Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Nov 2017
MoTuWeThFrSaSu
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Habla el Obispo:: CUARESMA, CAMINO DE FORMACION DEL CORAZON

5 / 5 (4 Votos)


Monseñor Ariel Edgardo Torrado Mosconi

Monseñor Ariel Edgardo Torrado Mosconi

CUARESMA, CAMINO DE FORMACION DEL CORAZON

 
Monseñor Ariel Edgardo Torrado Mosconi
Wed, 18 Feb 2015 07:58:00

Estamos iniciando un tiempo importante en la vida de la Iglesia, de las comunidades y de cada bautizado. En los diversos ámbitos de nuestras vidas, siempre existen motivos para celebrar. Celebrar o hacer fiesta es un acto impregnado de vida y que genera vida. Estos acontecimientos son testimonios fecundos de vida que se contraponen a la rutina de nuestro ritmo diario.

Cuaresma es camino de preparación a la gran Fiesta y Celebración de nuestra condición de cristianos: La Pascua, centro de nuestra fe en Jesús, muerto y resucitado.

La Pascua, es volver a Jesús que me amó y se entregó por mí. San Pablo expresa su experiencia de encuentro con Cristo y esta experiencia es inspiradora, vivificante para nosotros: “lo que quiero es conocer a Cristo y sentir en mí el poder de su resurrección, tomar parte en sus sufrimientos; configurarme con su muerte con la esperanzan de alcanzar la resurrección de la muerte”. Flp 3,10-11.

En este camino hacia la celebración de la Pascua, como San Pablo queremos conocer, sentir, experimentar el amor Dios. Sentir vivamente y en lo profundo de nuestro corazón: Jesús me amó y se entregó por mí. Y a partir de esta experiencia fundante vendrá nuestra respuesta personal: el camino de conversión y renovación.

Es el amor de Jesús el que nos dice: es bueno que tú existas. Es este amor el que nos posibilita y nos capacita para amar. Pero es también esta experiencia de amor, la que nos hace tomar conciencia de nuestros límites, rebeldías, mediocridades, mezquindades. La que nos hace descubrir el pecado y su fuerza destructora en nuestra vida, que opaca nuestra fe, que nos conduce a dejar de ser sal y luz del mundo, a olvidar nuestros compromisos bautismales, para negociar con el mal y el pecado, y con el espíritu del Maligno, que quiere apartarnos del amor de Dios.

Sólo el amor forma plena e integralmente el corazón humano. Por ello, en este tiempo de gracia, necesitamos atender al corazón, porque de allí sale todo lo bueno y todo lo malo. En el corazón humano se deciden las orientaciones, los proyectos, se toman las decisiones que marcan y dan rumbo a nuestra vida. La predica, enseñanza y acciones de Jesus apuntan al corazón. Lo que vale a los ojos de Dios es lo que hay en nuestro corazón.

El Papa Francisco, en su mensaje nos lo recuerda: “quiero pedir a todos que este tiempo de Cuaresma se viva como un camino de formación del corazón, como dijo Benedicto XVI (Ct. ENC DEUS CARITAS EST, 31). Tener un corazón misericordioso no significa tener un corazón débil. Quien desea ser misericordioso necesita un corazón fuerte, firme, cerrado al tentador, pero abierto a Dios. Un corazón que se deja impregnar por el Espíritu y guiar por los caminos del amor que nos lleva a los hermanos y hermanas. En definitiva, un corazón pobre, que conoce sus propias pobrezas y lo da todo por el otro.” MENSAJE DEL SANTO PADRE FRANCISCO PARA LA CUARESMA 2015 n.3.

Claramente nuestro Papa nos marca el camino de preparación para celebrar “con espíritu y corazón nuevo la muerte y resurrección de Jesús”. Es estar atento a nuestro corazón! Quizás estemos muy centrados en nosotros mismos y nuestros intereses. Nos encontramos con nuestras ansiedades, preocupaciones, angustias, tristezas, desesperanzas. Al centrarnos en nosotros mismos perdemos el sentido de fraternidad, comunión y solidaridad con los hermanos.

