Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Jun 2018
MoTuWeThFrSaSu
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Homilia:: Ciclo B:: III Domingo de Adviento:Yo soy la voz que grita en el desierto: "Allanad el camino del Señor"

5 / 5 (2 Votos)


CAMINEO.INFO.-


III Domingo de Adviento:Yo soy la voz que grita en el desierto: "Allanad el camino del Señor"


Sun, 11 Dec 2011 06:57:00

CAMINEO.INFO.-

ISAÍAS 61, 1-2a. 10-11
SALMO 
Lc 1, 46-48. 49-50. 53-54
TESALONICENSES
5,16-24
JUAN
1, 6-8. 19-28

Celebramos el Domingo gaudete, el Domingo de la alegría, alegría porqué está muy cerca la celebración de la Navidad, donde Jesús quiere renacer en nosotros de una manera nueva.

Por esto, las lecturas nos hablan de alegría.

El profeta Isaías decía: “Desbordo de gozo con el Señor, y me alegro con mi Dios...”

En el salmo María al experimentar la acción salvadora de Dios en ella también dice: “Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador….”

San Pablo nos decía en su carta: “Hermanos: Estad siempre alegres”

Si la liturgia nos propone esta experiencia de la alegría, nosotros que queremos vivir al ritmo de la liturgia, la hemos de hacer nuestra. Nuestra alegría nace de la oración... El otro día me decía una persona que le parece que no hay ninguna homilía en la que no salga la palabra oración...
Es posible, porqué la verdad de nuestra fe, depende de la verdad de nuestra oración. La vivencia de nuestra fe, depende de la vivencia de nuestra oración.

Como decía, en la oración de estos días hemos de empezar a hacernos presente el niño de Belén, contemplar todo lo que envuelve aquel acontecimiento, pensar en la repercusión que tiene para nuestras vidas aquel hecho. E insistir en nuestra petición, de la que ya hablábamos domingo pasado: que Jesús nazca en el pesebre de nuestro corazón. Y su nacimiento en nuestros corazones es fuente de verdadera alegría.

El sacerdote y escritor José Luis Martín Descalzo escribió un libro muy bueno: “Razones para la alegría”. Y el subtítulo del libro era: “Cristianos, ¿Qué habéis hecho del gozo que os dieron hace 2000 años?

Si contemplamos aquel acontecimiento os aseguro que nuestra alegría aumentará...

Juntamente con la alegría las lecturas nos proponen otra actitud: la humildad.

Hoy las lecturas nos presentan dos buenos modelos para vivir la humildad. El primero María. El salmo que hemos leído eran las palabras de María:: « Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador; porque ha mirado la humillación de su esclava”.

María, la que ha recibido el anuncio del ángel, la “llena de gracia”, la Inmaculada, la que será la madre del Hijo de Dios, ¡se siente pequeña!, “porqué ha mirado la humillación de su esclava.”. Si ella se siente pequeña ¿cómo nos hemos de sentir nosotros? Gran lección de humildad para nosotros...

¿Cómo vamos de humildad? Recuerdo que una época de mi vida en la que estaba con actitud de búsqueda tenía “entrevistas” diálogos con personas interesantes. Y a la pregunta ¿cuál es la virtud más importante? todos decían: La humildad.

El segundo ejemplo de una actitud humilde es la de San Juan Bautista, de quien Jesús dice « es el hombre más grande nacido de mujer ». Y San Juan preguntado por los fariseos por su identidad rehúsa ser el Mesías, rehúsa ser Elías, rehúsa ser el profeta esperado, y finalmente dice de sí mismo, delante de la insistencia de los judíos: « Yo soy la voz que grita en el desierto».
Nosotros procuramos muchas veces aparentar más de lo que somos, tener más de lo que tenemos, saber más de lo que sabemos, y San Juan Bautista que hace el camino inverso... “No soy el Mesías, ni Elías, ni un profeta... soy una voz que grita en el desierto...” gran lección...

Testimonios de humildad como éste le han de decirle algo a nuestra vida, nuestras actitudes ...

Y acabo con la primera lectura: “El Espíritu del Señor está sobre mí, porque el Señor me ha ungido. Me ha enviado para dar la buena noticia a los que sufren, para vendar los corazones desgarrados, para proclamar la amnistía a los cautivos, y a los prisioneros la libertad”.

Si somos humildes descubriremos que nosotros somos estos “desvalidos”, estos “cautivos”, estos “presos”, estos que tienen el corazón dolorido.

¿Por qué la Iglesia inspirada por el Espíritu Santo nos propone en el tiempo de adviento esta lectura? Porqué es en la medida que nos reconocemos “desvalidos”, “cautivos, “presos” que desearíamos con más fuerza y con más intensidad que Dios renazca en el pesebre de nuestros corazones. Por eso nos la proponen ahora!

Que la plegaria humilde nos haga descubrir cerca la cuna de Jesús aquello que somos, para que Él pueda nacer en nosotros y ser fuente de verdadera alegría...






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com