Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Nov 2017
MoTuWeThFrSaSu
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Homilia:: Ciclo A:: Domingo XXX del Tiempo Ordinario: Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con todo tu ser."

5 / 5 (4 Votos)



Domingo XXX del Tiempo Ordinario: Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con todo tu ser."

 
Sun, 26 Oct 2014 00:05:00

CAMINEO.INFO

ÉXODO 22, 20-26
SALMO 17
TESALONICENSES
1, 5c-10
MATEO 22, 34-40

“¿Cuál es el mandamiento principal de la Ley?”. ¿Qué diría Jesús si le hicieran esta pregunta en el siglo XXI? Adaptemos la pregunta al siglo XXI y le preguntamos: ¿Qué es lo más importante que hemos de hacer? No creo que dijera: “Lo más importante es cambiar este sistema capitalista injusto”. Porque la raíz del problema no está en el sistema, sino en el corazón del hombre. ¡Qué hemos de intentar hacer mejor el sistema, sí! Pero si no apuntamos a un cambio en el corazón del hombre no iremos a ninguna parte.

Cuando escuchas los políticos, los nuevos y los de siempre, parece que todo sea un problema de estructuras y no es así... No es la estructura la que hace buena a la persona, sino la persona que hace buena la estructura.

¿Y qué proyecto político quiere hacer buenas las personas? Yo no conozco ninguno.

Jesús a la pregunta, respondió con las palabras más revolucionarias de la historia, las palabras que están bajo toda autentica transformación personal y social. La auténtica revolución es la que viene del amor. ¡La revolución que necesitamos viene del amor! Es la única en la que creo.

Y hecha esta introducción, dos ideas:

Primera: Es curioso que a Jesús le pregunten por el mandamiento más importante. Uno. En singular. Y Él responde con dos. ¡Aquí está la novedad de Jesús! Para Jesús no hay Dios sin hombre y no concibe el hombre sin Dios. Y este segundo mandamiento, lo introduce diciendo: “El segundo es semejante a él”.

Jesús viene como a identificar el amor de Dios y el amor al prójimo. Santa Teresa de Jesús, estamos en el año jubilar de Santa Teresa, con motivo de su quinto centenario, dice: “La perfección está en el amor a Dios y en el amor al prójimo”. “Todo el negocio –de la santidad- está en el amar a Dios y al prójimo”. Y después viene a decir que en el amor a Dios puede haber engaños (espejismos), pero en el amor al prójimo no caben los engaños.

Jesús con estas palabras, convierte los dos mandamientos en absolutamente inseparables. Si no amamos las personas, no nos pensemos que estamos amando a Dios. ¡¡Imposible!!
Segunda idea: El segundo mandamiento, muy parecido al primero, es: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”. Qué vivo está Jesús cuando detrás de “amarás a tu prójimo” pone “como a ti mismo”.

¡¡Qué vivo!! ¡¡Qué listo!! Porque todos más o menos amamos, pero las palabras “como a ti mismo” son una medida infalible para saber si estamos de verdad, amando o no al prójimo.

Sabemos perfectísimamente qué quiere decir en cada situación, “como a ti mismo”, quiere decir hacer aquello que nos gustaría que los demás nos hicieran en aquella situación. Pongo tres ejemplos:

Primero: En un grupo de kt-kolla, o de adolescentes, o de jóvenes, o de Vida Ascendente, cuando entra una persona nueva, ¡¡amarlo quiere decir hacer aquello que me gustaría que me hicieran a mí!! Esto es: vinieran todos a hablarme, se interesasen por mis cosas, fuesen cercanos, amables, que no me dejaran solo. Y en cambio ¿qué hacemos?... ¡¡cada uno con su amiguito o su amiguita!!

“Amarás a tu prójimo como a ti mismo”

Segundo ejemplo. Estos últimos fines de semana, han pasado por la parroquia para ser bendecidos los padres de los niños de primero y segundo de comunión, casi cien padres. Amarlos quiere decir hacer aquello que me gustaría que me hicieran a mí. Esto es: me acogieran, algunos hacía años que no pisaban la iglesia, se presentasen, me dieran la bienvenida, me animasen a venir a misa, a conocer la comunidad, a sumarse a las actividades que hacemos. Y en cambio, qué hacemos... ¡¡nada, nada de nada!! ¡¡Después, aún tendremos la cara de quejarnos porque los niños después de la primera comunión no continúen!!

“Amarás a tu prójimo como a ti mismo”

Tercer ejemplo: cuando hablo con los familiares de los difuntos, con cierta frecuencia me dicen que era una persona de misa, que iba a misa hasta que pudo. Y yo les pregunto: ¿y alguien de la comunidad parroquial lo iba a visitar? Respuesta habitual, no. Toda la vida viniendo a misa, y el día que no puede venir, su familia del espíritu se olvida de ella. ¿A todos éstos y todas éstas, los estamos amando como nos gustaría que nos amasen a nosotros?

“Amarás a tu prójimo como a ti mismo”

Con las palabras “como a ti mismo” Jesús nos pone frente un espejo, un espejo al que no podemos mentir.

Que la comunión con Cristo, con Dios, que es Amor, nos ayude a amar a nuestro hermanos.





Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com