Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 

Oct 2021
MoTuWeThFrSaSu
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31






www
Portada:: Homilia:: Ciclo B:: Domingo V tiempo de cuaresma

5 / 5 (10 Votos)




Domingo V tiempo de cuaresma

Sat, 20 Mar 2021 23:43:00

CAMINEO.INFO.-


El próximo domingo es ya Domingo de Ramos, donde contemplaremos la pasión de Jesús. Contemplaremos los hechos históricos de la pasión de Jesús.

 

Hoy, el domingo anterior, Jesús nos presenta su vivencia interior de lo que está a punto de vivir. En este sentido es un evangelio muy interesante. Cómo Jesús da sentido a lo que está a punto de vivir y es el núcleo de nuestra fe. A partir de aquí dos ideas.

 

1. Es la hora de Jesús. La vida pública de Jesús  comenzó en las bodas de Caná. Allí dijo a su madre, “todavía no ha llegado mi hora”. Hoy Jesús nos ha dicho: “Ha llegado la hora”. Está a punto de empezar aquello que ha venido a hacer. Está a punto de suceder el acontecimiento que es un resumen de su vida, allí se concentra todo: ha venido a dar la vida, como  precio de rescate por todos nosotros.

 

No le quitan la vida. Él la da. A mí la vida no me la quitan unos acontecimientos que están  a punto de pasar (traición, juicio, crucifixión y muerte), sinó que yo doy mi vida, yo la entrego. Ésta es su vivencia interior, y que tendría que ser también la nuestra.

Me explico: Todos estamos llamados, en nuestras circunstancias, a dar la vida: la gente mayor: “A mí la vida no me la quita mi ancianidad, sinó que yo la doy, la libro a Dios”. El que está enfermo: “A mí la vida no me la quita la enfermedad, sinó que yo la doy”. El padre de familia: “A mí la vida no me la quitan los hijos, sinó que yo la doy”.

 

Nosotros hemos de dar la vida a Dios, es suya… por encima de los acontecimientos le hemos de dar nuestra vida. Por esto, después dice: “si el grano de trigo… El que se ama a sí mismo se pierde,… El que quiera servirme,.... Expresiones que van en la línea de dar la vida... Le hemos de dar nuestra vida a Dios: le hemos de decir “te doy mi vida, es tuya...”. Cuesta. Es la propuesta que nos hace Jesús...

 

Y si la donación de Jesús, su entrega, fue salvadora, también la nuestra es una entrega que salva, que comunica vida. ¡¡No lo dudemos!!

 

Segunda idea para descubrir el sentido que quiere dar Jesús a los acontecimientos que están a punto de pasar. “Quisiéramos ver a Jesús”. Qué expresión más bonita la que dicen los griegos al apóstol Felipe: “Señor, quisiéramos ver a Jesús”.

Constantemente escucho este grito. ¡¡Sí, constantemente!! No lo siento físicamente, claro, pero, sí metafóricamente:

Cuando los adolescentes están entristecidos, peleados con el mundo, desorientados, sólo pendientes del móvil y de sí mismos, ... ¿No están diciendo? “Quisiéramos ver a Jesús”.

Cuando en el matrimonio todo son pequeños roces, discusiones, malentendidos, ¿no están diciendo? “Quisiéramos ver a Jesús”. Cuando los abuelos sólo saben quejarse y centrarse en cosas negativas, cuando se han olvidado de reír. ¿No están diciendo? “Quisiéramos ver a Jesús”.

 

Constantemente escucho este grito. Y hemos de hacer como Felipe y Andrés, llevarlos ante Jesús.

 

Este “ver” no se refiere a un mirar físico, sino a descubrir quién es Jesús, a tener experiencia de encuentro. La respuesta de Jesús a la petición de Felipe es muy significativa... Jesús responde hablando de su glorificación, que es la cruz, hablando del grano de trigo que ha de morir, referencia a la cruz, hablando de dar la vida, que es lo que hace él en la cruz. Por tanto, Jesús responde hablando de su cruz... Parece que esté diciendo: “Me quieren ver, me quieren conocer, quieren encontrarse conmigo: la cruz, el camino de la cruz. ¡Que miren la cruz! ¡Que me sigan en el camino de la cruz! Jesús: “El que quiera servirme, que me siga, y este donde yo estoy (en la cruz)”.

 

No podemos seguir a Jesús por un camino diferente del de la cruz. A veces, tenemos la tentación, pero, ¡¡son caminos falsos!! El camino de Jesús es el camino de no escandalizarse por nuestras cruces... A veces, cuando viene la cruz, surge la duda, la queja, la desconfianza de Dios, y, a veces, el abandono del camino. El camino de Jesús es el camino de no escandalizarse por nuestras cruces, y vivirlas unidos a Jesús, haciendo camino con él.

 

Una aclaración: seguir a Jesús por el camino de la cruz, no quiere decir que en tu vida habrá más cruces que si no siguieras este camino. ¡¡No!! Mejor dicho, sería lo contrario, el cristiano al actuar según el querer de Dios encuentra menos cruces en su vida. Y las cruces que encuentra las vive de una manera muy diferente a como las vive el mundo.

 

Las cruces han de ser abrazadas por nosotros, como hizo Jesús, y entonces, se convertirán en una glorificación, como la de Jesús. Amen.






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO





SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com