Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en Espańa
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 

May 2019
MoTuWeThFrSaSu
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    








www
Portada:: Homilia:: Ciclo C:: VII Domingo del Tiempo Ordinario

5 / 5 (21 Votos)




VII Domingo del Tiempo Ordinario


Sun, 24 Feb 2019 10:39:00

CAMINEO.INFO.-


El evangelio que cada domingo proclamamos en nuestra asamblea hace falta que lo confrontemos con nuestra vida.

 

(El evangelio dice esto •, yo vivo así • , a ver si encajan evangelio y vida)

 

Este evangelio está llamado a mostrarnos que la propuesta de Jesús no la vivimos del todo. Este evangelio nos mostrará a todos que nos queda mucho camino para amar al estilo de Jesús. Voy comentando las frases principales para que vaya penetrando en nuestro interior la fuerte interpelación de este evangelio.

 

“Amad a vuestros enemigos”. En la historia de la Humanidad nunca nadie ha hecho una propuesta tan sublime como ésta. Podría ser un resumen perfecto del mensaje de Jesús. Este amad a vuestros enemigos, tendría que ser nuestro distintivo.

 

Lo primero que uno piensa, yo no tengo enemigos, soy muy buena persona... Entendamos la palabra “enemigo” en un sentido amplio: el vecino que nos critica, aquel familiar que nos va tirando puyas, aquel amigo “independentista” o no “independentista” que como no piensa como yo, ya no lo miro igual, el sacerdote que un día dijo una cosa que no me gustó, y ya le he puesto una cruz, aquel conocido que antes me saludaba y ahora no lo hace, los musulmanes, los africanos, los políticos (que difícil amar a los políticos)...  Y ante todos éstos, Jesús no dice “pasad de él”, no dice “no les habléis”, no dice “ignoradlo”, no dice “respetadlo”. Jesús dice “amadlo”.

 

Amar es muy diferente de respetar, ignorar, o no hablar... ¡Amar es amar! ¡Y esto es perfectamente posible...!

 

Jesús hoy nos llama a revisar nuestras relaciones. Porque en muchas, es posible que utilicemos el criterio de “no hacer el mal”, pero, Jesús hoy nos dice: “Haced bien a los que os aborrecen”. Hacer el bien a quien no nos ama... Pensad la última vez que hicisteis el bien a alguien que no os ama..., ... Nosotros a quien no nos ama no lo amamos. En este sentido somos mucho del mundo. No les odiaremos, porque esto, evidentemente, no es nada cristiano, pero, tampoco les haremos el bien. Más bien, se nos escapará alguna crítica. En cambio, Jesús nos dice...

 

“Bendecid a los que os maldicen”. O sea, ellos nos maldicen, nos desean mal, dicen mal de nosotros, y nuestra respuesta ha de ser bendecir (que quiere decir: decir bien). ¡Y esto es perfectamente posible...!

 

Volvamos a hacerlo: pensemos en alguien que nos haya criticado y que nuestra respuesta haya sido hablar bien....,... Palabras muy interpeladoras, las que hoy sentimos en boca de Jesús.

 

“Orad por los que os calumnian”. Nosotros cuando somos ofendidos, contraatacamos de palabra o de pensamiento, y nos queda un rencor hacia el que nos ha ofendido. Y Jesús nos dice que recemos por él. ¡Y esto es... perfectamente posible...! Miremos  nuestro interior...

 

Hay un común denominador en todas estas expresiones. Jesús nos pide que nosotros no paguemos con la misma moneda. Hemos de superar el “ojo por ojo” “diente por diente”. ¡Y esto es perfectamente posible...!

 

Muchas veces actuamos por acción-reacción: si no nos hablan, nosotros no hablamos, si nos ignoran, nosotros ignoramos, si nos ofenden, nosotros ofendemos, si no nos ama, nosotros no lo amamos, entonces, señores y señoras estamos en el Antiguo Testamento, y no hemos entendido el núcleo del mensaje de Jesús.

 

Jesús en este evangelio lo ha querido dejar tan claro que continua diciendo, recalcando la misma idea: “Si amáis a los que os aman, ¿qué gracia tendréis?  Porque los pecadores aman también a quienes los aman”. Reconozcámoslo, nosotros muchas veces, sólo amamos a los que nos aman, que es lo que hacen los paganos. ¿Qué mérito hay aquí?,...

 

“Y si hacéis bien a los que os lo hacen, ¿qué gracia tendréis? También los pecadores hacen lo mismo”. Nosotros muchas veces sólo hacemos el bien a quien me hace bien, que es lo que hacen los paganos, ¿qué mérito hay aquí?

 

Este evangelio nos puede ayudar a hacer examen de conciencia. Ante este evangelio (“amad a vuestros enemigos, haced bien a los que os aborrecen, bendecid a los que os maldicen y orad por los que os calumnian”), ¿quién puede decir: “yo no me encuentro pecados”?

 

Ante un evangelio como éste es necesario que constatemos nuestras debilidades, nuestras carencias, porque entonces, nos sentimos pobres, necesitados del auxilio y la salvación del Señor, y esto nos hace acercarnos a Jesús, encontrarnos con él, enraizarnos en él. Y entonces, y sólo entonces, es perfectamente posible vivir todo lo que Jesús nos propone. Que así sea...






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO




SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com