Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Dec 2017
MoTuWeThFrSaSu
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Homilia:: Ciclo C:: Domingo XV del T.O. ciclo "C": “Anda y haz tú lo mismo"

5 / 5 (2 Votos)



Domingo XV del T.O. ciclo "C": “Anda y haz tú lo mismo"

 
Sun, 14 Jul 2013 11:55:00

CAMINEO.INFO.-

Dt 30, 10-14
Salmo 68
Col 1, 15-20
Jn 6, 63.68

Estas palabras de Jesús son una fuerte interpelación para nosotros y lo son en un tema capital, donde nos jugamos el ser o no ser de nuestra fe: el amor al prójimo.

La interpelación de Jesús es muy clara y contundente:

. Delante del necesitado no podemos pasar de largo.
. Toda persona necesitada es mi prójimo.
. Nos hemos de compadecer, hacer nuestro el sufrimiento del otro.
. Esta compasión nos lleva a actuar. No somos unos teóricos de la caridad.

El Papa Francisco, este lunes nos ha dirigido unas palabras, también, bastante interpeladoras en el mismo sentido, y donde habla de la parábola del buen samaritano. El Papa visitaba la isla de la Lampedusa, una isla italiana, a poco más de cien kilómetros de Túnez, que recibe cada año miles de inmigrantes. El año pasado, quinientos murieron en el intento de llegar a sus costas. ¡¡Quinientos!!

Su homilía será mi homilía, leeré las partes más importantes. (En cursiva añadidos míos)

Empieza diciendo el Papa: “Inmigrantes muertos en el mar, aquellos barcos que en vez de ser una vía de esperanza fueron una vía de muerte”. Así titulan los periódicos. Cuando hace algunas semanas supe esta noticia, que lamentablemente otra vez un barco había naufragado, el pensamiento me volvía continuamente como una espina en el corazón que me traía sufrimiento. Y entonces sentí que tenía que venir hoy aquí a rezar. A cumplir un gesto de cercanía, pero también para despertar a nuestras conciencias. Para que lo que sucedió no se repita, no se repita, ¡por favor!

«¿Adán, dónde estás?» Es la primera pregunta que Dios le hace al hombre después del pecado. «¿Dónde estás, Adán?». Adán es un hombre desorientado (porqué ha pecado)... el otro que no es más el hermano que hay que amar, sino simplemente el otro que molesta mi vida, mi bienestar.

Y Dios pone la segunda pregunta: «¿Caín dónde está tu hermano?». El sueño de ser potente, de ser grande como Dios, o peor, de ser Dios, lleva a una cadena de equivocaciones que es cadena de muerte, ¡lleva a derramar la sangre del hermano!

Estas dos preguntas de Dios, resuenan también hoy, ¡con toda su fuerza! Tantos entre nosotros, y me incluyo también yo, estamos desorientados, no estamos más atentos al mundo en el que vivimos, no cuidamos lo que Dios creó para todos, y no somos ni siquiera capaces de cuidarnos los unos a los otros. Y cuando esta desorientación, asume las dimensiones del mundo, se llega a tragedias como aquella a la que hemos asistido.

“¡Dónde está tu hermano? La voz de su sangre grita hasta a mí” dice Dios. Esta no es una pregunta dirigida a los otros, es una pregunta dirigida a mí, a ti, a cada uno de nosotros. Aquí nuestros hermanos y hermanas trataban de salir de situaciones difíciles para encontrar un poco de paz y serenidad; buscaban un lugar mejor para ellos y para sus familias, pero han encontrado la muerte. ¡Cuántas veces quienes buscan esto no encuentran comprensión, acogida y solidaridad! ¡Y sus voces suben hacia Dios!

Recientemente he hablado con uno de estos hermanos. ¡Cómo ha llegado a sufrir! Y algunos no han conseguido llegar...

«¿Dónde está tu hermano?» ¿Quién es el responsable de esta sangre? También hoy esta pregunta emerge con fuerza: ¿Quién es el responsable de la sangre de estos hermanos y hermanas? ¡Nadie! Todos nosotros respondemos así: no, no soy yo, yo no tengo nada que ver, serán otros, no seguramente yo.

Pero Dios nos pide a cada uno de nosotros: «¿Dónde está tu hermano, la sangre del cual clama hasta mí?». Hoy nadie se siente responsable de esto; hemos perdido el sentido de la responsabilidad fraterna; hemos caído en la actitud hipócrita del sacerdote y del servidor del altar, del que habla Jesús en la parábola del Buen Samaritano: miramos al hermano medio muerto en el costado del camino, quizás, pensemos “pobrecito”, y seguimos por nuestro camino, no es nuestra tarea; y con esto nos sentimos bien.

La cultura del bienestar que nos lleva a pensar en nosotros mismos, nos vuelve insensibles a los gritos de los otros, nos hace vivir en burbujas de jabón, que son lindas, pero no son nada, son ilusión de lo superficial, de lo provisional, que lleva a la indiferencia hacia los otros, más aún, lleva a la globalización de la indiferencia. En este mundo de la globalización, hemos caído en la globalización de la indiferencia. ¡Nos hemos acostumbrado al sufrimiento del otro, no tenemos nada que ver, no nos interesa, no es mi problema!

Yo quisiera que nos planteáramos una tercera pregunta: «¿Quién de entre nosotros ha llorado por este hecho y por hechos como este?» ¿Quién ha llorado por la muerte de estos hermanos y hermanas?... ¡Somos una sociedad que ha olvidado la experiencia del llanto, del “padecer con” (compasión, padecer con el otro, hacer nuestros sus sufrimientos): ¡la globalización de la indiferencia nos ha pedido prestada la capacidad de llorar!

Pidamos al Señor la gracia de llorar nuestra indiferencia, de llorar la crueldad que hay en el mundo, en nosotros,... «¿Quién ha llorado?». ¿Quién ha llorado hoy en el mundo?

Señor, en esta liturgia, que es una liturgia de penitencia, pidamos perdón por la indiferencia hacia tantos hermanos y hermanas, te pedimos perdón, Padre, por quien se ha acomodado y se ha cerrado en el propio bienestar que lleva a la anestesia del corazón, te pedimos perdón para quien con sus decisiones a nivel mundial ha creado situaciones que conducen a estos dramas. ¡Perdón, Señor! Señor, que hoy aún podamos sentir tus preguntas: «¿Adán, dónde estás?», «¿Dónde está tu hermano?”























Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com