Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Nov 2017
MoTuWeThFrSaSu
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Homilia:: Ciclo B:: Solemnidad de Santa Maria Madre de Dios

5 / 5 (1 Votos)



Solemnidad de Santa Maria Madre de Dios

 
Thu, 01 Jan 2015 08:54:00

Hoy último día de la octava de Navidad, celebramos la Solemnidad de la Madre de Dios. Es muy bonito, muy apropiado que la liturgia haya situado esta fiesta en estos días porque esta fiesta nos ayuda a entender mejor el misterio que celebramos estos días, la presencia de Dios con nosotros. Y a la vez es una celebración que nos ayuda a profundizar nuestra mirada sobre María.

María, “Madre de Dios”: una muchacha, jovencita, de un pequeño pueblecito, Nazaret, que seguramente no sabía leer ni escribir, es la “Madre de Dios”. Esta expresión sólo puede ser entendida bajo la perspectiva de una bendición especial de Dios.

Y las lecturas apuntan en este sentido. En la primera lectura escuchamos las palabras con las que Dios sugiere a Moisés cómo se ha de bendecir al Pueblo de Israel. Es la bendición de Dios más antigua de la Biblia y una de les más bonitas. Hoy esta lectura nos recuerda que la bendición de Dios se hará especialmente presente, evidente, en María. “Bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús”.
En el salmo hemos cantado la respuesta diciendo: “El Señor tenga piedad y nos bendiga”.

San Pablo nos ha hablado que al llegar la plenitud de los tiempos hemos recibido a través de una mujer la bendición de Dios más grande para la Humanidad, el Hijo de Dios.

Y en el evangelio hemos contemplado la gran bendición de Dios, el nacimiento de Jesús de las entrañas de María y como los pastores son los primeros en reconocer esta gran bendición.

Ella es la bendecida, la bienaventurada (“desde ahora me felicitarán todas las generaciones). María “nos habla” de un Dios que bendice abundantemente, generosamente, hasta el punto de hacer de una jovencita de pueblo, la “Madre de Dios”. Podemos decir que María es icono de un Dios que bendice. De esta idea de María como icono de un Dios que bendice surgen algunas expresiones litúrgicas muy bonitas:

. “imagen y primicia de la Iglesia gloriosa
. modelo de esperanza cierta (ella la bendecida fuente de esperanza)
. consuelo del pueblo que camina” (ella ... fuente de consuelo)
(prefacio de la Asunción de la Madre de Dios)
Hoy, al mirar, al contemplar a María, Madre de Dios, redescubrimos un Dios que bendice
Un Dios que hace bajar sus bendiciones del cielo
Un Dios que hace cosas sorprendentes
Un Dios que hace de una muchacha la Madre de Dios
Un Dios que ha hablado por boca de los profetas
Un Dios que nos ha hablado a nosotros en la persona del Hijo
Un Dios que nos envía el espíritu del Hijo, que hace clamar en nuestros corazones “¡Abbá, Padre!”

Mirar a María, Madre de Dios nos lleva a confiar más en Dios, a hacernos presente un Dios que bendice.

Yo cuando rezo el padrenuestro, me gusta imaginar una lluvia de gracias sobre Cardedeu. Me gusta imaginar que cada una de las siete peticiones que hacemos en el padrenuestro, provoca una lluvia de gracias de Dios sobre nosotros, y me hago la imagen de que todo queda empapado de su gracia. O a veces, cuando lo rezo pienso en un colectivo concreto: las catequistas, los voluntarios de Cáritas, los vigilantes de la iglesia, etc... para que queden llenos de las gracias que pedimos en el padrenuestro.

Ahora empezamos un nuevo año, siempre esperamos que sea mejor que el anterior, pero no pongamos nuestras esperanzas en frágiles promesas humanas, en nosotros mismos, en la suerte, en el destino... Que nuestra esperanza tenga su razón de ser en la bendición de Dios. ¡¡Quién sino Él!!

Con los adolescentes utilizo un gesto cargado de simbolismo: una jarra, un vaso y agua. Si el vaso se coloca bien, el agua cae dentro, si el vaso se coloca al revés, el agua cae fuera... La conclusión muy fácil: de nosotros depende recibir la bendición de Dios, de Dios. Él seguro que nos quiere bendecir abundantemente.

En este año que iniciamos, pidamos el don de ser vasos que se coloquen bien para poder recibir tantas bendiciones que Dios nos quiere dar y hagámoslo mirando a María, icono de las bendiciones de Dios.





Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com