Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Nov 2017
MoTuWeThFrSaSu
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Homilia:: Ciclo B:: Domingo XXXIII Tiempo Ordinario, ciclo b:“Caminad mientras tenéis la luz, para que no os sorprendan las tinieblas”

5 / 5 (2 Votos)



Domingo XXXIII Tiempo Ordinario, ciclo b:“Caminad mientras tenéis la luz, para que no os sorprendan las tinieblas”

 
Sat, 17 Nov 2012 23:59:00

CAMINEO.INFO.-

Dn 12,1-3:

"Por aquel tiempo se salvará tu pueblo"
Sal 15,5 -11: "Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti"
Hb 10,11-14.18: "Con una sola ofrenda ha perfeccionado a los que van siendo consagrados"
Mc 13,24-32: "Reunirá a sus elegidos de los cuatro vientos"

El año litúrgico esta a punto de acabar. El domingo que viene celebraremos la solemnidad de Cristo Rey y después será ya el primer Domingo de Adviento.

Las lecturas de esta celebración nos llevan a contemplar el fin de la historia, la segunda venida de Jesús, aquello que se llama la Parusía.

El evangelio que hoy hemos leído nos presenta dos cuadros, dos escenas,..

La primera es una escena sombría y desoladora: “el sol se hará tinieblas, la luna no dará su resplandor, las estrellas caerán del cielo, los astros se tambalearán.”

En la tradición judía esta es la manera, el estilo literario de referirse a las grandes intervenciones de Dios en la historia de la humanidad. En la primera lectura hemos visto como también el profeta Daniel se expresaba con este estilo literario. Por tanto no hay que interpretar el texto en un sentido literal.

La segunda escena es grandiosa, es deslumbrante, difícil de imaginar. “Entonces verán venir al Hijo del hombre sobre las nubes con gran poder y majestad”. Describe la segunda venida del Hijo de Dios, la segunda venida de Cristo. Jesucristo vino hace dos mil años, y sabemos, porque él así nos lo ha dicho, que volverá a venir como Señor y Juez de la Historia.

Esta segunda venida de Cristo es el acontecimiento que da sentido a toda la historia. Toda la historia se encamina hacia ese momento. En este acontecimiento se fusionan el plano histórico y el plano divino (escatológico). En Cristo se da la recapitulación de todas las cosas.

Y a nosotros ¿qué nos dice, qué nos ilumina la Parusía? ¿qué le dice a nuestra vida? Yo pienso que nos dice muchas cosas, que si las tuviéramos más interiorizadas viviríamos de forma diferente nuestra vida. Comento sólo una:

1. La Parusía nos ayuda a ver que todo forma parte del plan de Dios. Dios guía y reconduce la historia, nuestra historia personal y la de toda la Humanidad. Que guíe la historia no quiere decir que provoque el mal, o que le sea indiferente la presencia del mal. Quiere decir que a través de nosotros va escribiendo la historia (nosotros somos los brazos de Dios en la historia), y cuando nosotros le fallamos, porqué utilizamos mal nuestra libertad, entonces Dios reconduce la historia. Reconducir la historia quiere decir que Dios hace posible que de un mal salga un bien, que donde abundó el pecado, sobreabunde la gracia. La suya es siempre una respuesta de amor. Dios no puede hacer otra cosa que amar. Por tanto, por muy mal que vayan las cosas, a Dios la historia no se le escapa de las manos. Jesucristo es el Señor de la historia.

Vamos a lo concreto con un ejemplo: todo esto de los desahucios: Dios no lo quiere. No forma parte del plan de Dios. ¿Y qué hace Dios? ¿Se lo mira desde arriba? ¡No!. Dios mira de tocar los corazones de todos los hombres y mujeres de buena voluntad para que acabe esta injusticia. ¿Encontrará nuestros corazones abiertos y sensibles a sus inspiraciones? Este es otro tema. Lo vuelvo a repetir: nosotros somos los brazos de Dios en la historia. Y Dios actúa también en el corazón de los afectados para que de este mal puedan sacar un bien más grande (esto también depende de su abertura a la gracia de Dios.).

Fijaros como entender bien que Dios guía y reconduce la historia hacia la Parusía, ilumina nuestro día a día.
Desde el Domingo XXVII, y ahora estamos en el XXXIII, la segunda lectura que leemos es la carta de San Pablo a los cristianos Hebreos donde habla del sacerdocio de Jesucristo.

Explica muy bien San Pablo que hay un único sacerdote que es Cristo. Y entonces, los sacerdotes ¿qué pintamos por aquí en medio? El sacerdocio de los presbíteros es una participación de este sacerdocio de Cristo.

Por el Sacramento del orden, los presbíteros quedamos unidos a Cristo de una manera especial. Los presbíteros nos configuramos de una manera especial con Jesucristo, para vivir y actuar con la fuerza de su Espíritu para la salvación del mundo.

La identidad del presbítero es ser una continuación del mismo Cristo. Imagen viva y transparente del Cristo sacerdote. Y a través de nosotros, indignos servidores, Jesucristo continúa comunicando su salvación.

Esto es para nosotros una gran responsabilidad y para vosotros os pide la fe, una visión de fe, para no quedarse en la persona concreta y ver a alguien a través del cual Cristo te comunica la salvación.

Que la comunión con Jesucristo nos comunique sus actitudes vitales más profundas.






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com