Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Dec 2017
MoTuWeThFrSaSu
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Homilia:: Ciclo A:: Domingo VI del tiempo de Pascua: No os dejaré huérfanos, volveré

5 / 5 (2 Votos)



Domingo VI del tiempo de Pascua: No os dejaré huérfanos, volveré

 
Sat, 24 May 2014 23:52:00

CAMINEO.INFO.-

HECHOS DE LOS APÓSTOLES 8, 5-8. 14-17
SALMO
65
1ª PEDRO
3, 15-18
JUAN
14, 15-21

Estamos en el Tiempo Pascual, tiempo que gira entorno a Cristo Resucitado, pero a mí, a nosotros ¿qué nos conecta con Cristo Resucitado? ¿Cómo nos llega la vida nueva de Cristo Resucitado? Sólo hay una respuesta: a través del Espíritu Santo.

Por esto, al tiempo Pascual también se le llama Tiempo del Espíritu. A lo largo de toda la Pascua, el Espíritu Santo va apareciendo constantemente. Como hoy, que es el protagonista de la primera lectura y el evangelio. Esta presencia entre la Ascensión y Pentecostés es abrumadora.

Podemos decir que toda la pascua culmina en Pentecostés. Podríamos también llegar a decir que Jesús nació en Belén para comunicarnos su Espíritu, que es el Espíritu Santo. Todo esto nos habla de la importancia del Espíritu Santo.

Decía el Papa Francisco el mes de mayo del año pasado: “No se puede entender la vida cristiana sin la presencia del Espíritu Santo: no sería cristiana. Sería una vida religiosa, …, piadosa, que cree en Dios, pero sin la vitalidad que Jesús quiere para sus discípulos. Y aquello que da la vitalidad es el Espíritu Santo presente.”

Por tanto, es muy importante entender un poco mejor todo esto del Espíritu Santo, porque determina cómo vivimos nuestra fe. Si entendemos su papel, su importancia, lo desearemos más, lo pediremos más, pondremos más de nuestra parte para recibirlo.

Empecemos poniendo atención a lo que Jesús nos dice hoy sobre el Espíritu Santo:

“Yo le pediré al Padre que os dé otro defensor que esté siempre con vosotros, el Espíritu de la Verdad”. Hay una promesa de Jesús de que el Padre nos dará el Espíritu Santo. Promesa real. Jesús cumple sus promesas. Pidámoslo, que se realice en nosotros la promesa. Jesús nos quiere dar el Espíritu Santo, el Padre nos quiere dar el Espíritu Santo. ¡No son avaros! ¡Pidámoslo!

“Que esté siempre con vosotros”. Promesa que apunta a la eternidad... con lo que esto comporta...

“Vive con vosotros y está con vosotros” Somos templos del Espíritu Santo, templos de Dios. No es una bonita manera de hablar, es una realidad, difícil de expresar, pero es una realidad. ¡¡El Espíritu Santo, está con nosotros!!

Víctor Kuppers, un testimonio del reportaje “Yo creo” dice: “La mejor manera de explicar el Espíritu Santo: lo has de experimentar.”

“No os dejaré huérfanos, volveré”. ¡Qué entrañable! Jesús sabe que ha de marchar, les ama y le sabe mal dejarlos, les promete que volverá. Y lo hará a través del Espíritu Santo. En el reportaje “Yo creo”, María, una chica jovencita y psicóloga dice hablando del Espíritu Santo: “Es la manera que Dios, por amor, ha encontrado de quedarse entre nosotros.” Genial intuición!.

Francesc Torralba en el mismo reportaje dibuja el papel del Espíritu Santo: “Cuando actuamos de una manera desinteresada, generosa, cuando actuamos por gratuidad, cuando priorizamos el bien del otro, cuando pacificamos en un conflicto, cuando miramos de ayudar a alguna persona que está sufriendo o a alguna persona que necesita consuelo, es el Espíritu Santo quien obra a través de nuestra persona.”

Paso a la segunda lectura, pero enlazando con todo esto que decía. Se nos ha dicho: “Estad siempre prontos para dar razón de vuestra esperanza a todo el que os la pidiere”. Esta expresión es genial y da por supuesto que ven en nosotros una esperanza, y al ver la esperanza nos preguntan, y al ser preguntados, Pedro recomienda que estemos siempre a punto de dar una respuesta, y lo hacemos serenamente y con respeto.

(“Estad siempre prontos para dar razón de vuestra esperanza a todo el que os la pidiere.”)

¿Ve la gente que nos rodea nuestra esperanza? ¿Nos preguntan por la razón de nuestra esperanza? Llevemos a la oración esta pregunta... La Palabra de Dios siempre nos quiere interpelar y hacer avanzar.

Yo pienso que la esperanza está muy unida a la confianza con la acción del Espíritu Santo en nosotros. Cuando confío en la acción del Espíritu Santo en mi vida aparece la esperanza. Ya no estoy solo, ya no soy yo solo, hay otro, que es Dios, que está conmigo. Y esto abre la puerta a la esperanza.

Acabo con dos testimonios del reportaje “Yo creo” que van en este sentido hablando del Espíritu Santo: “Encuentro la fuerza que en mí mismo, yo todo solo no tendría nunca.” “Bendícenos porque nosotros no somos nada sin tu ayuda.”






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com