Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
Dec 2018
MoTuWeThFrSaSu
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            


 
http://www.holyart.es



www
Portada:: Habla el Obispo:: Cardenal Antonio Cañizares Llovera:: San­tia­go Após­tol, Pa­trono de Es­pa­ña

5 / 5 (8 Votos)




San­tia­go Após­tol, Pa­trono de Es­pa­ña


Wed, 25 Jul 2018 19:42:00

Ce­le­bra­mos la fies­ta de San­tia­go, nues­tro após­tol San­tia­go, evan­ge­li­za­dor ar­dien­te, pa­trono de Es­pa­ña. En este día ten­ga­mos to­dos muy pre­sen­te que gra­cias a la pre­di­ca­ción, tra­ba­jos apos­tó­li­cos, es­fuer­zos, sa­cri­fi­cios y mar­ti­rio del após­tol San­tia­go, he­mos re­ci­bi­do el ma­yor don y la me­jor de las he­ren­cias, el pa­tri­mo­nio más rico e im­por­tan­te que te­ne­mos: la fe en Je­su­cris­to, la fe cris­tia­na. No sa­be­mos lo que te­ne­mos con la fe; no hay nada me­jor que pue­da ocu­rrir­nos en nues­tra vida, no hay me­jor ni ma­yor te­so­ro. La his­to­ria de nues­tra pa­tria es­pa­ño­la está ama­sa­da con la fi­gu­ra del Após­tol. Lo que­ra­mos o no, los he­chos son los he­chos, y sin la fe trans­mi­ti­da por los após­to­les ni hay Es­pa­ña, ni se pue­de en­ten­der la Es­pa­ña que hay. Ade­más, des­pués de san Be­ni­to, es en los ca­mi­nos de San­tia­go don­de sur­ge la con­cien­cia de Eu­ro­pa; ella se ha en­con­tra­do a sí mis­ma al­re­de­dor de la me­mo­ria de San­tia­go; ella ha na­ci­do pe­re­gri­nan­do ha­cia la tum­ba del Após­tol. Y en nom­bre de San­tia­go es como se evan­ge­li­za gran par­te de la Amé­ri­ca des­cu­bier­ta. Su se­pul­cro, en Com­pos­te­la, y su me­mo­ria es pun­to de con­ver­gen­cia para Eu­ro­pa y para toda la cris­tian­dad. Es mu­cho, en efec­to, lo que Es­pa­ña, Eu­ro­pa y Amé­ri­ca de­ben a San­tia­go. Lo me­jor de lo que so­mos y que no po­de­mos ni de­be­mos ol­vi­dar, ni omi­tir en nues­tras vi­das. Su le­ga­do, que es el tes­ti­mo­nio y la fe de Je­su­cris­to, es­tán en nues­tras raí­ces, en la ur­dim­bre de nues­tro ser.

Nues­tra iden­ti­dad de Es­pa­ña, la iden­ti­dad de nues­tros pue­blos, la iden­ti­dad de los pue­blos de Eu­ro­pa y la de los pue­blos de Amé­ri­ca es, en efec­to, in­com­pren­si­ble sin el cris­tia­nis­mo. Todo lo que cons­ti­tu­ye nues­tra glo­ria más pro­pia tie­ne su ori­gen y con­sis­ten­cia en la fe cris­tia­na que ha con­fi­gu­ra­do el alma de nues­tros pue­blos. Nues­tra cul­tu­ra y nues­tro di­na­mis­mo cons­truc­ti­vo de hu­ma­ni­dad, el re­co­no­ci­mien­to y la de­fen­sa de la dig­ni­dad de la per­so­na hu­ma­na y de sus de­re­chos inalie­na­bles, el pro­fun­do sen­ti­mien­to de jus­ti­cia y li­ber­tad, el amor a la fa­mi­lia y su ver­dad, y el res­pe­to a la vida, el sen­ti­do de to­le­ran­cia y de so­li­da­ri­dad, pa­tri­mo­nio todo él del que nos sen­ti­mos le­gí­ti­ma­men­te or­gu­llo­sos, tie­nen un ori­gen co­mún: la fe cris­tia­na, en cuya base se en­cuen­tra el re­co­no­ci­mien­to de la ver­dad del hom­bre y su pa­sión por el hom­bre y su de­fen­sa.

Esta ver­dad y de­fen­sa del hom­bre, de la per­so­na hu­ma­na y de su li­ber­tad, ba­ses de una so­cie­dad de­mo­crá­ti­ca y de una con­vi­ven­cia en paz, son in­se­pa­ra­bles de la fe en el Dios y Pa­dre de Je­su­cris­to, Crea­dor de todo, que ama a cada ser hu­mano por sí mis­mo, y que, en un su­pre­mo ges­to de amor, ha en­via­do su Hijo Único al mun­do para que se hi­cie­se hom­bre y com­par­tie­se en todo nues­tra con­di­ción hu­ma­na, me­nos en el pe­ca­do, en­tre­ga­se su vida por no­so­tros, y re­su­ci­ta­se ven­ce­dor de la muer­te para la sal­va­ción de to­dos. Nin­gún con­ti­nen­te ha con­tri­bui­do más al desa­rro­llo del mun­do, tan­to en el te­rreno de las ideas como en el del tra­ba­jo, en el de las cien­cias y las ar­tes, como el nues­tro. Por­que no hay desa­rro­llo ni pro­gre­so hu­mano al mar­gen de la ver­dad del hom­bre y me­nos aún en con­tra de ella. Ten­ga­mos muy en cuen­ta esto: no hay desa­rro­llo ni pro­gre­so hu­mano al mar­gen de la ver­dad del hom­bre. La ver­dad del hom­bre está en Je­su­cris­to, vis­to y oído, ex­pe­ri­men­ta­do y pal­pa­do en la his­to­ria, anun­cia­do y tes­ti­fi­ca­do por los Após­to­les. Y la ver­dad nos hace li­bres. La ver­dad del hom­bre en toda su pro­fun­di­dad y ex­ten­sión es fuen­te de li­ber­tad au­tén­ti­ca. La fe per­mi­te al hom­bre co­no­cer­se a fon­do, des­ci­frar el enig­ma de su exis­ten­cia, si­tuar­se jus­ta­men­te en su li­ber­tad. Esto, los es­pa­ño­les se lo de­be­mos a San­tia­go. A él so­mos deu­do­res de la vi­sión y apre­cio de la li­ber­tad que, lo que­ra­mos o no, en el mun­do ha ve­ni­do de la fe.

