Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Nov 2017
MoTuWeThFrSaSu
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Homilia:: Ciclo B:: Solemnidad de la Santisima Trinidad: Id y haced discípulos de todos los pueblos,

5 / 5 (1 Votos)



Solemnidad de la Santisima Trinidad: Id y haced discípulos de todos los pueblos,

 
Sun, 03 Jun 2012 00:06:00

CAMINEO.INFO.-

DEUTERONOMIO 4, 32-34.39-40
SALMO 42
ROMANOS 8, 14,17
MATEO 28, 16-20


Celebramos hoy la Solemnidad de la Santísima Trinidad, en ella no conmemoramos ningún episodio de la historia de la Salvación, sino que celebramos el misterio de Dios mismo.

La experiencia nos muestra que muchas veces, al intentar explicar este misterio, lo acabamos destrozando. A veces, tratamos a Dios como una cosa no como a un Dios personal, o hacemos que las tres Personas divinas aparezcan separadas. El dogma, sin embargo, es claro: un solo Dios (una sola naturaleza divina, una sola substancia divina), pero tres personas divinas. Ninguna es anterior en el tiempo a las otras, son iguales en dignidad, las tres son igualmente Dios. Es un misterio, lo entendemos pero no en su totalidad.

Peroa pesar de no entenderlo en su totalidad, a pesar de no poder abarcarlo, dirigimos nuestros corazones a la Santísima Trinidad.

Se cuenta que un día San Agustín paseaba por la playa y vio a un niño vaciando cubos de agua en un agujero. El santo le pregunto: ¿Qué haces? Intento meter todo el mar en este agujero, respondió el niño.

¿No ves que es imposible? Dijo el santo. A lo que el niño respondió: "Pues más difícil aún es entender el misterio de la Trinidad, como tú pretendes."

No podemos reducir la grandeza de Dios a la medida humana. Por eso, ante Dios nuestra actitud debe ser siempre de una profunda humildad y abandono en sus manos providentes. No entendemos (totalmente), pero adoramos Nos hemos de fundamentar en él y no en nosotros.

Pero tampoco podemos decir de la ST que es algo tan desconocido porque durante todo el año litúrgico vamos conociendo más y mejor a Jesús a través de cada celebración, ya sea por un domingo del Tiempo Ordinario ya sea por una celebración en la que hacemos presente un acontecimiento importante de la historia de salvación. Siempre vamos profundizando en el conocimiento de JC. Y es Jesús, el Hijo de Dios, el que nos muestra al Padre ("quien me ha visto a mi ha visto al Padre"). Conociendo y amando a Jesús, vamos conociendo y amando al Padre. Y es Jesús el que nos envía el ES, que siendo invisible se nos hace presente a través de su acción en nosotros.

Gracias a la revelación de JC sabemos que nuestro Dios no es una realidad fría y solitaria, sino una comunidad de personas. Y el cristiano está llamado a entrar en esa comunión de personas.

Ahora "yo" somos cuatro: el Padre, el Hijo, el ES y yo. Las personas divinas se nos dan en la inhabitación para que las poseamos y para que vivamos con ellas y de ellas. Y todo esto por amor.

La presencia de Dios en el hombre es una presencia real de las tres Personas divinas. Se trata pues de una presencia de las mismas personas divinas y no de meros dones santificantes.

Pienso que de las muchas cosas que Jesús nos dice en le evangelio la llamada más fuerte, la expresión de amor que resuena con más fuerza, el mayor don que Cristo nos da es el don de la inhabitación. Y es a la vez un tema muy olvidado en nuestra espiritualidad. El regalo supremo de Cristo es desatendido, olvidado, poco correspondido. Y por eso hacemos muchas cosas mal, buscamos donde no hay vida y no descansamos sólo en el Señor, en quien está toda nuestra esperanza.

El mismo San Pablo dice: "¿no sabéis que sois templo de Dios".

Habitualmente la vivificación sobrenatural del hombre viejo se atribuye al ES, tercera persona de la ST. Pero debe quedarnos claro que la inhabitación de Dios en el alma es común a las tres personas, decía San Agustín: "¿Quién, a nos ser que ignore totalmente la inseparabilidad de la Trinidad, osará opinar que el Padre o el Hijo habitan en alguien en quien no habita el ES, o que el ES habita en alguien en quien no moran el Padre y el Hijo? Así están el Padre, el Hijo y el ES; así está la Trinidad, un solo Dios". Inseparabilidad de la ST.

De este modo, por amor, el Dios uno y trino se constituye en principio ontológico y dinámico del hombre nuevo. La Trinidad divina se constituye en el principio vital del cristiano, es decir, en el origen constante de sus pensamientos y afectos, palabras y obras.

Una vez un cartujo al que fui a visitar nos dijo: "Cuando habéis entrado lo primero que he hecho es adorar a la Trinidad que habita en vuestras almas." ¡Qué bonito sería que todos llegáramos a tener una relación tan familiar y cercana con Dios.!

En el capítulo VI de Juan se nos dice: "Yo soy el pan vivo bajado del cielo. El que come mi carne y bebe ni sangre tiene la vida eterna .. habita en mi y yo en él." Fijaos que la eucaristía ha sido instituida para intensificar en los cristianos la inhabitación de Dios. En otras palabras: la eucaristía es para la inhabitación. O sea, la presencia real de Cristo en la eucaristía tiene como fin asegurar e intensificar la presencia real de Dios en los justos por la inhabitación.

Pidamos al Señor que nos ayude a vivir más está realidad de la inhabitación.






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com