Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Dec 2017
MoTuWeThFrSaSu
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Reflexión en libertad:: Desiderio Parrilla Martinez:: China y Nueva Evangelización (1)

5 / 5 (1 Votos)



China y Nueva Evangelización (1)

 
Mon, 07 May 2012 04:34:00

Desde el 23 de enero de 2012 China se encuentra bajo el "signo del Dragón". En China, el Dragón es símbolo de la autoridad imperial o del elemento Yang masculino. El Dragón es, por tanto, símbolo del éxito, del poder y de la riqueza.

Esta coyuntura del calendario nos permite iniciar una sección independiente dedicada a la República Popular China, para analizar la influencia de su poder económico y político sobre la Nueva Evangelización y sobre la sociedad global de tercer milenio.

A este respecto, Napoleón habló de China en los siguientes términos: "China es un gigante dormido. Dejad que siga así, porque cuando despierte el mundo temblará". Ortega en La rebelión de las masas decía que Europa reaccionaría cuando "la coleta de un chino asomase por los Urales". Pues bien, los chinos ya han aparecido en forma de mercado, se han hecho un moño inmenso con la coleta de su tradición y empiezan a competir, no solamente en precios, sino también en tecnología.

Es hora de reaccionar porque amenazan con inundar el mundo entero. Nietzsche se muestra más apocalíptico e inicia su libro El Anticristo (1887) con el siguiente aforismo: "Mirémonos cara a cara. Somos hiperbóreos [Chinos]".

Se ha denominado a este pasaje como el "ultimátum hiperbóreo": la trompeta apocalíptica del nihilismo. Una de sus interpretaciones del pasaje es la siguiente: el fin de la cultura occidental y la desaparición de la cultura judeocristiana llegará con la "chinificación" del mundo.

La descristianización del mundo, y por tanto la "muerte de Dios", sólo se producirá cuando la cultura cristiana sea fagocitada por el resurgir del gigante asiático, que se extenderá por todo el orbe como un "diluvio universal" hasta inundar el mundo por completo. El cristianismo será erradicado entonces de sobre la faz de la tierra, recubierto por la voracidad de la cultura china.

¿Es esto así, o Nietzsche se equivocaba con su vaticinio catastrófico? ¿Es China una amenaza real para el cristianismo?

¿Hay signos que nos permitan sacar la conclusión de este fin de la cultura judeocristiana, desplazada bajo la presión de la imponente masa geopolítica que supone China?

No cabe duda de que China es el mayor fenómeno político, económico y financiero del siglo XXI, y la plataforma geopolítica que va a marcar el ritmo de la economía y la política mundial de los próximos cien años.

En 1976, Den Xia Ping dio el golpe de timón que supuso la apertura de la República Popular a la economía capitalista. China decide incorporarse al mercado en los años 90 según una estrategia tan simple como eficaz. Actualmente, China es la 2ª economía más grande del mundo estimada en el año 2011 con un PIB nominal de 5.878 billones de dólares estadounidenses (US$), que creció un 9,5% más para el segundo trimestre de 2011. Este modelo económico ha sido descrito por Julián Pavón como "parasitario": China crea empresas chinas que producen mercancías manufacturadas en China que vende en tiendas chinas donde sólo se contratan trabajadores chinos. Como China vincula el yuan con el dólar, los tipos de interés permanecen bajos: yuan barato y productos a bajo precio. De este modo, se favorecen las exportaciones. El dinero obtenido se ingresa en bancos también chinos. De manera que China es la mayor potencia financiera actual, pues tiene acumulados más de 3,5 billones de dólares en divisas. Con este dinero compra los países adquiriendo su deuda pública y las materias primas estratégicas de Iberoamérica y África. China puede comprar el mundo, y de hecho lo está haciendo. El crecimiento de esta economía es tan rápido que se cree que superará a la estadounidense en 2016. En 2020 China tendrá una estación permanente en la luna para explotar el Helio 3, un combustible que servirá para obtener energía nuclear por fusión y que podría sustituir al petróleo en el futuro. Su desembarco en África está siendo masivo en busca de insumos y materias primas, recursos energéticos, etc.

Actualmente no sólo es la fábrica del mundo sino también su banquero; no controla sólo la producción sino también la distribución. China ha terminado por convertirse en la segunda potencia económica del mundo y empieza a transformar esa riqueza financiera en riqueza tecnológica. Su economía centralizada a través del PCCh le está permitiendo planificar su política económica para los próximos 50 ó 100 años a fin de consolidar posiciones ya conquistadas y dominar el mundo a través del control de las fuentes de energía, el capital financiero, la producción y la distribución.

Este patrón parasitario comienza a manifestarse con claridad en nuestros países y ciudades. El 60% del comercio minorista en Madrid está en manos chinas; el 50% en Barcelona y el 30% en Valencia. Sólo en la céntrica calle de Bravo Murillo el 90% de los locales son tiendas chinas. El barrio de Usera está literalmente tomado y puede ser calificado como "Chinatown".

Por seguir dando cifras, si hay algún pueblo que merezca el título de "Pueblo" con mayúsculas, éste es sin duda el Pueblo chino. Su población asciende a 1.500 millones de habitantes. Esta demografía hace que la población de EEUU (280 millones) sea más bien ridícula. El Partido Comunista Chino cuenta con 80 millones de afiliados y su ejército con 2,3 millones de soldados. Cualquier minoría en China supone al menos un millón de personas. Cuarenta ciudades superan los dos millones de habitantes.

Estos son los hechos; estas son las principales cifras a grandes rasgos. Este es el "diluvio universal" que comienza a anegar la faz de la tierra. ¿Ha llegado la hora de construir un arca para ponernos a salvo?

Para los chinos el año que acaba de comenzar es el año del Dragón, símbolo de prosperidad. ¿Seremos devorados por este Dragón?

Esta y otras cuestionas son las que nos disponemos a estudiar en las diversas entregas de esta sección.






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:





08-05-2012, La unica posibilidad...

Es de mucha importancia el asunto que aqui se trata y sin embargo son pocos los que estan al tanto del mismo. Las elites occidentales de nuestro mundo secularizado, que conocen bien lo que se esta desatando en China, solo parecen estar interesadas en el enfrentamiento por medio de la fuerza. Es inevitable el desempeño del papel protagonista de la futura China en el mundo y otra guerra del opio no sera posible, no queda mas que negociar pacificamente, pero mas importante que esto es contemplar la tarea de la evangelizacion en este pais y esta sera posible solo en la medida en que se llegue a establecer un dialogo autentico y franco con los que estan en el poder en el oriente y no a traves del ocultamiento de las intensiones verdaderas o de la infiltracion... El cristianismo debe hacerse camino en China como mismo se lo hizo en el antiguo imperio romano, no tanto desde abajo sino desde arriba, en la confrontacion de las ideas, asimilandose a la antigua cultura asiatica y aceptando sus valores morales positivos en la misma forma en que fueron aprovechadas las paganas en su tiempo. Cualquier otra cosa sera un fracaso.

Alfonso Romero

Bhavana1953@yahoo.com

SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com