Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Nov 2017
MoTuWeThFrSaSu
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Homilia:: Ciclo C:: Domingo XXI T.O. (Ciclo C): “Luchad por entrar por la puerta estrecha”




Domingo XXI T.O. (Ciclo C): “Luchad por entrar por la puerta estrecha”

 
Sat, 24 Aug 2013 23:59:00

CAMINEO.INFO.-

Is 66, 18-21
Sal 116, 1.2
Heb 12,5-7.11-13
Lc 13,22-30


Palabras de Cristo luminadoras y a la vez desconcertantes. El contexto de estas palabras, los textos que hay antes y los textos que hay después, son un conjunto de varias escenas donde Jesús hace una catequesis del verdadero seguimiento, de ser verdaderos seguidores. Y desde esta perspectiva podemos entender las palabras de Jesús.

¿Qué quiere decir esta puerta estrechada? ¿Por qué muchos no pueden entrar por ella? Jesús es la puerta estrecha. Ya en otros textos Jesús se ha definido así mismo como la puerta. Por eso, interpretamos sus palabras “Corred, mirar de entrar por la puerta estrecha ...” como un llamamiento a un seguimiento que requiere un esfuerzo, una dedicación, un trabajarnos, un construirnos según los valores del reino.

Cómo sabéis he estado haciendo el mes de ejercicios ignacianos, un mes en silencio, el silencio te muchas cosas positivas, una de ellas se que te permite ver tu interior, y el ver tu interior te permite descubrir cosas a trabajar, a corregir.

Con los adolescentes me gusta para empezar a hablar del silencio y de la oración hacer la dinámica de la botella con agua y un poco de tierra: cuando estamos activos la tierra hace que el agua este turbia y no se pueda ver nada. En cambio, cuando nos paramos, cuando hacemos el silencio, empezamos a ver cosas que no se ven y descubrimos un mundo interior.

A mí este silencio de un mes me ha permitido descubrir un montón de cosas que tengo que trabajar, corregir, modificar. Esto es entrar por la puerta estrecha: trabajarnos, construirnos a la manera de Jesús. Todos nosotros en el examen de conciencia de cada día descubrimos cosas que necesitamos ser trabajadas... si ya no hacemos ni el examen de conciencia mal vamos... Dice un proverbio chino: “ La gente se arregla cada día el cabello, ¿por qué no el corazón?”

Dejemos “la puerta estrecha” que nos habla de trabajarnos, de esfuerzo, de dedicación y vemos que dice Jesús después: “Entonces empezaréis a decirle: comíamos y bebíamos contigo y enseñabas por nuestras calles”. Él os responderá: “No sé de donde sois. Lejos de mí, todos vosotros que obrabais el mal”.

No basta con haber escuchado a Jesús (“comíamos y bebíamos...”), no basta con una cierta proximidad a Jesús (“enseñabas por nuestras calles...”), sino que hace falta la conversión y seguir verdaderamente a Jesús.

Podemos decir que Jesús cada domingo interpela nuestra libertad, cada domingo Jesús nos pide una respuesta a sus palabras, cada palabra suya es una palabra dirigida a cada uno de nosotros. ¿Cómo respondemos a Jesús? Cada domingo Jesús nos pide una cosa diferente: hoy que nuestro seguimiento sea serio radical, auténtico. Quiere que entremos por la puerta estrecha, que es la puerta de la vida verdadera, de aquí su vehemencia.

Todo esto nos trae a preguntarnos: ¿Cómo seguimos a Jesús? ¿Por el camino estrecho o por el camino ancho? ¿Es el nuestro un seguimiento donde hay esfuerzo, dedicación, trabajo, proyecto, o es un seguimiento rutinario, siempre igual, monótono? Hay que dialogar con Jesús de todo esto, no sea que llegado el momento sea a nosotros que nos diga: “No sé de donde sois”.

San Ignacio habla del infierno, una de las contemplaciones que propone es la del infierno. Evidentemente, que no centra su discurso en el infierno, pero en el último punto del Libro de los ejercicios espirituales dice una cosa bastante sensata. Viene a decir: la vida da muchas vueltas y todos pasamos por situaciones muy diversas, lo que es habitual es servir a Dios por amor, pero pueden haber momentos dónde a una persona se le haga bien haciéndole ver el peligro del infierno. No podemos olvidar que el infierno es una realidad y que forma parte de nuestro credo.

Acabo ya con la segunda lectura, la carta de san Pablo a los cristianos hebreos, donde nos dice “Hijo mío no desestimes la corrección que viene del Señor, no te canses cuando Él te reprende”. “Es por nuestra corrección que sufrimos: Dios os trata como hijos. Porque, ¿qué hijo hay que su padre no corrija?”.

Palabras que van en línea de todo lo que hemos dicho, seguir a Jesús comporta una corrección que recibimos de Dios: ya sea en nuestra plegaria, ya sea en nuestro examen de conciencia (que también es plegaria), ya sea en unos Ejercicios Espirituales el Señor nos corrige, nos dirige una palabra (a veces un susurro), una idea, una luz (a veces una lucecilla), para cambiar cosas en nuestro seguimiento del Cristo. Pregunta a hacer a Dios: ¿qué quieres que cambie de mi seguimiento?

Yo así lo he experimentado. En estos Ejercicios Espirituales, no he recibido nada de lo que esperaba recibir, pero he recibido aquello que necesitaba, y en parte, en forma de corrección. Esto es el que pasa con la vida espiritual cuando nos dejamos llevar, Dios nos sorprende, hay que dejarlo hacer, no querer controlar, porque él sabe mejor que nadie que nos hace falta en cada momento de nuestra vida.






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com