Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Nov 2017
MoTuWeThFrSaSu
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Homilia:: Ciclo B:: Segundo domingo despues de Navidad

5 / 5 (1 Votos)



Segundo domingo despues de Navidad

 
Sat, 03 Jan 2015 23:53:00

CAMINEO.INFO.-

ECLESIÁSTICO 24, 1-4.12-16
SALMO 147
 EFESIOS 1, 3-6.15-18
JUAN 1, 1- 18


El tiempo pasa rápido. Las fiestas de estos días, también. En diez días hemos celebrado: Navidad, San Esteban, la Sagrada Familia, la Madre de Dios. Celebraciones muy importantes que seguro que nos han dejado una huella. Seguro que hemos recibido alguna luz, alguna intuición, quizás, también alguna concreción para nuestra vida diaria.

¡De esto se trata! Y esta huella, esta luz, este “lo que sea”, nos hace avanzar en el camino de la fe. Y ahora estamos un poquito más cerca de Jesús que al empezar las fiestas.

Dios a través de las celebraciones litúrgicas nos comunica sus bendiciones. No sólo a través de ellas, pero sí especialmente, a través de ellas. Por tanto, aquella luz, aquella intuición, aquella concreción, ¡es Dios que habla! Recuperemos, no olvidemos, profundicemos, lo que en estos días hemos recibido.

Para mí el hecho de tener que preparar las homilías hace que pase mucho tiempo en contacto con la Palabra. De este contacto y de las celebraciones se me genera unas “mini-experiencias” que no soy capaz de digerir por la frecuencia de tantas celebraciones. Y veo que el Señor me pide un tiempo “extra” para poder recuperar aquellas luces e intuiciones.

Vivimos una vida acelerada, quizás, más en estos días navideños, y nos hace falta conservar estas “mini experiencias” en nuestros corazones y meditarlas. Como nos enseña María.

Y hoy celebramos el segundo domingo después de Navidad.

La primera lectura y el evangelio, se refieren a la encarnación de Dios, a Dios que se hace carne, que se hace uno de nosotros. Con esto parece que la liturgia después de este exceso de celebraciones nos lleve a pararnos y a preguntarnos, pero ¡¿os habéis dado de lo que habéis celebrado!?

Hemos celebrado que Dios entra en la historia de la Humanidad, para poder entrar en nuestra historia personal y convertirse en una nueva presencia para nuestras vidas. Él es Dios con nosotros. Dios que se nos comunica. Dios que nos ofrece una relación de amistad y de amor... Y esta presencia en nuestras vidas todo lo cambia. Como dice San Juan en el prólogo, Él es la Luz y la Vida. ¡La Luz y la Vida!

¡Esto es tan grande! ¡No nos acostumbramos! Más bien tengamos un tiempo extra para que estas frases se conviertan en certezas vividas por nosotros.

San Pablo, con una profundidad y un acierto inigualable en veintiún siglos de historia, expone perfectamente esta novedad que comporta la irrupción de Dios en la historia: “Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido en la persona de Cristo”. La mayor bendición de Dios es Cristo. ¿Qué le pedimos a Dios si ya nos ha dado su hijo? ¡Éste es el gran regalo de la Navidad!

Por esto San Pablo, ruega por los cristianos de Éfeso “a fin de que… os dé espíritu de sabiduría y revelación para conocerlo”, para conocer quién es Cristo. No puede haber más gran deseo, conocer el Cristo. Cuando recéis por vuestros hijos y nietos y sobrinos, pedid: “¡Que conozcan quién eres tú!” Porque Cristo es la gran bendición de Dios para la Humanidad, y para cada uno de nosotros. No diré que no vale la pena pedir otras cosas a Dios, pero si tienen al Cristo, ¿qué les faltará? Nada de nada, ya lo tienen todo.
Por esto, San Juan dice en el prólogo: “Pues de su plenitud todos hemos recibido, gracia tras gracia”.

Teníamos la ley, pero la ley no nos daba vida, el dinamismo de tener que cumplir una ley agobia el corazón del hombre. Pero Cristo nos ha dado la gracia... “...todos hemos recibido, gracia tras gracia...”.

Estamos tristes, apagaditos,... es que hay poca gracia en nuestra vida.
Hemos tenido “enfados” en las comidas familiares, es que hay poca gracia en nuestra vida.
Nos ha vuelto a pasar, no hemos soportado a aquel familiar que..., es que hay poca gracia en nuestra vida.
Tenemos envidia de... es que hay poca gracia en nuestra vida.

La gracia de Dios todo lo transforma. Dios con nosotros todo lo transforma.

El nacimiento del Señor no es una imagen bucólica, no es una nostalgia, no es un recuerdo. Aparece en nuestra vida como una fuerza, como una posibilidad de cambiar nuestra vida. Aparece Dios haciendo camino, como un amigo, con nosotros.

Recemos y contemplemos todo esto, para que afecte nuestra vida. Dediquémosle un tiempo “extra”...






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com