Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Dec 2017
MoTuWeThFrSaSu
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Homilia:: Ciclo B:: XVIII Domingo del Tiempo Ordinario

5 / 5 (1 Votos)



XVIII Domingo del Tiempo Ordinario

 
Sat, 01 Aug 2015 23:53:00

CAMINEO.INFO.-

ÉXODO 16, 2-4.12-15
SALMO 77
EFESIOS
4, 17.20-24
JUAN 6, 24- 35


¿Cómo alimentamos nuestro espíritu? Es la pregunta que hay en el trasfondo del evangelio de hoy. ¿Cómo alimento mi espíritu?

Jesús empieza haciendo una observación crítica... “me buscáis... porque comisteis pan hasta saciaros”. Está contraponiendo el alimento corporal con el alimento espiritual. Lo mismo hará al hablar del pan de Moisés y del pan bajado del cielo. Vuelve a contraponer el pan corporal con el pan espiritual. De aquí que surge la pregunta con que empezaba... ¿Cómo alimentas tu espíritu?

El mundo nos ofrece un pan muy seductor, un pan superficial, no el pan que alimenta nuestro espíritu...

El sábado en la portada de “El Periódico” indicaba cosas que estaban “in” y cosas que estaban “out”. ¿Qué está “in”?; ¿Leer los clásicos? No. ¿Retirarte para reflexionar sobre tu vida? No. ¿Hacerte preguntas que apuntan hacia el sentido de la existencia? No. Lo que está in, según ellos: “La expo de Audrey Hepburn en Londres” “Justin Bieber y “Where Are ü Now” “Los pantalones “culottes”. ¡¡Éste es el alimento que nos quieren dar!! Una exposición, una canción, unos pantalones. ¡¡Patético!!

Esto es un pequeño ejemplo, pero, fijaros que no recibimos, por parte del mundo, ningún mensaje que lleve a alimentar el espíritu. Todo es tremendamente superficial... Y recibir tantos mensajes en este sentido nos afecta... “Apaguemos la tele y encendamos los cerebros”. No nos dejemos llevar por este tsunami de mediocridad y superficialidad. Dos virus de nuestra sociedad.

Hoy Jesús nos dice: “Trabajad, no por el alimento que perece, sino por el alimento que perdura para la vida eterna”.

San Pablo nos dice hoy: “Hermanos: Esto es lo que digo y aseguro en el Señor: que no andéis ya como los gentiles” “…es decir, a abandonar el anterior modo de vivir, el hombre viejo corrompido por deseos seductores”.

Hemos de cambiar de hábitos para alimentar bien nuestros espíritus... Como decía, leer clásicos (El Quijote, La Divina Comedia, y tantos...). Leer a Aristóteles, Platón, Shakespeare, San Agustín, Orwell, Teilhard de Chardin, Blondel, Pascal,... ...Leer, hacer silencio, contemplar, pensar, preguntarnos... ahora el verano es un tiempo propicio...

Para avanzar hemos de cambiar alguna cosa. Hacemos lo mismo, siempre estaremos en el mismo lugar. Pequeños cambios pueden generar una gran diferencia. “Trabajad por el alimento que perdura para la vida eterna”.

Segunda idea: A Jesús le preguntan: “¿Qué obras tenemos que hacer para trabajar en lo que Dios quiere?”. Yo pienso que todos en algún momento, o en muchos momentos, formulamos esta pregunta al Señor: ¿Qué he de hacer? ¿Qué quieres que haga? ¿Por dónde he de ir?... Ante un pequeño problema, ante una situación compleja, ante una elección de opción de vida... surge la pregunta... ¿Qué he de hacer para obrar como tú quieres?

Si nunca hemos formulado la pregunta: ¡¡tenemos un problema espiritual serio!! Es bastante evidente, cuando nuestra vida entra en la oración... surge la pregunta... ¿Señor, qué he de hacer?

La respuesta de Dios: “La obra que Dios quiere es ésta: que creáis en el que él ha enviado”. La respuesta es: “Cree en Jesús”. Que hoy se nos presenta como alimento verdadero. “Yo soy el pan de vida”. Ante tantos alimentos tóxicos, adulterados, que no nos hacen bien... Jesús se presenta como el pan de vida, que da la vida. Con Él ya no tienes hambre, ya no tienes sed. “El que viene a mí no pasará hambre, y el que cree en mí nunca pasará sed”.

Ante tantos alimentos tóxicos que el mundo nos ofrece, la respuesta de Jesús: “Aliméntate de mí” “Que yo sea tu pan” “que sea yo quien apague tu hambre y tu sed”. ¿Dónde estamos apagando nuestra hambre, nuestra sed? ¿En la tele... en la diversión, en la charla insubstancial? ¿en Cristo?

Qué bonito que hacer lo que Dios quiera, sea creer en Jesús y que creer en Jesús quede vinculado a la eucaristía, donde Jesús se nos ofrece como pan.

Ahora y aquí, Jesús nos dice: “Yo soy el pan de vida. El que viene a mí no pasará hambre, y el que cree en mí nunca pasará sed”. ¡¡Generemos pequeños cambios en nuestra vida que nos lleven a estar mejor alimentados!!






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com