Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 

Nov 2019
MoTuWeThFrSaSu
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  








www
Portada:: Homilia:: Ciclo C:: XXIX Domingo del Tiempo Ordinario

5 / 5 (17 Votos)




XXIX Domingo del Tiempo Ordinario

Sun, 20 Oct 2019 20:52:00

CAMINEO.INFO.-

 Jesús nos enseña hoy: que es necesario orar siempre, sin desfallecer”. Qué gran belleza y profundidad hay en estas palabras... “orar siempre, sin desfallecer”.

 

Quizás, contrasten estas palabras con nuestra vida... A nosotros nos cuesta rezar veinte-veinticinco minutos, y Jesús nos anima, nos exhorta, hoy a cada uno de nosotros, a rezar siempre, sin perder nunca la esperanza.

 

Es bueno darse cuenta de este contraste, si existe, y rogarlo: “Señor me llamas a rezar siempre y sin perder nunca la esperanza y yo casi no rezo, no sé hacerlo, no encuentro nunca el momento, ayúdame”. Roguemos este contraste.

 

“Orar siempre, sin desfallecer”. Las palabras de Jesús denotan esperanza. Lo que fundamenta la oración es la esperanza, no podemos perder la esperanza. Tantas veces ha dicho el Papa Francisco: “No os dejéis robar la esperanza”. ¿¿Cómo vamos de esperanza?? Virtud teologal, quiere decir que es de aquellas virtudes que es Dios quien la da: ¡¡pidámosla!!

Y la parábola de Jesús nos expone el fundamento de  nuestra esperanza... ¿Cuál es el fundamento de  nuestra esperanza?: si un juez injusto al final se deja convencer  por el ruego de una viuda, mucho más, mucho más, Dios que es bueno y nos ama, escuchará aquellos que le invoquen. Argumento contundente el de Jesús.

 

El fundamento de la oración, el fundamento de nuestra esperanza, es que Dios nos escucha, que Dios nos ama, que Dios quiere nuestro bien... Cómo no pedir cosas al Dios que nos escucha...  

 

Un hecho importante: Al final de este evangelio Jesús vincula la oración con la fe... al final de las palabras de Jesús sobre la oración de petición acaba preguntando Jesús: “Pero, cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará esta fe en la tierra?”.

 

Este lazo que establece Jesús “oración-fe” nos permite decir: dime cómo rezas y te diré cómo va tu fe. La oración nace de la fe, es su fuente. Dicho al revés: la oración es una expresión de la fe. Ergo poca oración == poca fe.

 

Aquí enlazaríamos con el evangelio de hace dos domingos donde los discípulos decían al Señor: “Auméntanos la fe”. Parece como si la pregunta: “¿encontrará esta fe en la tierra?”, nos volviera a espolear en la petición de fe.

 

Por tanto, qué nos enseña Jesús hoy: Jesús quiere que confiados en la bondad de Dios, a él nos dirijamos siempre, sin perder nunca la esperanza. Y esta oración es cuestión de fe...

 

¿Confiamos en la bondad de Dios?

¿Nos dirigimos a él?

¿Lo hacemos con esperanza?

 

Un ejemplo para valorarlo: vuestros hijos, nietos, sobrinos o maridos no van a misa desde hace años. Están lejos de la Iglesia, lejos de Jesucristo:  ¿Pedís a Dios que les dé el don de la fe o ya os habéis cansado de hacerlo? Recordemos la enseñanza de Jesús: “orar siempre, sin desfallecer”. Santa Mónica estuvo años y años rezando por la conversión de su hijo, San Agustín. No perdamos la esperanza, no dejemos nunca de rezar para que las personas que amamos, se enamoren de Jesucristo y vuelvan a la Iglesia.

 

Hagamos ahora un poco de silencio, que sea oración. Dialoguemos con Jesús la enseñanza que hoy nos da.

 

 






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO




SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com