Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Nov 2017
MoTuWeThFrSaSu
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Homilia:: Ciclo C:: I Domingo de Adviento

5 / 5 (7 Votos)



I Domingo de Adviento

 
Sat, 28 Nov 2015 22:59:00

CAMINEO.INFO.-

JEREMÍAS 33,14-16
SALMO 24
TESALONICENSES 3, 12-4,2
LUCAS 21, 25-38.34-36

Las solemnes palabras de San Pablo enlazan perfectamente con el sentido y la espiritualidad del año litúrgico: “En fin, hermanos, por Cristo Jesús os rogamos y exhortamos: habéis aprendido de nosotros cómo proceder para agradar a Dios; pues proceded así y avanzad aún más”.

En este año litúrgico, volveremos a contemplar los misterios centrales de la vida de Jesús, pero, es preciso que lo hagamos con el deseo “de avanzar aún más”.

Siempre hemos de ir avanzando. Hacemos un camino. Esto implica avanzar. No podemos estar siempre en el mismo lugar. ¿Avanzar en qué? Sobre todo en el amor, y en todas las manifestaciones del amor y centrarnos allí donde, quizás, fallamos más, en el espacio familiar. Por tanto, perdón en la familia, paciencia en la familia, serenidad en la familia, servicio en la familia, comprensión del otro en la familia,... No es fácil. ¿Y cómo? Yendo a las fuentes de donde mana la salvación. Porqué solos no podemos, no lo logramos...

Esta semana en la oración, preguntémosle a Jesús ¿En qué tendría que avanzar aún más?
Adviento, quiere decir venida. La primera lectura hablaba de unos días futuros donde Dios bendeciría a su pueblo: “Mirad que llegan días…, en que cumpliré la promesa que hice…”. “En aquellos días y en aquella hora, suscitaré a David un vástago legítimo...”. “En aquellos días se salvará Judá...”

Se refiere a la Navidad. Y por esto, el tiempo de adviento, para prepararnos, predisponernos, para “avanzar aún más” en la vivencia y comprensión de la Navidad.

Si Navidad es amor, que lo sea este año aún más.
Si Navidad es buen ambiente, que lo sea...
Si Navidad es acordarnos a los necesitados, que lo sea...
Si Navidad es olvidar rencores familiares, que lo sea...

Por esto, nos hemos de preparar; por esto, el tiempo de adviento, para avanzar aún más.

Navidad es Dios que entra en la Historia de la Humanidad, y lo hace para poder entrar en nuestra historia personal. Y esta entrada en nuestra historia personal la hace de muchas maneras.

Hemos puesto en el presbiterio, una puerta, con un lema, una frase que el Apocalipsis atribuye a Jesucristo. “Mira que estoy a la puerta y llamo; si alguno escucha mi voz y abre la puerta, yo entraré a él y cenaré con él y él conmigo”. (Apo 3,20)

Jesús llama a la puerta de nuestro corazón de muchas maneras. Hoy el evangelio y las oraciones de la celebración, apuntan al día no que llamará a nuestro corazón, sino que lo hará al corazón de la Humanidad: la parusía, la segunda venida de Jesús, donde empezará un cielo nuevo y una tierra nueva.

El Evangelio apunta a unos acontecimientos que serán signo de su segunda presencia. Pero, Jesús en los acontecimientos de cada día también se hace presente. Dios nos habla, se acerca a nosotros, a través de las cosas de cada día, de los acontecimientos rutinarios y de los imprevistos, de los acontecimientos positivos y de los negativos,... Todo habla de Dios y, en todo, puede hablar Dios. Que enlaza perfectamente con la frase que dice Jesús: “Estad siempre despiertos, rezando en toda ocasión …”, descubriendo su presencia en toda ocasión. (Esto es la oración, estar en la presencia de las personas divinas).

Nos han educado en una espiritualidad donde te encontrabas con Dios en la oración y en la eucaristía, y ¡es necesario ampliar la visión! ¡¡Es preciso descubrirlo en la vida!! De aquí la recomendación de Jesús: “Tened cuidado: no se os embote la mente con el vicio, la bebida y los agobios de la vida”. ¡Sólo puedo descubrirlo si mi corazón no está agobiado! Que los excesos, de toda clase, exceso de trabajo, de aficiones personales, de caprichos, de centrarse en uno mismo, exceso de preocupaciones inútiles, ¡no nos agobien!

Adviento nos pide prepararnos para avanzar aún más, llevémoslo a la oración personal…





Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com