Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Nov 2017
MoTuWeThFrSaSu
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Razón y Fe:: D. Pablo Mª Ozcoidi:: La Sabiduría creada

5 / 5 (3 Votos)



La Sabiduría creada

 
Sat, 11 Feb 2012 07:08:00

Carta al discípulo que Jesús amaba:

Muy querido San Juan:

Te dirijo esta carta porque deseo que el Prólogo de tu Evangelio sea el punto de referencia de lo que diré a continuación.En la carta anterior traté de profundizar en la Sabiduría divina, que es el Verbo, ahora quisiera hacer algunas consideraciones sobre «la sabiduría inmersa en el Cosmos».

El Verbo — Verbo es el nombre divino de Jesús — participó con el Padre y con el Espíritu Santo en la creación. Por eso dices en tu Prólogo: Todo se hizo por él, y sin él no se hizo nada de cuanto ha sido hecho. En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres (Jn 1, 3-4). Esta misma idea la expone San Pablo en su epístola a los Colosenses cuando dice: Porque en él (Cristo) fueron creadas todas las cosas en los cielos y sobre la tierra, las visibles y las invisibles, ya sean los tronos o las dominaciones, ya los principados o las potestades. El es antes que todas las cosas y todas subsisten en él (Col 1, 16-17).

La obra creadora se predica de las tres divinas personas. Es el amor del Espíritu Santo quien mueve al Padre a «difundir» el bien existente en la vida divina mediante la Creación; de manera que el Padre, contemplando en el Verbo (Sabiduría divina) todos los seres posibles, de entre ellos «escoge los que quiere» para que existan. De manera que toda criatura existente es fruto de la sabiduría y el amor de Dios.

Estimado Juan, revelada la existencia del Verbo, de una Sabiduría divina personal en el seno de Dios, añades un dato de vital importancia: la participación ¡imprescindible! del Verbo en la creación. Todo se hizo por (a través de) Él. No podía ser de otra manera, pues así como el hombre actúa por medio de su sabiduría, de manera que sin ella no podría hacer nada, algo semejante sucede en Dios; el Padre no puede, exceptuando la generación de su Verbo o Hijo, hacer nada sin el concurso de Éste. Por eso, acabamos de leer que «todo fue hecho por el Verbo y sin Él nada se hizo de cuanto ha sido hecho». Ese «por Él» no hay que entenderlo prescindiendo del Padre, como si el Verbo actuara sólo, sino que es el Padre quien crea a través del Verbo, es decir, por medio de su divina Sabiduría. Aunque este texto de San Juan no hace referencia a la Tercera Persona, es oportuno recordar que también el Espíritu Santo concurre en la acción creadora, pues como es bien sabido todas las operaciones ad extra son comunes a las tres divinas personas.

Por lo tanto, aunque del Padre procede su Verbo que le es consustancial, sin embargo por medio del Verbo el Padre también concibe otras ideas, que son modelos de otros posibles seres. Estas ideas ya no se refieren al Ser necesario, sino a otros contingentes, que pueden llegar a ser o no. Entre tales ideas, estimado apóstol, nos encontramos cada uno de los hombres, también tú y yo, así como todas las demás cosas que acompañan el caminar del hombre sobre la tierra. ¡Cuántas gracias hemos de dar a Dios por la vida que nos ha dado y por tantos bienes que hemos recibido de Él! Dios nos quiere más que un padre, aunque a veces sus designios no los podamos comprender. Él nos ha dicho por medio de Isaías: Mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos, mis caminos (Is 55,8), indicándonos así que de Él recibimos cosas muy buenas, aunque a nosotros nos puedan parecer malas. Pero Dios sabe más y hemos de abandonarnos en sus manos.

Hechas estas observaciones ascéticas volvamos al guión. En el Verbo Creador (con mayúscula) se encuentran otros «verbos», otras ideas (con minúscula) que son las criaturas posibles. Éstas solamente pueden llegar a la existencia como fruto del querer de Dios, que las escoge y les da el ser. De todo ello se deduce la particular relación de los seres creados con el Hijo engendrado. Éste es engendrado por el Padre «en el siempre presente» divino; las criaturas, en cambio, son creadas en el tiempo ex Patre per Verbum (por el Padre a través del Verbo) in Spiritu Sancto.

De ahí que las criaturas, concebidas en el Verbo, aunque diferentes de Él, participan a su modo de la sabiduría. Todo en ellas está impregnado de sabiduría y con ella de belleza y bondad. Los hombres no somos ajenos al atractivo de las criaturas y podemos disfrutar de ellas siempre que esto no nos aparte de Dios. Si esto sucediera nos encontraríamos ante la idolatría






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com