Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones


Sep 2014
MoTuWeThFrSaSu
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          

 


Portada:: Colaboraciones:: La Columna:: Ver y Creer: “El Advenimiento”

     




5 / 5 (1 Votos)


   

CAMINEO.INFO.-

Ver y Creer: “El Advenimiento”

Sat, 19 Nov 2011 19:01:00

CAMINEO.INFO.-   El Año litúrgico termina con la Fiesta de Cristo-Rey del Universo, que en este año de 2011 es el domingo 20 de noviembre. Al domingo siguiente, el 27, inicia el Tiempo del Adviento que se prolonga por cuatro domingos hasta el 18 de diciembre, para luego celebrar la Fiesta de la Natividad del Señor, el día 25, y al domingo siguiente a María Madre de Dios el primer día del año. Así dejaremos atrás a 2011 e iniciaremos una nueva jornada anual que se anuncia como el 2012, un año que se reserva grandes expectativas que incluyen elecciones para Presidente de la República y un supuesto giro o cambio de grandes dimensiones en la vida de la humanidad señalado por varias profecías de orden religioso pero también de tipo esotérico.

El fin del Año litúrgico, el Tiempo del Adviento y el Tiempo de Navidad son celebraciones que cada año se muestran propicias, mucho más que el Fin de año civil, el 31 de diciembre, y el inicio del Año nuevo, el 1º de enero, para meditar en las tareas que hemos logrado cumplir y en las que estaríamos dejando sin resolver. Si hoy hacemos un acto de conciencia, una parada en el recorrido de este año que llega a su fin, y si meditamos en esto, con seguridad podremos terminar este 2011 sin dejar asuntos pendientes, pero también podremos meditar en el cercano Tiempo de la Navidad que se aproxima con rapidez, y disponer nuestros corazones, y preparar nuestras mentes, para recibir entre nosotros al Niño del cumpleaños, a Cristo-Jesús que nace en el portal de Belén en su llegada a nuestro mundo. Esto es el Adviento, precisamente un Tiempo de Espera en el Señor que se aproxima a nosotros en su advenimiento, en su llegada.

Durante las cuatro semanas con sus cuatro domingos, que dura el Adviento, estemos atentos a las lecturas de la Misa dominical, que serán lecturas escatológicas que nos hablarán del Retorno de Jesucristo en su Parusía; lecturas de preparación que nos hablarán de Juan el Bautista, el precursor del Mesías; y lecturas del anuncio gozoso del Tiempo que se cumple, que nos hablarán del Ángel del Señor que anuncia a la Virgen María la encarnación del Verbo eterno en su precioso seno maternal y divino.

El Adviento, quesignifica advenimiento, venida o llegada, se refiere a dos momentos en los que Dios viene a nosotros, a nuestro mundo: un momento que ya sucedió, que tuvo lugar en Belén de Judá, en la Noche de Navidad, cuando María dio a luz a Dios-Niño, con José, su casto esposo junto a ella, en ese momento tan feliz que les ha iluminado desde entonces, en el pequeño portal, y hasta ahora en la Gloria eterna junto al Padre de los cielos; y otro momento que no ha sucedido todavía pero que con certeza tendrá lugar en algún tiempo futuro cuya fecha es un misterio que nadie conoce, un momento que el mismo Jesús describe así: "Entonces verán al Hijo del hombre viniendo entre nubes con gran poder y gloria; entonces enviará a los ángeles y reunirá de los cuatro vientos a sus elegidos, desde el extremo de la tierra hasta el extremo del cielo" (Mc 13, 26-27).

De ese advenimiento pendiente, también Jesús nos deja la siguiente advertencia, que no es amenazante en manera alguna pero sí profundamente preventiva de la actitud que debemos asumir: "Estén atentos y vigilen, porque ignoran cuándo será el momento. Es lo mismo que un hombre que se ausenta: deja su casa, da atribuciones a sus siervos, a cada uno su trabajo, y ordena al portero que esté en vela. Velen, por tanto, ya que no saben cuándo viene el dueño de la casa, si al atardecer, a media noche, al cantar del gallo, o de madrugada. No sea que llegue de improviso y los encuentre dormidos. Lo que a ustedes digo, a todos lo digo: ¡Velen!". (Mc 13, 33-37).

En efecto, el Señor ya vino en aquella noche de Navidad de hace 2011 años, como un niño, pero el Señor regresará a esta casa que nos puso para vivir, que es el mundo, y que es también su casa, ahora revestido de su Gloria y de su Poder divinos. Él es el Señor de esta casa, y por ello propongo que este Tiempo de su Adviento, o de su Advenimiento, lo sepamosaprovechar para resolver los asuntos pendientes y para prepararnos a recibirlo en cualquier momento de nuestra historia, no vaya a ser que venga y nos encuentre con asuntos pendientes que nos distraigan de la atención extraordinaria que le debemos.


Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



  ARTÍCULOS RELACCIONADOS

SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com