Nos quedamos en lo nuestro y en lo personal. No nos conmueve el dolor y sufrimiento de tantos hermanos que nos rodean y que encontramos cada día. Vamos entrando en el camino de la indiferencia, tan característico de nuestro mundo. Perdemos confianza en Dios que conoce los más íntimo de nuestra vida, y que hace suyo nuestras preocupaciones y luchas. Nos centramos en nosotros, nos olvidamos de los demás y de Dios. Y por más que le nombremos muchas veces, no le hacemos lugar en nuestro corazón.

La pregunta es: ¿Qué hay en mi corazón hoy? Puede ser que le pase como a los letrados y escribas que rezaban a Dios, pero su corazón estaba lejos. Es fácil engañarnos a nosotros mismos. Para mirar y contemplar lo profundo de nuestro corazón necesitamos “parar un poco”. Hacer un poco de silencio, orar. Dejarnos iluminar por la Palabra del Señor. Buscar la intimidad con Él. No para sentir culpa, sino para darle espacio y tiempo. Para gustar del amor de Quien nos amó primero y que salió a nuestro encuentro para curar nuestras cegueras, abrir nuestros oídos al clamor de los pobres y desvalidos, sanar nuestros corazones tan dispuestos al egoísmo que lleva a la insensibilidad y indiferencia ante las cruces, penurias y dolores de hermanos, a veces, muy cercanos a nosotros.

Cuando nos centramos en nosotros mismos, creemos que solos lo podemos todo: perdemos sentido de cuerpo y que nos pertenecemos unos a otros. Ya no nos conmueve el dolor de nuestros hermanos. Somos sordos e indiferentes a la pregunta que nos hace Dios: ¿“donde está tu hermano?” Gn 4,9. Como bautizados y miembros de la comunidad cristiana no hacemos nuestra la exhortación de Pablo: “si un miembro sufre, todos sufren con él” 1Co 12,26.

¿Cómo podemos recuperar o volver sobre la experiencia del Amor de Jesús? ¿Qué podemos hacer para volver experimentar su amor liberador y salvador? La Cuaresma es un itinerario que nos ofrece algunas pautas, conductas, acciones para volver a Dios y desde este encuentro salir hacia los hermanos. Un auténtico encuentro con el Señor –en la oración, en la meditación de la Palabra, en la vivencia de los sacramentos, particularmente la Eucaristía y Reconciliación- abre nuestro corazón renovado a los hermanos. Es la dimensión comunitaria y social de nuestra fe. “Por otra parte, toda comunidad cristiana esta llamada a cruzar el umbral que la pone en relación con la sociedad que la rodea, con los pobres y los alejados” MENSAJE DEL SANTO PADRE FRANCISCO PARA LA CUARESMA 2015 n. 2.

Una de las prácticas cuaresmales es la limosna y nos refiere a la caridad. Esta caridad se expresa y vive de múltiples formas: de servicio, de compromiso con los hermanos más débiles y pobres. Con aquellos que sufren injusticias, atropello a su dignidad, violencias, miseria y pobreza. Son los que hemos identificado en nuestras Galileas. ¿Los conocemos? ¿Nos acercamos? ¿Compartimos tiempo, talentos, bienes con ellos? ¿Nos involucramos con aquellos que les sirven, acompañan, y buscan superar situaciones de marginación? Puede haber iniciativas y proyectos en marcha en nuestras comunidades, y las hay también en la sociedad civil, instituciones y grupos que están atendiendo a los sectores más pobres y desfavorecidos. Compartiendo y colaborando activamente vivimos una de las prácticas más hermosas de la Cuaresma.

Cuaresma, es tiempo de gracia, es un tiempo favorable para renovar nuestra vida y la de nuestras comunidades. No olvidemos la meta: llegar a la Pascua, con espíritu y corazón renovados, que han experimentado la misericordia del Señor “revestidos de sentimientos de compasión, de bondad, de humildad, de mansedumbre y paciencia". Col 3,12. En la noche de la Vigilia Pascual vamos a renovar nuestros compromisos bautismales: renunciando a todo Mal y poniendo nuestra vida al servicio del Reino de la Vida, de la Gracia, de la Verdad, Justicia Amor y Paz

Hermanos y hermanas, en este inicio del camino Cuaresmal, y a ejemplo de María, demos en nuestro corazón cobijo al amor de Jesús y fidelidad a su Palabra.

Reciban de sus obispos el afecto paternal y nuestra Bendición.
MONS. VICENTE BOKALIC CM Y MONS. ARIEL TORRADO MOSCONI 






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com