Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Dec 2017
MoTuWeThFrSaSu
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Homilia:: Ciclo B:: Solemnidad de Cristo Rey

5 / 5 (3 Votos)


CAMINEO.INFO.-

Solemnidad de Cristo Rey

 
Sun, 22 Nov 2009 07:00:00

CAMINEO.INFO.-

Dn 7,13-14. Su dominio es eterno y no pasa.
Sal 92. El Señor reina, vestido de majestad.
Ap 1,5-8. El príncipe de los reyes de la tierra nos ha convertido en un reino y hecho sacerdotes de Dios.
Jn 18,33b-37. Tú lo dices: soy rey.

Queridos hermanos y hermanas,

Hoy la solemnidad de Cristo Rey se nos presenta como la culminación del año litúrgico, parece como si la Iglesia nos estuviera preguntando respecto a Jesús: “y después de verle nacer, de conocer su predicación, sus milagros, lo que hacia, lo que decía, después de contemplar su pasión y resurrección, después de recibir su espíritu en Pentecostés, después de todo esto ... ¿lo aceptáis como rey? ..., ¿es realmente JC rey en vuestros corazones?”. ¿Cristo reina en nuestras vidas? ¿O quizá es sólo para nosotros una obligación dominical?

Cada fiesta, cada solemnidad, nos ilumina distintas facetas de la vida cristiana. Y esta solemnidad quiere poner ante nosotros la realeza de Cristo y qué tipo de realeza es esa. Porque Cristo no reina como los reyes del mundo, y eso nos debe iluminar ciertos aspectos de la vida cristiana, del seguimiento de Jesús.

Dos ideas para entender mejor esta solemnidad:

La primera: es importante que entendamos la realeza de Jesucristo, entender qué tipo de Rey es JC. Para ello hemos de tener presentes dos escenas:

• La primera es aquella en la que la muchedumbre admirada por los milagros que Jesús hacia quería proclamarle rey, y él se escabulle desaparece, y marcha a orar a la montaña. No acepta su realeza cuando se entiende al modo humano: poder, dignidad, fuerza, …

• La segunda escena es la que hoy hemos contemplado en el evangelio y que nos sirve para entender la verdadera realeza de Jesús: Jesús abandonado por sus discípulos, falsamente acusado, negado por Pedro, herido, golpeado, humillado, es interrogado por Pilatos que le pregunta: “Entonces ¿eres rey?. Jesús le respondió: tienes razón: “Yo soy rey””.

¡Qué realeza más curiosa!, ¡tan distinta de la del mundo!. Su trono es la cruz, su corona, una corana de espinas…. Nuestro rey es un rey coronado de espinas que muere de la manera más humillante que había en esos tiempos, en la cruz.... ¡Qué distinto de los reyes del mundo!.

Santa Teresa decía: “Otros reyes se presentan con insignias y atributos para que los reconozcamos. Jesucristo no los necesita”.

Jesús reina desde la cruz, Jesús reina muriendo por los demás, Jesús reina dándose por cada uno de nosotros, Jesús reina sirviendo. Servir es reinar.

Para Jesús reinar es servir amando humildemente hasta la entrega total de si mismo.

Jesús reina desde el Amor, la Verdad, la Justicia y la Paz. El suyo es un reinado de santidad y de gracia que puede transformarlo todo.

Una vez hemos entendido la realeza de Jesucristo y qué tipo de Rey es Jesucristo, entonces pasamos a la segunda idea.

La segunda idea es que su modo de reinar debe iluminar nuestra vida. La liturgia nos invita a reavivar en nosotros el deseo de que Cristo reine en nuestra vida, de modo que amemos como él amaba y sirvamos como él servia.

Quien sirve reina, quien sirve es el más grande, ese es su mensaje en el lavatorio de pies. Hemos de contemplar mucho su realeza, su modo de reinar para que en nuestras pequeñas decisiones vivamos el servir como lo hizo Jesús.
A veces cuando servimos a los demás parece que nos quiten la vida, parece que la estemos malgastando, (y además ni nos lo agradecen) y no es así. Cristo nos llama a servir como él sirvió y en el servicio encontramos nuestra realización más auténtica. Vaticano II GS: “El hombre adquiere su plenitud a través del servicio y la entrega a los demás”

En las relaciones entre esposos o hacia los hijos, o entre los hijos: la tendencia natural es a que nos sirvan, lo que deseamos es ser servidos y estar cómodos nosotros, y la tendencia sobrenatural es la contraria: darnos a los demás, servir a los demás como hizo Cristo. Si miramos lo que nosotros vivimos cada día descubriremos que somos más carnales que espirituales.

Todo esto no se entiende a no ser que contemplemos y miremos mucho a Jesucristo. En él debemos fijar nuestra mirada.

Y es Jesús reinando en nosotros que nos ayuda a construir el Reino de Dios ya aquí en la tierra. Dice el prefacio de hoy: “El reino de la verdad y de la vida, el reino de la santidad y de la gracia, el reino de la justicia, el amor y la paz.”. No se me ocurre nada más grande a lo que valga la pena dedicar toda nuestra vida.






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com