So­mos un pue­blo de raí­ces cris­tia­nas, que le han dado base y fun­da­men­to en su his­to­ria, pero que ha ex­pe­ri­men­ta­do con fuer­za los im­pac­tos de la se­cu­la­ri­za­ción y que se ha aban­do­na­do un poco –bas­tan­te– en esa fe: un pue­blo que ne­ce­si­ta, en de­fi­ni­ti­va, una nue­va y de­ci­di­da evan­ge­li­za­ción, esto es, en­ri­que­cer su for­ma­ción cris­tia­na en to­dos los ni­ve­les; un pue­blo que re­cu­pe­re el vi­gor de una fe vi­vi­da que pue­de for­ta­le­cer­se en su ac­tuar con­for­me al Evan­ge­lio y a la ver­dad más ge­nui­na del hom­bre. La me­mo­ria de San­tia­go, que no es mi­ra­da al pa­sa­do sino ca­pa­ci­dad y aper­tu­ra al fu­tu­ro, nos evo­ca nues­tro ser más pro­pio de cris­tia­nos y nues­tras raí­ces más hon­das. Vi­vi­mos una hora cru­cial en la his­to­ria, con pe­cu­lia­ri­da­des muy con­cre­tas y apre­mian­tes en­tre no­so­tros, que re­cla­ma que la Igle­sia en Es­pa­ña sea de ver­dad la co­mu­ni­dad de los cre­yen­tes con­ver­ti­dos al Evan­ge­lio de Je­su­cris­to, una Igle­sia de hom­bres y mu­je­res que crean en Dios como ori­gen y ga­ran­tía de la ple­na sal­va­ción de los hom­bres y tes­ti­fi­quen ante la so­cie­dad el va­lor li­be­ra­dor y hu­ma­ni­za­dor de esta fe. Una Igle­sia que no pre­ten­de im­po­ner­se al res­to de la so­cie­dad ni for­ta­le­cer­se con pri­vi­le­gios so­cia­les, pero que sea res­pe­ta­da en su con­di­ción.

Una Igle­sia que hon­re el nom­bre de Dios ante los hom­bres y con­tri­bu­ya po­si­ti­va­men­te a acer­car la vida hu­ma­na al Reino de Dios es­pe­ra­do; sin se­pa­rar­se de la his­to­ria y sin con­fun­dir­se con ella, sin huir del mun­do y sin con­for­mar­se con él, for­man­do par­te real­men­te de la so­cie­dad y no de­ján­do­se asi­mi­lar por nada ni por na­die. Una Igle­sia con­ver­ti­da y sos­te­ni­da por la es­pe­ran­za de una hu­ma­ni­dad jus­ta y di­cho­sa que vie­ne de Dios. Una Igle­sia que sea la trans­pa­ren­cia de Cris­to en­tre los hom­bres, os­cu­re­ci­da a ve­ces por la con­duc­ta de los cris­tia­nos, pe­ca­do­res como los de­más hom­bres. Una Igle­sia orien­ta­da toda ella al anun­cio del Evan­ge­lio de la ca­ri­dad y la ale­gría a los hom­bres y mu­je­res de nues­tro tiem­po, exal­ta­dos por la es­pe­ran­za pero a la vez per­tur­ba­dos con fre­cuen­cia por el te­mor, la an­gus­tia, el des­alien­to o el de­sen­can­to.

Quie­ro re­cor­dar aquí aque­llas es­ti­mu­lan­tes pa­la­bras del Papa san Juan Pa­blo II en su pri­me­ra vi­si­ta apos­tó­li­ca a Es­pa­ña, como si es­tu­vie­ran di­ri­gi­das hoy di­rec­ta­men­te a no­so­tros: “Es ne­ce­sa­rio que los ca­tó­li­cos es­pa­ño­les se­páis re­co­brar el vi­gor pleno del Es­pí­ri­tu, la va­len­tía de una fe vi­vi­da, la lu­ci­dez evan­gé­li­ca ilu­mi­na­da por el amor pro­fun­do al her­mano. Para sa­car de ahí fuer­za re­no­va­da que os haga in­fa­ti­ga­bles crea­do­res de diá­lo­go y pro­mo­to­res de jus­ti­cia, alen­ta­do­res de cul­tu­ra y ele­va­ción hu­ma­na y mo­ral del pue­blo. En un cli­ma de res­pe­tuo­sa con­vi­ven­cia con las otras le­gí­ti­mas op­cio­nes, mien­tras exi­gís el res­pe­to a las vues­tras”.






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO




SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com