Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Jul 2018
MoTuWeThFrSaSu
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Cultura:: Historia:: 40 años del incendio que arrasó la cofradía de la Cena



CAMINEO.INFO.-


40 años del incendio que arrasó la cofradía de la Cena


ALFONSO VÁZQUEZ / LA OPINION DE MALAGA
Mon, 28 Dec 2009 14:00:00

CAMINEO.INFO.- Parecía la clásica inocentada del 28 de diciembre, aunque de escaso gusto, así lo pensó José Antonio Salcedo, quien en la mañana de ese domingo, Día de los Inocentes de 1969, escuchó en la radio del coche, de boca del locutor Domingo Mérida, que estaba ardiendo la capilla de la Cena, en la estación de Renfe.

"Yo estaba volviendo de Torremolinos con mi novia, conocía a Domingo Mérida y pensé que cuando lo viera se iba a enterar, pero de buenas a primeras ya no reaccioné porque al fondo de la Carretera de Cádiz vi el humo".

Lo mismo pensó en los primeros momentos José Antonio Ramírez, que escuchó la noticia cuando iba con su novia por la Alameda de Colón. "Pensé que era una inocentada".

Testigo directo de toda la tragedia fue Adolfo Ruiz, por entonces, como el resto de los mencionados, un joven cofrade de la Cena que estaba en la junta de gobierno junto con el hermano mayor, Antonio García Campos, que era teniente alcalde de Málaga.

"Yo fui allí a misa de 11 con mi mujer, allí había unas 200 personas. Serían las 11 y 20, poco antes de la consagración, después de que el padre hubiera dado la homilía, cuando se sintió como un pequeño golpe, un chasquido, y empezó a salir humo. Yo vi como un pequeño fogonazo pero no me pude imaginar que aquello era eso", recuerda.

Adolfo estaba sentado en primera fila, junto a su mujer, Ángeles Castellón. De la pequeña sacristía salía un cable para iluminar con una bombilla la parte baja de los tronos, que estaban colocados junto al altar. En esa zona se guardaban las túnicas de los hermanos, "que estaban colgadas bajo los tronos", precisa el cofrade. Parece que el cortocircuito hizo prender las túnicas de la sección de la Virgen, tapadas por un armazón de madera.

Nada más detectarse el humo, "el sacerdote tapó el cáliz y salió fuera", recuerda Ángeles Castellón. "Aquello fue una desbandada, y al abrirse las puertas de la capilla, aquello cogió oxígeno y provocó una llamarada en el trono de la Virgen, que envolvió el trono como una tea, y luego se pasó al trono del Cristo", recuerda Adolfo.

A pesar de la desbandada, muchos hermanos y parroquianos en general ayudaron a sacar los bancos de madera de la capilla. "Mi marido y otros cuantos que no eran de la cofradía se metieron dentro para ver si podían salvar algo, pero fue poquísimo. Y el manto de la Virgen se salvó porque estaba en una exposición en Sevilla", dice Ángeles.

A poco de iniciarse el incendio llegó a la capilla Ricardo Ramírez, otro joven cofrade que se disponía a acudir a misa. Acudieron cuatro camiones de bomberos y trataron de aplacar las llamas, que se enseñorearon con el patrimonio de esta emprendendora hermandad. Ricardo vio cómo algunas personas trataban de bajar la imagen de la Virgen, obra del imaginero granadino José Martín Simón en 1939, "pero estaba atornillada". Al final, él mismo pudo coger la cabeza, ya totalmente quemada. "Yo llevaba siempre una máquina de fotos, cogí la cabeza de la Virgen, la puse en un varal y le hice una foto".

Humareda, cristales rotos, grandes charcos de agua por la acción de los bomberos y lágrimas es lo que dejó este incendio que sólo duró 15 minutos.

Ricardo Ramírez recuerda la llegada del delegado episcopal, el padre Manuel Gámez. "Le preguntamos que qué íbamos a hacer con los apóstoles, y dijo que era para tirarlos, al golpear una figura se deshizo, era todo carbón". Ricardo quiere desmentir así la creencia de entonces de que las figuras de la Cena, realizadas en 1925 por el valenciano Pío Mollar, eran de cartón piedra. "Lo que tenían era una especie de arpillera figurando la ropa", precisa.

Adolfo Ruiz recuerda además que, dado el estado del grupo escultórico, se decidió destruirlo. "Se encargó a dos empleados de Renfe, que por cierto eran comunistas, que lo rompieran con picos y palas y no lo hicieron, no se atrevieron. Al final hubo que echarle gasolina y destruirlo en un patio que había detrás".

En el artículo que para ´La Tarde´ hizo el periodista Francisco Javier Buena, el cronista recuerda que, según las primeras estimaciones, la hermandad había perdido un patrimonio por valor de 15 millones de pesetas pero, como subrayó su hermano mayor, el valor espiritual era incalculable.

Un asunto importantísimo fue la aventura para cobrar el seguro. Los testigos del incendio cuentan que la cofradía estaba asegurada en la iglesia de la Victoria, no en la capilla de Renfe, a la que se trasladaron en 1967, de ahí que la compañía se negara a entregar el dinero. Tuvo que acudir un alto cargo de Renfe y amenazar a la compañía con que, si no atendía la solicitud de la hermandad, toda Renfe se daría de baja (compartían la misma empresa). Al día siguiente, cuentan estos cofrades, apareció un responsable del seguro con una maleta y, en su interior, el millón de pesetas que correspondía.

Fue una catástrofe perder todo de la noche a la mañana pero, como recuerdan, el incendio hizo de la hermandad de la Cena un ´ave fénix´, que se recuperó, y de qué manera, de aquel aciago día.






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com