Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Nov 2017
MoTuWeThFrSaSu
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Homilia:: Ciclo B:: Domnigo IV del Tiempo de Pascua.

5 / 5 (2 Votos)



Domnigo IV del Tiempo de Pascua.

 
Sat, 28 Apr 2012 23:13:00

CAMINEO.INFO.-

HECHOS DE LOS APÓSTOLES 4,8-12
SALMO 117
PRIMERA JUAN 3,1-2
JUAN 10, 11- 18


Hoy es el primer Domingo de Pascua donde no contemplamos una aparición de Jesús resucitado. Ya hace días que en los evangelios de lunes a viernes no aparece Jesús Resucitado. Como en este domingo.

Estos evangelios que nos propone la liturgia tienen un trasfondo muy pascual porqué aunque no salga Jesús resucitado nos hablan de un Jesús vivo, presente y operante en la Iglesia y en nuestra vida.

En los tres ciclos (A, B y C, ahora estamos en el B) el protagonista del cuarto Domingo de Pascua es siempre Jesús el Buen Pastor. Es muy significativo y aleccionador: hasta ahora hemos repetido hasta la saciedad que Jesús ha resucitado y que Él está vivo. Pero entonces surge la pregunta: ¿y cómo se hará presente en mi vida? ¿Y cómo actuará en mi vida?. La respuesta nos la da el evangelio del cuarto domingo de Pascua: Jesús Resucitado se hará presente y actuará en nuestra vida como Buen Pastor.

Hoy Jesús nos da una imagen de sí mismo que da mucho juego. Por tanto, vale la pena que analicemos un poco lo que nos dice. Todo lo que sea conocer un poco más a Jesús nos interesa muchísimo:

• Jesús dice: “El buen pastor da la vida por las ovejas”. Esta expresión nos habla de su amor:

un amor total (da la vida),
un amor personal (la da por cada oveja),
un amor que es donación de sí (el pastor vive pendiente de las ovejas, no como el asalariado),
un amor activo, vivo, (lo lleva a defender y luchar por las ovejas, a no abandonarlas nunca pase lo que pase),
un amor lleno de misericordia (irá a buscar la oveja perdida, no la reñirá, se la carga a los hombros y la vuelve a casa).

Nos hace falta contemplar, hacernos presente, esta manera de ser de Jesús como Buen Pastor, porqué nos ayuda a hacerlo más cercano, más enraizado en nuestra vida. Relacionarnos con el Buen Pastor resulta fácil, evocador.

Nos hace falta contemplar todo el amor que hay en esta definición de Jesús: “Yo soy el Buen Pastor” porqué es la experiencia de que Jesucristo nos ama, la que nos ayuda a avanzar en nuestra vida cristiana, es esta experiencia la que nos genera ansias de ser santos. Si no deseamos ser santos no avanzaremos en el seguimiento del Cristo.

Podemos pensar, preguntarnos: ¿y cuando las cosas no van bien, donde está el Buen Pastor que nos ama? La respuesta es clara y contundente: Él no nos abandona nunca, Él siempre hace de Buen Pastor, pero esto no quiere decir que nos pueda evitar todos los males. Ya lo dice el salmo del buen pastor que a veces toca caminar por “cañadas oscuras”. Dios no quiere el mal pero lo permite, y en estas “cañadas oscuras” Él está presente y actuante. Como dice el salmo: “nada temo, porqué tú vas conmigo: tu vara y tu cayado me sosiegan”.

Hace falta que crezcamos en una convicción que motivará nuestra mirada de fe: en todo hecho negativo, malo, hay una gracia, una luz, una enseñanza, una presencia del Cristo. Hace falta que potenciemos esta mirada de fe sobre tantos hechos que, a veces, nos agobian.

• Dice también Jesús: “Yo soy el Buen Pastor, que conozco a las mías, y las mías me conocen, igual que el Padre me conoce, y yo conozco al Padre; yo doy mi vida por las ovejas”. Si meditamos estas palabras nos revelan una realidad sorprendente y muy gozosa. Jesús establece una igualdad entre la relación entre el Padre y Él y la que debe haber entre Él y nosotros. ¡Fijémonos a que intimidad nos llama Jesucristo!.
Él desea conocernos y que nosotros le conozcamos, del mismo modo que Él conoce al Padre y el Padre a Él. ¡Es fantástico!.

Hemos de aspirar a esta intimidad, desearla, pedirla, porqué es ella la que hace que Jesús el Buen Pastor pase de una idea, una teoría, a ser una realidad vivida en nuestra vida.

Hace unos cuantos años me confesé con un sacerdote con quien no lo había hecho nunca y me dijo: “te falta intimidad con el Señor”. Era verdad, y me ayudó mucho que me lo dijera tan claro. ¡¡Es esencial!

Acabo ya con una breve referencia a los lobos: si Jesús es el Buen Pastor y nosotros las ovejas, ¿Quiénes son los lobos?. Dice Jesús que “el lobo hace estrago y las dispersa”. Por tanto, hará falta tener muy claramente identificados a los lobos.

Identificar los lobos lo pongo como deberes para cada uno: ¿Qué lobos interiores y exteriores nos amenazan, nos hacen daño, nos dificultan ser santos? ¡Hay lobos!, ¡es preciso que cada uno identifique los suyos!. Ejercicio que nos ayudará mucho para llegar a ser santos.

Que la eucaristía nos ayude a tratar más a Jesucristo como buen pastor que da la vida por nosotros.






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com