Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 

Sep 2019
MoTuWeThFrSaSu
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            








www
Portada:: Homilia:: Ciclo C:: XXIII Domingo del Tiempo Ordinario

5 / 5 (8 Votos)




XXIII Domingo del Tiempo Ordinario

Sat, 07 Sep 2019 23:41:00

CAMINEO.INFO.- Ya sabemos que la primera lectura y el evangelio tienen una conexión muy estrecha. Hoy se hace evidente  y es muy entrañable...

 

El Libro de la Sabiduría ha empezado hoy haciéndonos dos peguntas muy interesantes: “¿Qué hombre conocerá el designio de Dios?, ¿Quién se imaginará lo que el Señor quiere?”

 

Y en el evangelio, ¡¡Jesús nos llama a seguirle!!, y por tres veces utiliza la palabra: “discípulo”. “Si vienes conmigo descubrirás la voluntad del Señor, lo que el Señor te ofrece”. Éste es el deseo de Dios, la voluntad del Señor, que seamos discípulos del Cristo.

 

¿Qué quiere decir ser discípulos del Cristo? Él nos lo dice hoy: “Si alguno viene a mí y no pospone a su padre y a su madre, a su mujer y a sus hijos, a sus hermanos y a sus hermanas, e incluso a sí mismo, no puede ser discípulo mío”. Por tanto, ser discípulos del Cristo quiere decir “ir con él y amarle”, seguirle y amarle por encima de todo. El amor a Cristo es el motor de  nuestra fe..., si no lo amamos, todo es pesado, todo es por obligación...

Vale la pena destacar dos ideas muy breves de estas palabras de Jesús:

 

  Sólo Dios puede hablar de esta manera. Cuando buscamos signos que nos hagan creíble, razonable, que Jesucristo es Dios, uno muy importante es precisamente su manera de hablar, de exhortarnos a seguirlo. Sólo Dios puede hablar de esta manera. Si un hombre hablara así sería un fanático o el líder de una secta...

 

  Lo que Jesús hace con estas palabras no es otra cosa que concretar, en su persona, el mandamiento más importante de la ley de Dios: “Amarás al Señor, tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente”. 

 

Las palabras de Cristo pueden parecer exageradas, pero, si en Cristo Dios lo da todo al hombre. No lo son. Si Cristo es el gran regalo de Dios a la humanidad, no lo son. Si Cristo es el Camino, la Verdad, la Vida, la Luz, no lo son. 

 

Hace falta decir que seguir Jesucristo de esta manera no quiere decir dejar de amar a los padres, a las madres y a los hijos, sino todo lo contrario. Cuando Cristo es puesto en primer lugar es cuando realmente soy capaz de amar. Porque, entonces,  no amo sólo con  mis fuerzas naturales –muy limitadas- sino que amo con la fuerza del Cristo, con la fuerza de Dios, que me comunica su Espíritu. 

 

Segunda idea: Jesús después de esta exhortación al seguimiento radical explica dos parábolas curiosas, muy diferentes de las otras: uno que quiere construir una torre y la del rey que quiere ir a combatir contra  otro. Y en los dos casos habla de los medios que es necesario tener, poner en juego, para conseguir el objetivo fijado (acabar la torre o ganar la guerra).

 

En este contexto de seguimiento todo ello es bastante curioso. ¿Quieres seguirme? Pues, primero siéntate y calcula. Sí, sí calcula. No te  emociones demasiado, párate y haz recuento con realismo, mira tus medios para conseguir el objetivo, no sea que hagas corto. Curiosas parábolas éstas... ¿No os sentaréis primero a calcular los gastos...? Y en el segundo “¿No os sentaréis primero a deliberar...?” El riesgo en las dos parábolas es el mismo: hacer corto.

 

“Si me quieres seguir, piensa, delibera primero, qué medios tendrás que poner para poder vivir este seguimiento, piénsalo bien, no sea que quedes corto”.

 

Estamos poniendo unos ciertos medios para seguir a Jesús, pero, ¿estamos haciendo corto?… La pregunta hace daño... Sí, vamos a misa y rezamos un poco, pero, quizás, nos estamos quedando cortos...

 

¿Cómo sabemos si nos estamos quedando cortos o no en los medios que ponemos para seguir a Jesús? Nos estamos quedando cortos si no avanzamos, si todo es ir haciendo, si no le amamos cada vez más, si no estamos cada vez más seducidos por él, nos estamos quedando cortos si él no es cada vez más importante en mi vida... 

 

Ahora diré algunos de los medios que la parroquia os ofrece para seguir Jesucristo y no quedar cortos:

 

Misa diaria (si valoramos la eucaristía… cómo no participar con más frecuencia… o es que venimos a misa porqué es obligación)/ Confesión

Acompañamiento Espiritual

Iglesia abierta todo el día para rezar

Charlas formativas, catequesis de adultos,

Receso de adviento, de cuaresma y pascua,

Ejercicios Espirituales, novedad de este año.

 

Y cuanto más enamorados estemos de Jesús más agradables se nos hacen estos medios... Nunca pesados.

Si queremos seguir Jesús es necesario poner unos medios adecuados... Prueba a hacer alguna cosa nueva... No quedarás decepcionado...

 

Hagamos ahora un silencio y preguntemos a Jesús, ¿me estoy quedando corto?

 

 






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO




SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com