Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Dec 2017
MoTuWeThFrSaSu
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Reflexión en libertad:: Jose Manuel González Pérez:: España: ¿Pugna ciega y estéril o capacidad de escucha y parlamento?

4.5 / 5 (35 Votos)



España: ¿Pugna ciega y estéril o capacidad de escucha y parlamento?

 
Fri, 15 Jan 2016 22:24:00

Hay señales que indican cierta recuperación económica y lo debemos reconocer, defender y cuidar. Hay más confianza, la prima de riesgo ha bajado hasta 114 puntos muy lejos de la tensión los 640 puntos básicos que alcanzó en 2011, la inversión extranjera crece en España, el crédito al consumo crece, el crédito hipotecario crece, el número de cotizantes a la seguridad social crece y la tasa de paro decrece, se ha frenado y parado la caída del ciclo y en este sexto año, desde el comienzo de la crisis, la tendencia se ha invertido gracias insisto a que se ha ido recuperando la confianza y esto si se consolida estimulará compras y ventas. Sin duda, las variables indican las expectativas positivas si se hacen las cosas bien y si tales cosas se soportan y se sufren también bien: "arrimando el hombro todos" con criterio productivo, redistributivo y justo.

En Europa y en España hemos estado viviendo en una época donde reinaba lo aparente, el papel de regalo, donde ha habido una gran abundancia nominal, financiera, que no real. Y desde el principio de carencia, de escasez, del egoísmo de cada uno y, por tanto, de todos, tanto desde el sector público (aún tras los ajustes estamos en un endeudamiento del 98% del PIB) como del privado (161% del PIB), hemos hecho estragos en los recursos reales y financieros porque en gran medida hemos desertado cómodamente de los valores que sustentan a la persona.

No comparto las opiniones, muy recurridas en tiempos recientes, al parecer con creciente influencia y número de seguidores, abanderadas por quienes lideran opciones autoidentificadas con lo "progresista" y con "la salvaguarda de las víctimas del sistema". Estas corrientes de opinión por ahora recurren al miedo, a la pugna, a la lucha de clases, al 'tic tac', al prurito de lo novedoso y a la fábula y focalizan, desde su perspectiva, la culpa de todo lo que nos pasa en los otros, en la estrategia y táctica dicen de un poderoso "Gran Hermano" al que velada o claramente se le identifica con "el capital, los poderosos, la banca, los conservadores y la derecha, ¡casta!". Un totum revolutum culpable. "Gran Hermano" que hace y deshace a su antojo mientras que los ciudadanos aturdidos, como muertos, ni reaccionan, ni se enteran. Esta tesis del "Gran Hermano" y del "aturdimiento de los inocentes" la escuché en dos conferencias universitarias super aplaudidas. A este "Gran Hermano" al culpable se le identifica con el 1% y el resto el 99% se les identifica como "inocentes" o como "inducidos". ¿Qué simpleza, no? ¡Qué diría Kant y la ilustración! Un 99% de desertores de sus valores, 'zombis', tanto espirituales como materiales. ¿Un 1% racional, intrépido, urdidor y manipulador? No lo trago. Me sorprende que la mayoría de las gentes que piensan y difunden tal pensamiento, a modo de "cultura", se crean paladines de la razón y no detecten lo poco razonable o absurdo de su planteamiento. Y más me sorprende que 'tantos' parezcan seducidos por el sonido de esta "flauta".

Creamos en la España real. Donde todos y cada uno reconozca que somos mutuamente interdependientes. También deseo que la Europa y la España real no reniegue de su historia y de sus raíces cristianas. Que seamos sensatos y no desertemos de la razón y de la fe por el "ardiente afán de novedades" (Rerum Novarum cupidine) como nos ha pasado durante tanto tiempo también persiguiendo el prurito de las novedades y eclipsando criterios y valores. Las novedades y el progreso nos deben alentar y no atontar. Propugno que huyamos de la permanente pugna y de culpabilizar al otro, al adversario que tanto necesitamos. Basta de pugna ciega y estéril y avancemos en la capacidad de escucha y parlamento. Existimos las personas con nuestros objetivos y restricciones, existen claras condiciones y restricciones micro y macroeconómicas y, junto a ellas, existen los programas y la voluntad política. ¡Pero cuidado con las ingenuidades y los populismos! Basta de pugna estéril que no de conflicto honesto y leal y de la necesaria negociación y búsqueda de acuerdos. La gente libre y racional no deserta de sus obligaciones ni de sus objetivos, ni se olvida de sus restricciones. No todo vale. El ayer condiciona y sostiene al hoy y también al mañana. El olvido ingenuo de esto y la pretensión de encubrirlo culpabilizando a los otros o mediante imposiciones e intervencionismos sin cobertura financiera y sin generación de riqueza lleva al abismo del caos. Cuidémonos, cooperemos, coordinémonos y ayudémonos. De ahí la necesidad del referente del crecimiento y de la redistribución y resaltar un estado de bienestar factible. No se puede poner en peligro la producción, el crecimiento y el empleo.

¿Sería posible un país en el que año a año su sector privado (empresas y familias) se endeudara, gastara más que lo que ingresa y que su sector público se instalara también de forma permanente en altas cotas de endeudamiento? Desde luego, eso sólo sería posible si el resto del mundo permanentemente le prestara. Requeriría un permanente saldo deficitario de la balanza de pagos, un permanente ahorro neto positivo del resto del mundo con quien se relacione ¿Pero sería sostenible en el tiempo? No. Las 'primas de riesgo' se incendiarían y muchas más cosas por la tensión de la desconfianza. ¡Cuidado con las burbujas financieras y los sobreprecios de los activos que estallan tras un punto! ¡Cuidado que la avalancha de emisiones de deuda pública despierta el temor a una burbuja! El control de los déficits públicos y privados siempre debe ser considerado en todas las fases de los ciclos. La sostenibilidad de la economía sería posible en tanto tal país comunicara la confianza y la solvencia suficiente. Pues desde que asomara la duda tal posibilidad se desvanecería. Esto en realidad no hay que imaginarlo es lo que le ha pasado a España (y en peor grado a Grecia, Portugal y a Irlanda) antes y durante la crisis hasta 2011 y "por el canto de un €" no llegamos al estallido, al crash, al rescate y a la cesión de la soberanía fiscal. El sacrificio de los españoles ajustando sus economías ha sido intenso y este criterio de ajuste y sobriedad pública y privada nos ha hecho más auténticos. La gestión de la austeridad sopesando los endeudamientos nos debe acompañar siempre, nunca será un error tenerla como referente. Ello nos propiciará un mayor margen de maniobra productivo y redistributivo. Reconozco la gran labor económica del gobierno de España, su temple, pulso y criterio racional. Tareas necesarias para cruzar la amarga y larga fase depresiva de este ciclo y espero que con firmeza culmine, con criterio redistributivo y justo, las reformas pendientes que corrijan nuestras debilidades estructurales y nuestras deficiencias de valores patrios y éticos, ¡hay que almarse!






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com