Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Dec 2017
MoTuWeThFrSaSu
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Homilia:: Ciclo C:: Domingo XXIX tiempo Ordinario : Pero cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará fe sobre la tierra?»




Domingo XXIX tiempo Ordinario : Pero cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará fe sobre la tierra?»

 
Sun, 20 Oct 2013 00:04:00

CAMINEO.INFO.-

Éxodo 17, 8-13
Sal 120, 1-2. 3-4. 5-6. 7-8
Timoteo 3, 14-4, 2
Lucas 18, 1-8


Nosotros nos cansamos de rezar, tenemos la impresión de que la oración no sirve de nada, no es útil, o escasamente eficaz. Por esto tenemos la tentación constante de dedicarnos a tareas más prácticas.

En cambio Jesús nos enseña hoy: “que tenemos que orar siempre sin desanimarnos”. Qué gran belleza y profundidad hay en estas palabras... “orar siempre sin desanimarse...”

Qué contraste: por un lado, nosotros que nos cuesta dedicar quince, veinte minutos cada día a la plegaria, y por otro lado, Jesús que nos anima, nos exhorta, hoy a cada uno de nosotros, a rezar siempre, sin perder nunca la esperanza.

Y el argumento que Jesús nos da para rezar siempre, sin perder nunca la esperanza es de lo más claro y contundente que pueda haber: si un juez injusto al final se deja convencer por el ruego de una viuda, mucho más, mucho más, Dios que es bueno y nos ama escuchará aquellos que lo invoquen. Argumento al que no le podemos poner ninguna objeción.
Pero aunque el argumento sea tan claro, a nosotros nos cuesta la oración.

¿Por qué nos cuesta la oración? Hay muchos motivos:
. El estilo de vida que llevamos (corriendo, sin pararnos, sin saber hacer silencio,...)
. Los valores del mundo (consumo, éxito, materialismo,...)
. Otros...
. Pero el gran motivo por el cual pienso yo que nos cuesta la oración es porqué hay poca fe.

Al final de este evangelio, Jesús vincula la plegaria con la fe..., al final, hablando de la oración de petición acaba preguntando Jesús: “Pero, cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará esta fe en la tierra?”

Este lazo que establece Jesús “oración-fe” nos permite decir: dime cómo rezas y te diré cómo va tu fe. La oración nace de la fe, es su fuente. Dicho al revés: la oración es una expresión de la fe. Ergo poca oración == poca fe.

Por tanto, aquí enlazaríamos con el evangelio de la semana pasada que nos llevaba a pedir el don de la fe. Parece como si la pregunta: “¿Encontrará esta fe en la tierra?” quisiera suscitar un aumento de fe por nuestra parte.

Pero, en este caso, podríamos concretar un poco más de qué fe estamos hablando. No es una fe genérica, abstracta, hablamos de fe en la bondad de Dios. El fundamento de la plegaria, el fundamento de la oración de petición, es la bondad de Dios, la misericordia de Dios. Rezamos porqué Dios es bueno, pedimos porqué Dios es misericordioso.

Jesús nos abre la puerta a una relación de confianza con Dios Padre y nos anima a transitar por este camino. ¿Es nuestra relación con Dios una relación de confianza?

La frase final del evangelio “Os digo que les hará justicia sin tardar. Pero, cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará esta fe en la tierra?”, nos habla de una realidad que hemos hablado unas cuantas veces. Nuestra fe crea un espacio para la acción de Dios. Jesús dice que Dios les hará justicia muy pronto, de Dios no duda, su duda está en nuestra fe “pero... ¿encontrará esta fe en la tierra?”. Por tanto, está vinculando la acción de Dios entre nosotros a nuestra fe.
Vuelvo a lo que decía en el inicio, nosotros nos cansamos de rezar, tenemos la impresión de que la oración no sirve de nada, no es útil, o escasamente eficaz. Por esto tenemos la tentación constante de dedicarnos a tareas más prácticas.

Este no es el camino que nos enseña Jesús. Jesús quiere que confiando en la bondad de Dios, a Él nos dirijamos siempre, sin perder nunca la esperanza.

Examinemos nuestra vida, nuestra fe, nuestra plegaria. ¡Hagámoslo! Y descubriremos que necesitamos un replanteamiento. Porqué confiamos poco en la bondad de Dios, porqué a Él nos dirigimos poco y con poca esperanza.

Por tanto, no acabamos de vivir la propuesta que hoy nos hace Jesús: confiar en la bondad de Dios, a Él dirigirnos siempre, sin perder nunca la esperanza.

Pidamos su ayuda para vivir el evangelio de hoy.






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com