Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Feb 2018
MoTuWeThFrSaSu
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28        


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Homilia:: Ciclo B:: Domingo XXII Tiempo Ordinario: “Acepten dócilmente la Palabra que ha sido plantada y que es capaz de salvarles”

5 / 5 (3 Votos)




Domingo XXII Tiempo Ordinario: “Acepten dócilmente la Palabra que ha sido plantada y que es capaz de salvarles”


Sun, 02 Sep 2012 00:44:00

CAMINEO.INFO.-

Dt 4,1-2.6-8:

"No añadan nada a lo que les mando... así cumplirán los preceptos del Señor"
Sal 14,2-5: "Señor, ¿quién puede hospedarse en tu tienda?"
St 1,17-18.21b-22.27:"Lleven a la práctica la Palabra"
Mc 7,1-8a.14-15.21-23:"Dejan a un lado el mandamiento de Dios, para aferrarse a la tradición de los hombres"

Es preciso empezar diciendo, que Dios, al Pueblo de Israel, en el Sinaí, le dio los diez mandamientos, que no se han de ver como diez prohibiciones, sino como los consejos de un padre a un hijo para que camine por el camino del bien. En la primera lectura hemos leído como Dios después de dar los diez mandamientos les dice: “No añadáis nada a lo que os mando ni suprimáis nada”. Pero con el paso de los años los judíos fueron ampliando estos preceptos con multitud de prácticas y prohibiciones, como nos relata hoy el evangelista Marcos. En tiempos de Jesús había más de trescientos preceptos que era preciso cumplir.

Jesús choca con la manera de entender la religiosidad de los fariseos y maestros de la ley, una religiosidad muy centrada en un cumplimiento externo de muchos preceptos y prácticas religiosas. Todo esto les lleva a una vivencia muy rigorista y legalista de la religión.

La advertencia que Jesús hace a los fariseos es muy seria, y nosotros hace falta que acojamos esta Palabra como una Palabra dirigida hoy a nosotros:
“Este pueblo me honra con los labios,...
Pero su corazón está lejos de mí....
El culto que me dan está vacío,...
La doctrina que enseñan son preceptos humanos”...

Palabras muy fuertes. Jesús viene a decir: “veo una cierta religiosidad, veo un culto, veo unos rituales, pero vuestro corazón está lejos de Dios.”

Si Jesús mirase nuestra vida, nuestro corazón, ¿qué diría? ¿Nos diría unas palabras parecidas a las de los fariseos o, quizás, recibiríamos su felicitación por nuestras actitudes al vivir los actos de piedad? ¿Nuestros corazones están cerca de Dios? ¡Es necesario que nos dejemos interpelar por su Palabra y miremos nuestro interior!

Y por si no queda claro, Jesús dice a continuación: “Dejáis a un lado el mandamiento de Dios para aferraros a la tradición de los hombres”. Y cuál es el gran mandamiento de Dios: “Amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo”.

Más de una vez ya he dicho lo que ahora diré: “pienso que todos llevamos un pequeño fariseo dentro de nosotros”.... Todos, yo el primero, tenemos una tendencia a reducir la religión a unas prácticas, a hacer unas cosas. Y si no ponemos unción, devoción, conciencia de lo que hacemos, si no ponemos fe y esperanza, entonces, la práctica religiosa que hacemos no nos ayuda a entrar en un contacto real y transformante con Dios. Nos quedamos en el acto externo.

¡Porqué tan importante como hacer las cosas es cómo las hacemos!

Imaginemos una cosa. Imaginemos que el Papa dice: “A partir de ahora ya no es un precepto obligatorio ir a misa los domingos”. ¿Seguiríamos viniendo todos los domingos a misa, o quizás, faltaríamos a alguno de vez en cuando?

Si vengo porqué es obligatorio (y no pongo el corazón) convierto la misa en un acto externo que no me pone en contacto con Dios. Que es lo que les pasaba a los fariseos con sus prácticas.

Si vengo porqué es obligatorio, el pensamiento que hay detrás es “vengo porqué toca, porqué tú no me das la vida, la felicidad y la alegría,...”

En el fondo dudamos de que Dios nos pueda hacer verdaderamente felices. Es la gran victoria del Padre de la Mentira, el diablo: ¡Conseguir poner en el corazón de un hijo de Dios la desconfianza hacia su Padre, la desconfianza de que Dios le podrá hacer verdaderamente feliz!

Hemos de crecer en la conciencia de un Dios amigo del hombre, que quiere su bien, Dios es infinitamente más capaz de hacernos felices de lo que somos nosotros.

¿Por qué Dios nos manda que lo amemos por encima de todas las cosas y al prójimo como a nosotros mismos? Porqué en este amar nos jugamos nuestra felicidad. Sólo amando seremos felices.

¿Por qué venir a misa, rezar, meditar la Palabra, nos parece pesado? Porqué esta certeza del Dios amigo que quiere mi bien, mi felicidad y que me da vida, no está presente o su presencia es muy débil.

En la primera lectura cuando Moisés habla al Pueblo les dice respecto los mandamientos: “que yo os mando cumplir. Así viviréis”. Y en la segunda lectura se nos dice: “Aceptad dócilmente la palabra... Es capaz de salvaros. Llevadla a la práctica y no os limitéis a escucharla”.

Dios hoy nos habla y nos pide que revisemos nuestra manera de situarnos delante de Él y que revisemos la vivencia de nuestras prácticas de piedad. De nuestra actitud depende que Él pueda ser el Dios de la felicidad, la vida, y la alegría.






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com