Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Nov 2017
MoTuWeThFrSaSu
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Homilia:: Ciclo A:: Jueves Santo: Lo que yo hago, tú no lo entiendes ahora, pero lo comprenderás más tarde

5 / 5 (1 Votos)



Jueves Santo: Lo que yo hago, tú no lo entiendes ahora, pero lo comprenderás más tarde

 
Thu, 02 Apr 2015 14:34:00

CAMINEO.INFO.-

ÉXODO 12, 1-8.11-14
SALMO
115
CORINTIOS
11, 23-26
JUAN
13, 1-15

¡Admirable! Increíble el gesto que acabamos de contemplar. ¡Cómo ama! ¡Cómo se abaja! ¡Qué ejemplo! ¡Qué humildad! Dios lavando los pies del hombre. ¡Dios!

¡Qué interpelación! “debéis lavaros los pies unos a otros”: “Pues si yo, el Maestro y el Señor, os he lavado los pies, también vosotros debéis lavaros los pies unos a otros; os he dado ejemplo para que lo que yo he hecho con vosotros, vosotros también lo hagáis”.

Lo más sorprendente es que este gesto, Jesús también lo hace con nosotros. Jesús no lo hace a los discípulos, por el hecho de que serán los futuros apóstoles. Jesús, este gesto, lo hace con todo aquel que sea su discípulo, su seguidor, y al acabar nos dice “debéis lavaros los pies unos a otros”.

Nos hace falta hacer esta contemplación; cuando lo miras a tus pies, lavándolos, a ti y tus compañeros. Cuando lo escuchas una vez y otra, diciendo: “debéis lavaros los pies unos a otros”, descubres y Jesús te muestra que esto ha de tener unas implicaciones prácticas en tu vida.

• La primera y más evidente: sentirnos amados. Hoy contemplamos una escena que nos lleva a hacer esta experiencia ineludible para seguir a Jesús: sentirnos amados por Él. No hay duda que la mayor muestra de amor de Jesús es la muerte en cruz. Pero, pienso yo, que la mayor muestra de amor no cruenta, y, quizás, la más cercana a nuestra realidad cotidiana, es el lavatorio de pies. ¡Hoy nos sentimos amados por Él!

• La segunda consecuencia de la contemplación, es un deseo: “yo también quiero hacerlo”. Si Él, el Maestro lo hace, ¡yo también quiero hacerlo! Verlo a Él en este gesto, nos conmueve, nos mueve a querer hacer lo mismo....

Y antes de seguir con más consecuencias de la contemplación, una pregunta; ¿por qué hace este gesto? ¿qué nos quiere mostrar con este gesto? Pienso que es un gesto contra los dos peligros más grandes que hay en nuestra vida: el orgullo y el amor propio.

• Tercera consecuencia de la contemplación: Jesús quiere confundir nuestro orgullo y nuestro amor propio. Jesús al manifestarnos tan claramente que el amor se ha de hacer servicio, y servicio humilde, quiere confundir nuestro orgullo y amor propio.
Jesús quiere aniquilar tantos deseos que hay en nuestro corazón; deseos de alabado, deseos de ser honorado, deseos de ser preferido a los demás, deseos de ser consultado, deseos de ser aceptado, deseos de reconocimiento de todo lo que hacemos, deseos de ocupar los primeros lugares, deseos de no bajar del burro, deseos de poner los puntos sobre las “íes”...

Con su gesto Jesús quiere aniquilar todos estos deseos que van en contra de la humildad. El amor se ha de hacer servicio, y servicio humilde.

¿Cuántas divisiones, distancias, rencores, aires de superioridad, miedos a lo qué dirán, nacen del amor propio y del orgullo? ¿¡Cuántas!?

De la importancia del gesto que hoy contemplamos nos hablan las palabras del evangelista: “Jesús, sabiendo que el Padre había puesto todo en sus manos, que venía de Dios y a Dios volvía, se levanta de la cena...”. Pienso que el evangelista con esta introducción al gesto de Jesús nos está diciendo: “¡¡atención, ahora está a punto de pasar algo importante!!

Un gesto a contemplar, a rezar, a meditar...

Todo esto no es fácil. Por esto, para acompañar este gesto, la Iglesia hoy celebra la institución de la eucaristía. Porque ella es la fuente para poder amar como Jesús.

Fijaros en qué cosa más bonita hemos pedido en la oración colecta: “te pedimos que la celebración de estos santos misterios nos lleve a alanzar plenitud de amor y de vida”.

Nos cuesta amar como Jesús, sirviendo a los demás con humildad, pero, si convertimos a Jesús en el alimento para nuestras almas, entonces ¡¡es posible!! ¡¡Por la eucaristía conseguimos la plenitud de la caridad!!

¡¡Nos hemos de acercar más a la eucaristía!!

Hoy se nos propone una nueva manera de estar en el mundo, una nueva manera de ser, una nueva manera de relacionarse los unos con los otros. Y el camino es Jesús presente y actuante en la eucaristía.






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com