo cada vez hay más voces que ahogan la mía. Es difícil oírme y la gente se aleja de mí, me siento solo. Si hiciera caso de la razón ya habría parado de intentar salvar aquel mundo que creé y que ahora me está dando la espalda. A veces pienso que de tanto gritar me quedaré afónico sin motivo aparente. Sé que hay gente que por sí sola nunca escuchará, sé que hay cada vez más, pero continúo gritando, porque confío en que algún día llegarán a mí a través de ti.”

¿Es bonita, eh?, y encuentro que refleja muy bien la situación de hoy. Un Dios que grita y que con tantos ruidos, muchos no lo pueden escuchar y entonces no acaban de encontrar el tesoro. Van caminando por el campo, perdidos, desorientados, como ovejas sin pastor, sin alegría, sin esperanza, sin motivación, ¡pero atención!, en aquel campo estamos nosotros para indicar donde está el tesoro (“un día llegaran a mí a través de ti”).

Tatiana no descubrió el tesoro ella sola, unas personas la encaminaron, le hablaron, le dieron libros, etc. ¡Conduzcamos a Jesús!, ¡el verdadero tesoro!, la verdadera alegría! (“contento del hallazgo”).

La segunda cosa que produce el encuentro, es la decisión de venderlo todo. Cuando se produce el encuentro con Jesucristo pasa alguna cosa en nuestro interior: un cambio de prioridades, un cambio en el que da sentido a la vida, un cambio en manera de vivir el ocio, las relaciones, etc. Esto es venderlo todo.

Si Cristo desapareciera de nuestra vida ¿en qué cambiaría?. Imaginaos mañana me despierto y ya no tengo fe ¿en qué cambiaria mi vida? Si cambiaba poco quiere decir que no hemos “vendido nada”.

Una expresión similar a “venderlo todo” es “nunc coepi”. Expresión de San Pablo utilizada en la canción que vino después de la carta que antes he leído. ¡¡¡Festival musical con mucho nivel!!

“Nunc coepi” quiere decir “ahora empiezo”. San Pablo después de ser perseguidor de la Iglesia dice “Nunc coepi” ahora empiezo. Ahora empieza mi vida.

Cuando encontramos el tesoro escondido, Jesucristo, también nosotros decimos “nunc coepi”. Decía el estribillo de la canción: “Jóvenes abrid el corazón, no tengáis miedo al amor, unidos avanzaréis, gritad todos “nunc coepi”. “Ahora empiezo” a vivir. Como decía Tatiana “mi vida empezó sólo después de haberme encontrado a Dios”.

Todos hemos de empezar de nuevo, la eucaristía, escuchar a Jesús, entrar en comunión con él debería provocar en nosotros un nunc coepi, ahora empiezo con más ganas…

Que estos días que tenemos más tiempo libre nos sirvan para descubrir en Jesús el tesoro de nuestra vida...






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com