Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones


Sep 2014
MoTuWeThFrSaSu
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          

 


Portada:: Colaboraciones:: La Columna:: Ver y Creer: “Una cachetada al secularismo”

     






   

CAMINEO.INFO.-

Ver y Creer: “Una cachetada al secularismo”

Fri, 19 Aug 2011 11:01:00

CAMINEO.INFO.- El encuentro entre el papa Benedicto XVI y los jóvenes de todo el mundo, con motivo de la XXVI Jornada Mundial de la Juventud, en Madrid, del 16 al 21 de agosto, no es ni pretende ser un enfrentamiento contra el secularismo, menos contra la laicidad y tampoco contra la llamada Dictadura del Relativismo, pero sí que ha provocado una evidente confrontación en esas propuestas que suelen afirmar, como si fuese verdad absoluta, que Dios, la Fe y lo religioso ya no forman parte de la cultura de la sociedad contemporánea y que la Libertad Religiosa no debe ser contada entre los derechos humanos, sino suprimida.

Estos encuentros del papa con la juventud surgieron en 1986 a iniciativa de Juan Pablo II y se celebran, con la presencia del Romano Pontífice, cada tres años. El primer viaje apostólico de Benedicto XVI fue para participar, precisamente, en la XX Jornada que se celebró en Colonia, Alemania, del 16 al 21 de agosto de 2005. Tres años después, al clausurar la XXIII, el 20 de julio de 2008, en Sydney, Australia, dio a conocer que el siguiente encuentro sería el de Madrid en 2011.

Aunque la Jornada Mundial de la Juventud no va contra nada ni contra nadie, sí confronta al laicismo porque no deja de ser una cachetada que los jóvenes le asestan al secularismo cuando proceden de más de 80 países, en número que supera por mucho el millón de peregrinos, para reunirse con un hombre anciano, que aunque descalifica la búsqueda del placer de los sentidos, que a los jóvenes tanto les agrada, es reconocido y aclamado por ellos mismos como el líder en quien confían.

¿Cuál de los líderes del mundo tiene hoy la capacidad de convocar a más de un millón de personas, procedentes de todos los países, durante una semana, en una ciudad? Nadie, ninguno de ellos, solamente el Papa. Algo debe de tener él que despierta tal interés en los jóvenes. En esto consiste la cachetada al laicismo militante, que no tiene todavía una respuesta bien armada que le permita explicar este fenómeno, que sólo consigue analizarlo como socio-antropológico, pero que es un movimiento humano masivo en respuesta a la Fe, algo que el secularismo se niega a reconocer.

Mientras tanto, al otro lado del mar, llegó a México, procedente de Madrid y de Roma, la sangre de Juan Pablo II, la reliquia que recorrerá el país durante tres meses, la pasada noche de ayer 17 de agosto, para colocarse en una figura de cera de Juan Pablo II revestida con sus indumentarias pontificias. En esta reliquia esta puesta la esperanza de muchos mexicanos para que el Papa Beato nos obtenga de Dios el milagro de la recuperación de la paz en México. Otra cachetada, ahora para el recientemente proclamado Estado Laico mexicano.

Todo esto le agrada a Dios y regocija al Señor: "El que no no está contra nosotros esta por nosotros" (Mc 9,40) y por ello es que Benedicto XVI concedió el don de la Indulgencia Plenaria a los fieles "que participan devotamente en cualquier ceremonia sagrada o práctica devota que se celebre en Madrid durante la XXVI Jornada Mundial de la Juventud y en su conclusión solemne, con tal de que, confesados y verdaderamente arrepentidos, reciban la santa Comunión y recen con devoción según las intenciones de Su Santidad". Además concedió el don de la Indulgencia Parcial "a los fieles, dondequiera que se encuentren durante la mencionada Jornada Mundial, si al menos con ánimo contrito, elevan sus súplicas a Dios Espíritu Santo, para que impulse a los jóvenes a la caridad y les dé la fuerza de anunciar el Evangelio con su propia vida".

La indulgencia, establece el Catecismo de la Iglesia en su párrafo 1471, "es la remisión ante Dios de la pena temporal por los pecados, ya perdonados, en cuanto a la culpa, que un fiel dispuesto y cumpliendo determinadas condiciones consigue por mediación de la Iglesia, la cual, como administradora de la redención, distribuye y aplica con autoridad el tesoro de las satisfacciones de Cristo y de los santos. Todo fiel puede lucrar para sí mismo o aplicar por los difuntos las indulgencias" y afirma que la Indulgencia "libera de lo que se llama la -Pena temporal- del pecado".

Para ganar la Indulgencia Parcial, para uno mismo y para nuestros difuntos, es necesario estar arrepentido de los pecados, confesarse, comulgar, orar por las intenciones del Papa y por el desarrollo de la Jornada Mundial de la Juventud en Madrid. Esta es una de las pocas oportunidades que se tienen para librarnos del purgatorio, así que… ¡Oremos!


Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



  ARTÍCULOS RELACCIONADOS

SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com