Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Nov 2017
MoTuWeThFrSaSu
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Homilia:: Ciclo C:: Domingo XII Tiempo Ordinario: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?

5 / 5 (1 Votos)



Domingo XII Tiempo Ordinario: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?

 
Sun, 23 Jun 2013 00:04:00

CAMINEO.INFO.-

ZACARÍAS 12, 10-11; 13,1
SALMO 62, 2. 3-4. 5-6. 8-9 (R.: 2b)
GÁLATAS 3, 26-29
LUCAS 9, 18- 24



Hoy contemplamos una de las pocas escenas donde Jesús dirige a sus discípulos una pregunta, concreta, de un tema importante y la hace repentinamente.

La pregunta “Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?”, es una pregunta concretísima, referida a su identidad (tema capital) y la hace de repente después de estar orando en un lugar apartado.

Por tanto, estamos delante de una pregunta importante, que marca un antes y un después, en el evangelio de Lucas. Como ya hemos dicho alguna vez: la Palabra de Dios es viva y a través de ella Jesús se dirige a nosotros, Jesús nos habla a nosotros, Jesús hoy nos pregunta a nosotros: “y tú, ¿quién dices que soy yo? Es una pregunta ineludible. Y es una pregunta que en el silencio de nuestra oración haría falta contestarla, y contestarla desde la vida, no dar respuestas teóricas, sino mirando nuestra vida, responder a ¿quién es Jesús para mí?

La vida cristiana nos pide ir profundizando poco a poco los grandes misterios de la persona de Jesús. Su identidad es una realidad que nosotros hemos de ir profundizando, y eso va enriqueciendo nuestra vida cristiana.
Pongo un ejemplo: si Jesús es para nosotros un gran maestro en humanidad, entonces Él forma parte del pasado: sus enseñanzas me pueden dar una cierta luz, pero Él no puede cambiar mi corazón, no puedo relacionarme con Él, etc

Si Jesús es el Hijo del Dios vivo, entonces puede entrar en mi vida, en mi historia, y renovarla completamente, haciendo de mí un santo. Y cuanto más he pensado, meditado y contemplado que Jesús es el Hijo de Dios, más puede actuar en mi vida. Porqué mi meditación, contemplación, hace crecer mi fe en su persona y esto crea un espacio que posibilita la acción de Jesucristo en mí.

Pienso que, de vez en cuando nos tendríamos que preguntar: ¿Mi Jesús está vivo o está muerto? ¿Lo trato como alguien que está vivo, que me puede cambiar la vida o como alguien que está muerto? La rutina nos puede, nos hace falta ir revisando constantemente nuestra vida.

Volvamos al evangelio, Pedro hace la confesión de fe: “El Mesías de Dios”. Momento importantísimo. Central. Determinante. ¿Y cómo reacciona Jesús? En este momento crucial Jesús lanza tres mensajes:
1. “Él les prohibió terminantemente decírselo a nadie”. Jesús tiene miedo que se entienda mal su mesianismo. Jesús teme que su mesianismo se entienda en clave política, de liberación del invasor romano, de aquí su advertencia.

El gran miedo de Jesús a ser malentendido continúa hoy. Podemos entender mal a Jesús... Pongo un ejemplo: mucha gente que no viene a misa, o que vienen cuando les va bien, es porqué no han entendido bien el mensaje de Jesús. Podemos entender mal a Jesús. Pidamos, en el silencio de nuestra oración, la gracia de entender mejor su mesianismo.

2. El segundo mensaje de Jesús va en este mismo sentido, para que su mesianismo se entienda bien, explica ya ahora lo que pasará a Jerusalén: “El Hijo del hombre tiene que padecer mucho, ser desechado por los ancianos,.... y resucitar al tercer día”. Palabras que destierran cualquier lectura política de su mesianismo. ¡Jesús no quiere ser malentendido! (tres veces hará el anuncio de la pasión).

3. Por tanto, después de la importante confesión de Pedro, Jesús empieza haciendo advertencias para no ser malentendido y después para que todo quede claro expone lo que han de hacer sus seguidores: “negarse uno mismo”, “cargar cada día nuestra cruz”, y “perder la vida por Él”. Expresiones convergentes, que van en un mismo sentido.

Son palabras que nos sorprenden. Jesús utiliza un lenguaje negativo, “negarse” “cruz” “perder la vida”, pero es un lenguaje negativo sólo en apariencia. Me explico: Jesús nos muestra el camino para liberarnos del hombre viejo y llegar a ser hombres nuevos. El hombre viejo encadenado a él mismo y encadenado al mundo, no es libre, no es feliz. Jesús con las expresiones, “que se niegue a sí mismo”, “cargue con su cruz cada día”, y “pierda su vida por mí”, propone un nuevo camino, un camino de vida, donde nos desnudamos del hombre viejo, nos revestimos de Cristo y encontramos la Vida.

San Pablo nos decía hoy a nosotros: “Los que os habéis incorporado a Cristo por el bautismo os habéis revestido de Cristo”. ¿Qué quiere decir revestirse de Cristo? Quiere decir desnudarnos de nosotros mismos y hacer nuestras sus ideas, actitudes, comportamientos, afectos, etc. Ser uno con Cristo por la recepción de su Espíritu.

Ya vemos que estas expresiones (“negarse uno mismo”, “cargar cada día nuestra cruz”, y “perder la vida por Él”) nos hablan de una tarea a hacer por nosotros, nos hablan de un camino a hacer, un camino que pide un esfuerzo, pero que es un camino de vida.

Pidamos a María, madre nuestra, ayuda en este camino.






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com